Nuevamente Atlético Huila resultó goleado y humillado, esta vez su verdugo fue Deportivo Pasto, que había tenido un inicio de temporada muy regular, ubicándose en los últimos lugares de la tabla, pero aprovechó ayer y se dio un festín con el descolorido conjunto huilense. El marcador quedó 4-0 en Ipiales por la sexta fecha.

Esta fue la segunda goleada y la segunda derrota para los opitas. En la cuarta jornada, también Atlético Nacional goleó al conjunto ‘auriverde’ 4-1. Un panorama gris para el equipo de Neiva, que debe sumar si quiere salvar la categoría.

En Ipiales, no hubo nada, solo un equipo sin ideas, desordenando y con una pésima defensa. Mientras Pasto generó muchas opciones claras, y pudo anotar mucho más. El primero tan solo tardó 1 minuto y 18 segundos en llegar, Franco Boló envió un centro que aprovechó el delantero Carlos Hidalgo enviando el balón al fondo de la red.

La única opción de los opitas en la primera parte, llegó por cuenta de Yilton Díaz, que remató dentro del área, pero Carlos Bejarano ahogó el grito de gol.

Y como Huila no hizo, los vio hacer, pues continuaron los goles de los pastusos, el segundo tanto llegó gracias a un tiro de esquina de  Víctor  Giraldo que aprovechó Geisson Perea y con un  cabezazo venció a Geovanni Banguera, dejando el marcador 2-0.

El tercer gol el conjunto ‘volcánico’ fue obra de Nicolás Roa, quien sin despeinarse sentenció de cabeza, marcando un gol más para el equipo pastuso. Con el 3-0 los equipos se fueron a los camerinos, los opitas, dirigidos por Dayron Pérez, mientras Jorge Luis Bernal observaba desde la tribuna, abandonaron cabizbajos el terreno de juego.

Llegó el segundo tiempo y Huila salió a buscar al menos el descuento, por medio de Bayron Garcés, pero ni siquiera eso alcanzó, careció de profundidad y claridad, se fue en ceros de Ipiales, con el sabor amargo de la derrota. El cuarto y último gol ocurrió al minuto 62, Roomesh Ivey envió la pelota al fondo de la red.

 

 

Preocupante panorama

Si el descenso se definiera ya, sin duda Huila se iría de la Primera División junto a Rionegro, pero afortunadamente quedan 14 fechas por disputarse, es decir 42 puntos en disputa, una oportunidad para salvarse, aferrarse a la categoría y no decepcionar más a la hinchada que reclama a los jugadores “sudar más la camiseta”. Huila es el equipo que más goles ha recibido, 13 son los tantos que le han propinado a la escuadra opita.

Hagamos cuentas, los huilenses tendrán 7 juegos en condición de local, donde solo han logrado hasta ahora una victoria (3-2), que se dio en la primera fecha ante La Equidad.  Un empate (2-2) ante Cali e igualó (1-1) ante Millonarios. El siguiente duelo en casa, será ante Cúcuta Deportivo que ocupa la décima posición con 8 unidades, luego Tolima, Junior, Rionegro, Envigado, Bucaramanga y Medellín serán los rivales de los opitas en el ‘Plazas Alcid’. Serán 21 puntos que tendrá que luchar Huila en casa si quiere librarse del descenso.

Fuera de casa, las cuentas son las mismas, solo que los rivales a vencer serán Alianza Petrolera, Tolima, Boyacá, América, Santa Fe, Once Caldas y Jaguares. ‘El Cacique’ Bernal tendrá mucho para analizar, replantear y mejorar para que el conjunto ‘auriverde’ no solo gane de local, sino también de visitante, donde el panorama no es nada alentador. No logró vencer a Unión Magdalena en Santa Marta, salió goleado por Nacional del ‘Atanasio Girardot’ y como si fuera poco, Pasto ayer aumentó la mala racha. Son ocho goles los que le han encajado al equipo del estratega ibaguereño.

Comentarios