Algeciras es uno de los 243 municipios del país donde se cumplen operaciones de desminado humanitario. Foto: Sergio Reyes

Lucía Sánchez

huila@lanación.com.co

Avanza el desminado humanitario en el país y con ello se les da paso a las comunidades rurales, para reactivar la producción agrícola en territorios antes contaminados por artefactos explosivos.

Algeciras es uno de los 243 municipios de 13 departamentos del país donde se cumplen operaciones de desminado humanitario. Allí, en la vereda Las Perlas, la organización Campaña Colombiana Contra Minas, CCCM, entregó la semana anterior cuatro áreas libres de sospecha de artefactos explosivos que completan nueve zonas despejadas en el territorio municipal.

La Territorial Caquetá-Huila de la Unidad para las Víctimas, junto al Ministerio Público, acompañó la entrega por parte de dicha ONG, de 8.426 metros cuadrados correspondientes a cuatro áreas en diferentes sectores de la vereda.

Según la Organización CCCM que labora en el desminado humanitario del municipio, de las 69 veredas que tiene la ‘Despensa Agrícola del Huila’, 59 están libres de sospecha de contaminación por Minas Antipersonal (MAP), Municiones sin Explotar (MUSE) y Artefactos Explosivos Improvisados (AEI). Las 10 veredas restantes tienen sospecha de contaminación, “y ahí es donde continúa la tarea.”

“Operaciones de estudios no técnicos, que consisten en recorrer todas las veredas e indagar sobre posible contaminación, arrojaron ese resultado. Además, van 9 áreas despejadas con técnica manual en el municipio, de las cuales 8 se han entregado a sus dueños, quienes las van a reactivar a la vida productiva, 1 área queda pendiente por conceder, y están próximas por despejar 25 áreas”, indicó Gerardo Vargas, enlace comunitario de la Campaña.

Y es que Algeciras es una de las poblaciones con mayor afectación por el conflicto armado colombiano en Huila, cuenta en el Registro Único de Víctimas con 4.537 personas registradas, equivalente al 18,5% de la población total, 26 de ellas relacionadas con el hecho victimizante de minas antipersonal, según la Unidad para las Víctimas.

Por lo anterior, en el municipio, hoy están siendo descontaminados los territorios que por años fueron vetados para la movilidad y producción agrícola de las comunidades rurales, por el temor de los artefactos explosivos instalados durante el conflicto armado.

Basilio Arias Ávila, personero de Algeciras, expresó que la población algecireña no puede desaprovechar el privilegio de ser priorizada en el Huila, asimismo exaltó la labor de la ONG, Campaña Colombiana Contra Minas, que continúa trabajando para devolverle la tranquilidad a la comunidad rural del municipio.

“Reconozco la actividad de Campaña Colombiana Contra Minas, entiendo la magnitud del ejercicio que demanda toda la atención y el cuidado para que la meta sea desminar todo, porque eso nos da confianza. No podemos desperdiciar esta oportunidad, y hay que hacer valer ese privilegio que tenemos de ser un municipio priorizado en el Huila, aunque hasta ahora no veamos las ventajas de esa condición, a futuro tendrá que servir esa priorización, el reto es grande”, subrayó el funcionario.

Por su parte, Álvaro Jiménez, director de la Campaña Colombiana Contra Minas, indicó que Algeciras es un municipio ejemplar de cómo ha cambiado la situación en aquellas regiones donde el conflicto estuvo afectando y limitando la vida de los pobladores.

“Algeciras fue seleccionado como uno de los municipios a intervenir en materia de despejar los territorios que estaban contaminados por artefactos explosivos. La Campaña Colombiana Contra Minas ha avanzado de manera significativa en el lugar, hemos concluido la etapa de los estudios no técnicos en las 69 veredas que componen la jurisdicción, y continuamos limpiando los residuos de la guerra”, puntualizó.

