Un próximo duelo se acerca y todos, hinchada y prensa deportiva se preguntan si Atlético Huila estará listo para ganar tres puntos y luchar por mantener la categoría, pues para nadie es un secreto que los opitas se encuentran en zona directa de descenso y que los últimos resultados no dejan vislumbrar un futuro esperanzador para el cuadro ‘auriverde’.

El partido será en condición de visitante, irán al estadio ‘Daniel Villa Zapata’ donde en juego adelantado por la fecha 8 de la Liga Águila se medirán con Alianza Petrolera, rival directo en el descenso, solo tiene un punto más y se ubican detrás de los opitas que tienen el segundo lugar en la tabla con 121 unidades escoltando a Águilas Doradas, el primero llamado a descender.

Pocos aficionados acompañaron a los huilenses en Ipiales, uno de ellos fue Jesús Alberto Escobar, líder de la barra Alta Tensión Sur, que presenció bajo el intenso frío la goleada que Deportivo Pasto le propinó al Huila. “Realmente es bastante preocupante esta situación, no solo para nosotros como barra, sino para todos los demás seguidores, ya nosotros no sabemos qué más decir, nuestro equipo fue muy flojo. Ya es hora que el señor presidente junto con los demás directivos nos digan qué está pasando y que se concienticen porque hay jugadores que no están dando todo en la cancha, porque esto no puede seguir pasando”.

Sin embargo, los aficionados guardan la esperanza que bajo el mando del entrenador Jorge Luis Bernal, vuelvan los puntos y se ahogue el descenso.  “Es una persona con experiencia y esperemos que saque el equipo adelante”.

Pero para los periodistas deportivos, el panorama no es nada alentador. “El momento actual de Atlético Huila es consecuencia de las malas decisiones administrativas, creo que el señor Juan Carlos Patarroyo vive de equivocación, en equivocación, mete un técnico, saca otro, los jugadores que contrataron no dan la talla, falta compromiso, lealtad con la camiseta y eso se ve cada vez que salen a la cancha. El cáncer del equipo tiene nombre propio, el presidente Patarroyo puede ser buen administrador, porque le paga al día a los jugadores, pero se equivoca a la hora de sacar técnicos, no deja que los procesos fluyan, no deja que la propuesta de un estratega tenga continuidad y así es muy difícil. Es triste porque estamos en zona de descenso directo y es preocupante”, expresó Jhon Jairo Bermúdez, periodista de La Tribuna  y Combo Deportivo Cararol Radio.

“Los jugadores juegan sin alma, no se sabe qué pueda estar pasando, pero deja mucho qué pensar el profesionalismo de estos jugadores, ellos deben jugar bien porque para eso es que los han contratado. Esperamos que con la llegada de Bernal esto cambie por el bien del departamento, de la institución y sus hinchas, porque hoy por hoy, Atlético Huila es un desastre”, añadió.

Por su parte, Jhon Jairo Bobadilla, periodista de HJ Doble K, dijo que “terminamos humillados ante Pasto y se vienen dos rivales directos como Alianza Petrolera y Cúcuta, ojalá dejen trabajar al técnico y no lo pongan a experimentar tanto con los juveniles y se apoye en los jugadores de experiencia porque el único objetivo es mantenerse en la Primera División. Esperamos que con trabajo y disciplina el equipo pueda salir de esta mala racha, porque si en las siguientes cinco fechas el Huila no levanta cabeza estaría condenado a desaparecer, ir a la B y quien sabe cuándo pueda regresar”.

“Un equipo de barrio”

Hace seis meses, estas fueron las palabras del presidente del club opita Juan Carlos Patarroyo, cuando el equipo inició la primera temporada solo con 3 puntos en cinco fechas: “no teman, si yo como presidente que llegué hace siete años a pelear descenso, hubiera tenido miedo, estuviéramos en la segunda división hace rato. La premisa siempre ha sido: no temer, confiar en Dios y trabajar. El equipo se puede sacar adelante, tengo fe en que no vamos a descender”, ahora muchos se preguntan, si aún “no hay que temer”.

Algo muy distinto opinó, Carlos Vargas, periodista del Combo Deportivo Caracol Radio, que argumentó porqué es “impresentable querer estar en la categoría A”.

“Hoy el Atlético Huila está recogiendo lo que ha sembrado el presidente, quien se dedicó a presidir el equipo con soberbia y tiranía, esas actitudes lo llevaron por mal camino y a tomar decisiones que hoy lo dejan en evidencia ante la cruda realidad deportiva del equipo.  En 6 años, 7 meses y lo que va corrido de agosto, es decir, en 2.423 días que lleva como presidente, el señor Patarroyo, ha contratado 14 entrenadores, de acuerdo a esto, cada 173 días ha cambiado de técnico, sin duda alguna, resulta impresentable querer estar en la categoría A, si el dueño del Atlético Huila, lo maneja como equipo de barrio”, dijo.

Además, agregó que “otro de los desaciertos es que quiso ser presidente y entrenador, y ahí están las consecuencias de su mal proceder.  En lugar de rodearse y asesorarse con gente de experiencia que le ayudará a crecer como dirigente en el fútbol, el ingeniero Patarroyo se dejó llevar por sus propios egos los mismos que hoy tienen al Atlético Huila descendido”.

Comentarios