El anuncio de la reapertura parcial de la vía nacional se dio ayer tras una visita de inspección del Gobernador del Huila a la zona.

A partir de hoy al medio día, se habilitará el pasó a un carril para todo tipo de vehículos por la vía nacional entre los municipios de Gigante y Garzón, la cual comunica hacia el centro y sur del país. El anuncio hecho por el gobernador del Huila, Carlos Julio González, tras su visita de inspección ayer a la zona, se da antes de la fecha establecida en el Plan de Acción trazado por el mandatario desde el día cero de la emergencia vial y que estaba presupuestado para 21 días, la primera fase de rehabilitación del tramo se realizó en 17.

Durante la inspección a la vía Bengala como es llamada, González Villa estuvo acompañado de delegados del Instituto Nacional de Vías, la Agencia Nacional de Infraestructura, la Fuerza Pública, la Corporación Autónoma Regional del Alto Magdalena, la CAM, la Cámara de Comercio de Neiva, veedurías ciudadanas y transportadores, así como de las empresas Enel-Emgesa y Masseq.

“Les podemos decir a los huilenses que cumplimos lo que habíamos prometido. Se ha logrado la meta bajo los principios de unidad regional, de la eficacia, del trabajo articulado, de la mano del Gobierno nacional y las autoridades regionales”, expresó el gobernador González Villa.

La emergencia

El pasado 18 de julio se presentó el  deslizamiento de una parte de la banca en el kilómetro 21 de la vía nacional, sobre el tramo entre los municipios de Gigante y Garzón.

En el evento, hubo unos 30 metros de longitud de desprendimiento de la banca, pero además, las aguas de la represa El Quimbo socavaron la vía a lo largo de 160 metros, lo que amenazaba con terminar de derribar todo ese tramo. Por lo que las autoridades decidieron cerrar totalmente el paso por esta vía para evitar una tragedia.

Tras la emergencia se habilitaron las vías alternas, Garzón – El Agrado – Pital – La Plata y Garzón – Zuluaga – Gigante, la una se habilitó para tráfico pesado y la otra para el liviano, respectivamente. No obstante, estas vías no están en óptimas condiciones y sumado a eso el clima estaba haciendo estragos, por lo que los trayectos aumentaban hasta dos y cuatro horas, lo que estaba generando graves pérdidas económicas a los transportadores, por el incremento en los costos de operación. Ello llevó a un anuncio de paro, que finalmente se conjuró con los compromisos que adquirió el Gobierno Departamental y que hoy están permitiendo que en parte se habilite la vía.

En tiempo record

Esta emergencia vial nacional logró superarse en un tiempo récord, aunque se había presupuestado para arreglarse en 21 días, se pudo habilitar un carril para el paso de todo tipo de vehículo, cuatro días antes de lo previsto. “Lo logramos y es producto de la articulación con las entidades y de la generación de un plan de trabajo trazado desde el día cero, que se cumplió a cabalidad”, dijo el Gobernador del Huila.

Según la Gobernación del Huila, la empresa Enel-Emgesa cumplió con lo pactado y su compromiso en lo correspondiente a la solución A, para rehabilitar el paso vehicular en el kilómetro 21, para lo cual utilizó tecnología e ingeniería de punta internacional, nacional y regional. Ahora, continúa la Fase B de la solución para la rehabilitación total. Esta semana, Enel-Emgesa presentará los estudios y diseños para continuar en el trabajo de rehabilitación plena de la vía Bengala.

“Ya hemos adelantado algunas actividades, y posteriormente revisaremos cuáles serían las condiciones adicionales que se necesitan para poder restablecer el segundo carril”, indicó el ingeniero Julio Santafé, de Enel-Emgesa.

En Pericongo

El Gobernador confirmó también que esta semana inician los trabajos de rehabilitación en el puente El Diablo, en el sector de Pericongo para rehabilitar la calzada y dar doble flujo vehicular, obras que tendrán una duración de 45 días.

Reparcheo

Asimismo, se anunció que la Gobernación del Huila, Invías y empresarios, realizarán en coordinación con la Policía y el Ejército un reparcheo en los puntos críticos de la vía nacional. Inicialmente se realizará en la vía Campoalegre-Garzón. Esta semana se definirá el plan de movilidad, equipos y personal que participarán de las tareas de intervención.

“Es claro que no podemos esperar más a Aliadas, nos toca a nosotros intervenir ya. La ausencia de mantenimiento por parte de Aliadas es evidente, no podemos esperar más”, subrayó el gobernador González Villa.

 

 

 

 

 

 

Comentarios