A penas entre cinco y siete años de prisión fueron condenados seis de los integrantes de la banda delincuencial ‘Los Corredores’, comprometida en la comercialización y expendio de droga en mayores y menores cantidades, en el oriente de Neiva.

Las penas fueron ‘negociadas’ por los delincuentes y sus abogados defensores con la Fiscalía Fiscalía108 Especializada contra las Organizaciones Criminales y avaladas por el Juez Segundo Penal Especializado de Neiva con Funciones de Conocimiento.

 

El preacuerdo fue firmado por Luis Orlando Pérez, alias ‘El Tuerto’; Yilber Andrés Narváez Sunce, alias ‘Yiber’; Juan Ricardo Heredia, Alfonso Heredia Escobar, alias ‘Leña’; Mauricio Vargas Rocha, alias ‘Mico’ y Oscar Javier Morales Ramírez, alias ‘Oscar’.

Los seis decidieron aceptar los delitos de concierto para delinquir agravado y tráfico, fabricación y porte de estupefacientes, que les imputó el fiscal.

Tras la aceptación de los cargos, Pérez fue condenado a siete años de prisión por ser el coordinador de la distribución y expendio de la droga en la Comuna Diez de la capital huilense; Narváez Sunce deberá pagar seis años y ocho meses de cárcel; Heredia sentenciado a seis años y dos meses de prisión, mientras que Heredia Escobar, Vargas Rocha y Morales Ramírez deberán pagar una pena de cinco años y cuatro meses de prisión.

La ‘empresa criminal’, estaba conformada además por Jennifer Montealegre Jurado, alias ‘La Morocha’; Alberto Oviedo Escarpeta, alias ‘El Negro’; José Ignacio Hernández, alias Ignacio’; Ismenia Navarrerte Hernández, alias ‘La Gorda’; Carolina Losada Peña, alias ‘Carolina’; Suldery Chica Orjuela, alias ‘La Flaca’; Wilmer Gutiérrez Duero, alias ‘Verde’; Luis Eduardo Vargas Carreño, alias Neneco’;María Angélica Losada Peña, alias ‘Ángela’; Aminta Nárvez Sunce, alias ‘Aminta’ y Alfonso Herida. Ellos afrontarán el juicio oral en su contra.

La operación que puso fin a la banda delincuencial se desarrolló en los barrios Las Palmas, Villa Magdalena, Miraflores, ‘Álvaro Uribe’, Canaima y San Miguel Arcángel, entre otros sectores, de la capital opita el 9 de febrero de 2018 por efectivos de la Sijin d ela Policía Metropolitana de Neiva.

 

Droga desde San Vicente

La investigación, que duró varios meses, permitió a los efectivos establecer como se ‘movía’ la banda entre San Vicente del Caguán y la capital huilense, para distribuir la droga en las denominadas ‘ollas’.

Los trabajos de inteligencia, sumados a las interceptaciones telefónicas y vigilancia, establecieron que la banda estaba liderada por alias ‘Martha’ “encargada” de enviar la base de coca desde la población sanvicentuna a Neiva.

Los investigadores dejaron al descubierto que alias ‘El Negro’ y ‘Jenny’, recibían el alcaloide en el barrio Las Palmas en la Comuna Diez de la capital huilense. “Repartían la sustancia a los líderes de los expendios”, manifestó el fiscal al Juez Segundo Penal Municipal de Neiva con Funciones de Garantías, en las audiencias de legalización de captura, imputación y solicitud de medida de aseguramiento.

Precisó que los expendios eran manejados por alias ‘Ángela’, ‘Neneco’, ‘La Gorda’, ‘El Tuerto’, ‘Aminta’, ‘Leña’, ‘Leñita’, ‘Mico’, ‘Oscar’, ‘Ignacio’, ‘Yilber’ y ‘Carolina’, quienes tenían como contacto a alias ‘Wilmer’.

El funcionario judicial señaló que alias ‘Martha’ y su compañero sentimental alias ‘Arley’, se encargaban de cultivar la coca en San Vicente del Caguán, prensarla, alistarla y enviarla a Neiva.

 

Policía les cobraba para dejarlos ‘trabajar’

Exigencias económicas a la líder de la banda de microtráfico ‘Los Corredores’, para dejarla distribuir y comercializar los estupefacientes en las ‘ollas’ en el sector de Las Palmas, hacia el patrullero de la Policía Metropolitana de Neiva, Wílmer Gutiérrez Duero.

Las pruebas técnicas y las declaraciones de testigos, llevaron al uniformado a confesar su responsabilidad y llegar a un preacuerdo con la Fiscalía 108 Especializada, que terminó avalado por el Juez Tercero Penal Especializado de Neiva con Funciones de Conocimiento.

El togado condenó Gutiérrez Duero a la pena de cuatro años y seis meses de prisión, como coautor del delito de concierto para delinquir agravado y autor de delito de concusión. “Es claro que el comportamiento de Wílmer Gutiérrez Duero, puso en peligro de forma cierta y sin causa que lo justificara, los bienes jurídicamente protegidos por el legislador…”, dijo el juez en la sentencia.

Comentarios