Y para despedirme momentáneamente de ustedes, pero esperando verlos este próximo jueves 29 de agosto en el Centro de Convenciones José Eustasio Rivera a las 6:30 p.m quiero entregarle los mejores 44 consejos que he recibido como empresario, que he dado a empresarios y que he podido ver que sí se aplican, usted y su empresa estarán en una era maravillosa y de nunca terminar, se convertirán en neuroempresarios y sus empresas serán verdaderas neuroempresas.

Gracias al Grupo Informativo La Nación, por esta bellísima oportunidad de compartir con ustedes.

Soy Gustavo Guerra, tengo 44 años y estoy casado con Johanna, padre de las 3 bendiciones más grandes que Dios me dio, Luna María de 14 años, Valentina de 9 años y Paloma de 20 meses, ellas son mi  inspiración, gracias a ellas consolide mi amor a conocer el cerebro pues el querer entenderlas (más a las mujeres lo cual no es fácil jajajaja) fomento mi interés en profundizar en neurocomunicación, neuropsicopedagogía, neurocomportamiento y neuroaprendizaje y todo lo que se relacione al mundo maravilloso del cerebro, apasionado del buen marketing, de las ventas sustentadas y sostenibles y de profesión vendedor, orgullosamente vendedor donde ratifico que las ventas no son una actividad, las ventas son una profesión y todos los días debemos prepararnos más y mejor. 

Gracias por haber leído estas letras que con tanto amor preparé para usted y sin más recuerde que su empresa fue alguna vez esa semilla que usted sembró y que con el pasar del tiempo y su ilusión fue creciendo gracias a los cuidados y el abono entregado, recuerde que fueron muchos los momentos que ese pequeño y frágil árbol, así como su empresa estuvieron a punto de caer y desaparecer, pero usted no se rindió, usted siguió adelante y hoy, hoy ya es una empresa que pudo sobrevivir a una de las etapas más difíciles, salir adelante, pero no se siente a esperar que los frutos lleguen por si solos, pues usted debe seguir cuidándola y tratando al máximo que sus raíces se afiancen y se arraiguen más y más fuerte al piso para que no haya una tormenta que la destruya o las malas intenciones de alguien que quiere cortarla, eso es un árbol y eso es una empresa, algo de nunca terminar, por eso:

  1. Pinte las paredes de su empresa con colores vivos y expresivos, le sugiero visite en internet significado de los colores.
  2. Diseñe o asesórese de los olores que van de acuerdo a su core de negocio, a lo que hace y lo que vende, esto es una relación directamente proporcional al mensaje entregado.
  3. Mantenga dulces de cacao o chocolate en lo ideal para las personas que visitan su empresa, tienen un poder sobre el cerebro que ayuda a tomar la decisión de la compra.
  4. Entregué un café, agua aromática o agua normal a todos sus visitantes, son estrategias que generan retención y que aumentan el placer cuando sé está en un lugar determinado.
  5. Coloque música en su empresa a un volumen moderado, música alegre, música que lleve a generar emociones duraderas y placenteras y si poseen letra, que sean inspiracionales y con mensajes profundos y si es solo instrumental algo motivacional con buen ritmo y audiblemente que genere conexión.
  6. Quite los títulos, los doctoritís, los largos espacios que separan las personas es decir cargos rimbombantes, cartones que no se usan y distancias que impiden trabajar en equipo.
  7. Si su empresa es de ventas y se sustenta por las ventas, que todo su personal sea responsable de ellas, desde el vigilante, la secretaria, la persona de aseos generales, la bodega y todos los cargos, cuando solo le entregamos esta responsabilidad a los comerciales la venta solo la sufre y la trata de mantener estas personas, diseñe premios o algo simbólico por llegar a las metas, se dará cuenta que los primeros vendedores y consumidores serán ellos.
  8. Toda su empresa debe tener radares de cómo está funcionando la empresa, cifras, datos y hechos, radares por todas partes donde nos vemos en cifras, datos y hechos.
  9. Construya retahílas, cantos, trovas, canciones sonoras, un himno a su labor, a lo que hace su empresa, así como la canción de “los pollitos” sigue tatuada en nuestro cerebro, tatué también sus retahílas en los cerebros de ellos.
  10. Use rituales para las celebraciones, para los premios, para los reconocimientos, premie su gente, con un libro, una pizza, un dulce, estimule su cerebro, que se sientan reconocidos por el puesto de trabajo más limpio, por la llegada más temprana, por el referido, por la idea, por hacer que pasen las cosas que ya no se ven o que simplemente se volvieron paisaje feo y seco.
  11. Cada mes invite sus mejores 10 clientes a sus oficinas a almorzar, pídales ideas, sugerencias, consejos de cómo quieren ver su empresa, allí se encuentran los mejores gerentes de mercadeo que no quieren dejarlo, pero quieren ser más consentidos por usted.
  12. No deje de un lado los hijos de sus clientes, recuerden que ellos serán sus futuros compradores, diseñe espacios para ellos, sensaciones y experiencias, momentos inolvidables, sea una empresa de momentos especiales no de productos y de servicios.
  13. Escoja una persona de cada departamento cada trimestre y haga el comité de innovación entréguele la oportunidad que sea miembro de la construcción de su empresa en un buen futuro.
  14. Sea visible con su empresa y las redes sociales Twitter, LinkedIn, Facebook, Instagram y Whats App, ya la forma de buscarlo a usted y a sus servicios ha cambiado, todo esta a un click.
  15. Tenga un canal de YouTube y mantenga informados a sus empleados y sus clientes de lo que pasa, recuerde que la gallina cada que pone un huevo lo cacarea.
  16. Concéntrese en saber que dolores quita su empresa, que dolores evita, como usted evita el sufrimiento y el tener cargos de conciencia, si usted logra hacer eso, Yo como cliente lo elegiré, pues siempre buscamos evitar dolores. Si hace esto estimulara sus endorfinas.
  17. Indague que placeres busca la gente, mire si su producto los cubre, mire que placeres le hace sentir a sus clientes y cada vez más, grítelo más fuerte, pero ante todo hágale sentir este placer a sus clientes internos y externos.
  18. Siempre sea consciente que sus productos deben ahorrarles esfuerzos a sus clientes, usted y su empresa deben hacer las cosas fáciles, deben tratar al máximo de minimizar tanto proceso, tanto enredo, tanto protocolo para adquirir algo, al cerebro le gustan las cosas fáciles y comprensibles.
  19. Sea el primero en hablar de la novedad, el primero en sorprender, el primero en dar él primer golpe, eso estimula la noradrenalina.
  20. Recompense sus clientes internos y externos, recuerde que no todo es precio, ofertas, descuentos, 12 de 14 y todo lo económico que se le está pasando por la cabeza, premie con algo simbólico, pero hágalo y recuerde hágale la vida fácil a sus clientes internos y externos, eso estimula la dopamina.
  21. Enseñe cosas a sus clientes, diseñe procesos donde usted sea un profesor, dígale como adaptarse a los cambios que este mundo ofrece y háblele en un lenguaje comprensible, recuerde que, si su estrategia la puede entender un niño de 10 años, la podrá entender cualesquiera al que se lo comunique, así podrá estimular su acetilcolina.
  22. Lleve a que sus marcas y productos le permitan ver un mejor futuro al cliente, un futuro prospero, libre, feliz, seguro, cuando llevas a tus clientes a ver cosas en el futuro agradables les estimulas la serotonina o ¿cuándo has visto las rifas o juegos de azar vacías?

www.gustavoguerra.com.co  – www.clubdelaprendizaje.com 

 


 

 

 

 

Comentarios