A sus 64 años, Amanda Gonzáles, sin pedir nada a cambio, ayuda a niños y niñas de bajos recursos en el barrio San Martín en la comuna 7 de Neiva. Ahora, su labor social la ejerce en compañía de su nieto de 11 años, Andrés Fernando Pérez, quien de manera voluntaria ofrece los ahorros que consiguió en el concurso del Festival Infantil del Sanjuanero Huilense, con la intensión de que los niños y niñas de este sector puedan disfrutar el día de los niños.

“Como mi abuelita queremos que estos pequeños pasen un rato agradable, con la intención que disfruten ese día. Porque hay muchos de ellos, que siempre han tenido ese sueño de tener un disfraz y no han podido, porque viven en condiciones difíciles, por eso mi abuelita, mi mamá y yo queremos hacer esta actividad”, contó el niño Andrés Fernando.

“Tengo algunos recursos ahorrados”

Andrés Fernando, fue el parejo de la niña Cundinamarca en el Festival Infantil del Sanjuanero Huilense y también participó en Neiva, además ha bailando diferentes reinas. Gracias a esta participación, obtuvo un dinero, que espera invertirlo en la fiesta de Halloween.

“Yo tengo algunos recursos ahorrados, que son los que conseguí cuando baile el sanjuanero huilense y con eso le he colaborado también a mi abuelita, por ejemplo, la última compartida que hicimos fue ofrecerles unos desayunos a 35 niños. La idea de aportar mis ganancias ha sido propia, porque me nace ayudar a los niños vulnerables y que tienen discapacidades. Por eso, cuando sea grande quiero tener una fundación para ayudarle a los niños bajos recursos, porque ellos también pueden cumplir los sueños que se proponen”.

Su madre, Esperanza González, manifestó “me siento muy orgullosa de él porque ha hecho muchos sacrificios para llegar a donde está. Sobre la actividad que quiere realizar le nace de corazón y siempre lo apoyo en todo lo que él quiere hacer, pero, sin decirle mentiras, porque él ha bailado y le han dado recursos por bailar a ciertas niñas, y con ese dinero quiere hacerle la fiesta a los niños, pero lo que tiene no le va alcanzar”.

Es así, que las personas que quieran contribuir en esta actividad para el 31 de octubre, lo pueden hacer donando ropa, disfraces, dulces, implementos o comida. Quienes estén interesados en ayudar pueden comunicarse al número telefónico (321-496-11-12) o dejar las ayudas a la calle 1D #16-52 barrio San Martín.

Labor social de admirar

En una humilde vivienda la abuela de Andrés Fernando, viene realizando diferentes actividades con los niños y niñas del sector, y también, ha acogido a infantes del barrio Galán y Bogotá.

“Cuando realizamos las compartidas, llegan aproximadamente 70 niños de la comuna 7, y también del barrio Bogotá y Galán. Los tengo identificados, porque he estado registrando de qué sector son, ya que con esto voy a los almacenes y a varios supermercados a pedir los regalos para los niños. Por ejemplo, en la navidad del año pasado, fueron cinco almacenes que me colaboraron, entre ellos el Molino y el Gangazo Paisa. Pero, la comida si sale de mi bolsillo, del dinero que mis hijos me dan para la comida de ahí saco y comparto, también para la cena de navidad y la novenas todo ha sido de mi parte, y ahora que mi nieto me colabora de manera voluntaria, porque al él le nace ayudar a estos niños que la mayoría son de familias de bajos recursos”, agregó Amanda González, abuela de Andrés.

Desde el 2008, esta familia ha realizado labor social, pero durante todo este tiempo, Amanda solo ha recibido ayudas ocasionales de dos personas.

“Empecé con el psicólogo Ángel Guevara, que hace parte de la fundación Uncovia, pero estuvieron un tiempo. Después vino la señora Mercy de la fundación de Semillitas De Amor, sin embargo, tampoco volvieron. Aquí han venido muchas personas a mirar, e inclusive de otros países, pero solo de paso, sin embargo, no he desistido en esta labor. Realizo actividades de compartir, no todos los días, solo cuando puedo y tengo recursos”, dijo Amanda.

Comentarios

comentarios