El director de la CCCM, además resaltó la entrega de cuatro nuevas áreas libres de contaminación la semana anterior. “Entregamos cuatro áreas despejadas en la vereda Las Perlas de Algeciras para que puedan ser nuevamente cultivadas por los campesinos, en una de estas áreas hace seis años el señor Miller Caicedo, fue afectado por un explosivo y sufrió la mutilación de una pierna, hoy él ve con satisfacción que el predio donde tuvo el accidente está libre de minas”, señaló Jiménez.

Finalmente, el Director recalcó que la ONG continuará haciendo el desminado humanitario en el municipio de Algeciras “donde aún tenemos unas áreas por despejar, pero cada vez estamos más cerca de darle fin a esta tarea en el municipio.”

En Algeciras, la Campaña ha optado por integrar en su equipo a personas de la misma región, para generar un mayor grado de confianza entre las comunidades en el suministro de información sobre las áreas contaminadas por minas. La estrategia se ha implementado en los departamentos de Meta, Putumayo, Cauca, Cundinamarca y Antioquia donde la organización también adelanta operaciones de desminado humanitario.

Brigitte Estrada Montaño de 23 años de edad, es una algecireña que desempeña el rol de supervisora en la Organización. La joven manifiesta sentirse muy complacida de aportar a devolverle la tranquilidad a la tierra que la vio nacer. “Lo que queremos es entregarle a la comunidad de Algeciras zonas libres de sospecha de artefactos explosivos y que ellos puedan retornar a esas áreas a hacer uso de sus terrenos productivos”, expresó la huilense.

2.jpeg
En la vereda Las Perlas de Algeciras, hay cuatro nuevas áreas libres de sospecha de artefactos explosivos.

En Colombia

Si bien las organizaciones encargadas de desminado resaltan que se ha avanzado en el proceso, aseguran que es necesaria una mayor presencia del Estado donde hay minas antipersonales para cumplir con la meta de que Colombia esté libre de sospecha de tales artefactos.

De acuerdo con Descontamina Colombia, la entidad estatal que se encarga del desminado humanitario y que pertenece a la Oficina del Alto Comisionado para la Paz, al 31 de julio de 2019, se han registrado 11.769 víctimas por minas antipersonal y munición sin explosionar, siendo 2006 el año más crítico, pues se presentaron 1228 víctimas, el mayor número en toda la historia de Colombia. En la última década, la tendencia ha venido cayendo, con excepción del año 2012, hasta ubicarse en 2016 en niveles que no se presentaban desde el año 1999. En lo corrido de 2019, se han presentado 72 víctimas.

Esta problemática ha dejado heridas al 80.5 % (9473) de las víctimas y el 19.5 % (2296) personas han fallecido a causa del accidente, es decir, 1 de cada 5 víctimas muere. Por otra parte, Colombia ha sido uno de los países del mundo con mayor cantidad de víctimas de la fuerza pública y esto ha significado que del total de víctimas, el 61 % han sido miembros de la fuerza pública y el 39 % restante, corresponde a civiles.

3.png
Descontamina Colombia: Con corte al 31 de julio de 2019, víctimas de MAP y MUSE.
4.png
Descontamina Colombia: Con corte al 31 de julio de 2019, víctimas de MAP y MUSE.

Para destacar

Con 242 personas, el Huila ocupa el 14 lugar entre los departamentos del país con mayor número de víctimas por Minas Antipersonal (MAP), Municiones sin Explotar (MUSE) y Artefactos Explosivos Improvisados (AEI).

La Campaña Colombiana opera en Algeciras desde hace tres años y hace presencia además en seis municipios priorizados en el país, en articulación con Descontamina Colombia. Con su labor, más de 280.000 personas han sido sensibilizadas en educación en el riesgo de minas, y más de 55.900 metros cuadrados han sido despejados. Su trabajo es posible gracias a la articulación institucional y la cooperación internacional de países como Alemania, Estados Unidos y Suiza.

 

Comentarios