Jorge Luis Salcedo Restrepo

VENTANA MEDICA

JORGE LUIS SALCEDO RESTREPO

Aruz2050@yahoo.com.co

 

Dentro del Plan Nacional de Desarrollo existen muchas cosas que no me cuadran, o, no nos cuadran a los médicos en general. Lo más importante es que dentro del engranaje de funcionamiento de la medicina y la salud en el país no son los médicos ni el personal paramédico los más importantes, por el contrario son los técnicos administrativos y ayudas como la telemedicina, y otros. No sé quién le vendió la idea al gobierno que la telemedicina es la solución a todos los problemas por falta de conectividad en zonas cercanas, o, alejadas del centro del país. Se nos daba en Cali en un congreso sobre Atención Básica Primaria una charla por uno de los contratistas del Gobierno, para el diseño en programas de salud, en el que los neurólogos, o, neurocirujanos podían a través de telemedicina solucionar un problema. Yo me puse a discutir con compañeros de congreso y lo que vi era que nos estaban tratando de meter los dedos en la boca y engañar a los ciudadanos con “contratos chimbos” carísimos, multimillonarios, como hacen los genios de la Fiscalía General de la Nación con personajes femeninos siniestros (amiguita de Iguarán) a los cuales le pagaron miles de millones de pesos por el trabajo de otros.

En fin, a quién se le ocurre que un neurólogo haga un dictamen por telemedicina y responda por ese dictamen así exista como intermediario un médico general, que le reporte datos. ¿Qué pasaría si el paciente fallece por un error?

Las demandas médicas hoy en día también se dan por perdidas, si el profesional médico da un concepto, concejo u opinión por escrito en un papel, en un medio electrónico como WhatsApp, o, visual grabado en video por telemedicina. Cuidado pues colegas míos con dar conceptos sin ver pacientes. Esto les puede acarrear la pérdida del cartón, o, del título profesional y unos años de cárcel, más pérdida de varios millones de pesos.

No le coman cuento al gobierno pues nadie los va a respaldar, ni éste ni otro gobierno, pues las leyes son más drásticos para los profesionales de la medicina.

Señores médicos exijan los mismos derechos que tiene un profesor, militar, empleado del Inpec, Banco de la República y exijan contratos a término indefinido, pues la razón u objeto de la misión es la de hacer cumplir con la misión y el objeto social de la entidad hospitalaria, clínica, E.P.S. I.P.S, o como se le quiera llamar. Pero por favor que cumplan con las órdenes de la Procuraduría General de la Nación, a quien todos se la quieren pasar por la faja.

 

 

Comentarios