Por diversos sitios de Texas un hombre que aún no ha sido identificado emprendió un tiroteo que dejó como saldo 5 muertos y 21 heridos. El atacante fue abatido por la Policía en una zonas de multicines.

Entre las víctimas hay dos agentes de policía y, según ha confirmado un hospital a CNN, también un bebé de 17 meses. Según la policía de Midland, uno o dos sospechosos habían robado un furgón de correos y disparaban de manera aleatoria.

El dramático hecho ocurrió entre las localidades de Midland y Odessa que están separadas por 32 kilómetros, y están a casi 500 kilómetros al oeste de Dallas.

Comentarios