En ambos proyectos, financiados con regalías, las obras se encuentran inconclusas y en estado de abandono. Foto ilustración

Una Actuación Especial de Fiscalización realizada por la Contraloría General de la República a 18 proyectos financiados con recursos de regalías en el Departamento del Huila, determinó 8 hallazgos fiscales por valor de $11.224 millones de pesos.

Los 18 proyectos y contratos seleccionados a los que la CGR realizó proceso de auditoría ascienden a un total de inversión de 145.119 millones de pesos, y fueron ejecutados por la Gobernación del Huila y los Municipios de Aipe, Pitalito, Saladoblanco, Acevedo, Yaguará y Empresas Públicas de Yaguará.

Dos proyectos sobre los que puso su lupa el organismo de control son la construcción de la Plazoleta Lúdica y Ágora, en el municipio de Aipe, cuyas obras actualmente se encuentran inconclusas y en estado de abandono, lo que genera un hallazgo fiscal por $2.828 millones; y la pavimentación en pavimento flexible de la vía San Agustín-Obando.

 

Elefante blanco en Aipe

El contrato de obra para la construcción de la Plazoleta Lúdica y el Ágora en el municipio de Aipe, se celebró el 23 de diciembre de 2015, por valor de $ 2.587 millones, con un plazo de ejecución de 6 meses. Actualmente este contrato se encuentra con un porcentaje de ejecución financiera del 73.36% y un porcentaje de ejecución físico estimado del 75%.

Durante la actuación especial, la CGR encontró que la planeación en la etapa pre contractual por parte del ente territorial fue deficiente, al no tenerse en cuenta todas las determinantes físicas del predio.

Así mismo, durante el proceso de elaboración del presupuesto oficial no se hizo un adecuado cálculo de cantidades de obra, y no se adelantó una completa identificación de todos los ítems necesarios para ejecutar la meta física de la obra.

Por otra parte, el desempeño de la supervisión, la interventoría y el contratista, resultó deficiente y negligente en la etapa contractual, al permitir la suscripción de 5 adiciones en el plazo contractual, y 6 suspensiones de la obra, que conllevaron un retraso en el plazo de entrega original de 6 meses.

Al evaluar el estado de ejecución del contrato, la Contraloría concluyó que estas obras hoy se encuentran inconclusas y en estado de abandono, sin ninguna intervención por parte del contratista ni la presencia de personal de interventoría, por lo que no se ha cumplido con el objetivo general del proyecto, lo que resulta en un hallazgo administrativo con presunta incidencia disciplinaria y fiscal por valor de $ 2.828 millones de pesos.

 

Alto riesgo de accidentalidad en la vía San Agustín-Obando

El 3 de noviembre de 2015 la Gobernación de H uila suscribió contrato de obra con la Unión Temporal Obando 2015, por valor de $11.642 millones de pesos, con fecha de inicio del 15 de diciembre de ese año y plazo de ejecución de 12 meses, con el objeto de pavimentar tramos de la vía San Agustín-Obando.

Según el ente fiscal, actualmente este contrato se encuentra suspendido, con una ejecución física del 36,19% y un porcentaje de ejecución financiera del 39.17%, presentando un atraso de 33,61% según lo programado.

Durante las visitas técnicas realizadas por la CGR, esta identificó un peligro latente de accidentalidad vial que se puede presentar para los vehículos y transeúntes que recorren la vía, con el riesgo permanente de caída al vacío por la falta del relleno estructural para el muro de contención, el cual está construido parcialmente en algunos tramos.

Así mismo, se observa a lo largo de la vía que los taludes cortados a margen izquierda han generado derrumbes, poniendo en riesgo la integridad de los usuarios y un potencial cierre de la vía.

Según el informe de la Contraloría, algunos ítems pendientes de ser ejecutados y cumplidos en su totalidad, fueron cobrados conforme al anticipo. Así mismo, no se respetó el cronograma de obra, dilatando por meses la ejecución del proyecto, que se encuentra actualmente en estado de abandono.

Adicionalmente, destacó el riesgo de vencimiento de los permisos de aprovechamiento forestal, intervención de cauce, y permiso del Instituto Colombiano de Antropología e Historia -ICANH.

“En consecuencia, las obras abandonadas o inconclusas, el riesgo de inestabilidad del terreno intervenido, el peligro constante de accidentalidad vial para los habitantes del sector, el desacierto en la planeación contractual para solicitar los permisos requeridos y cumplir los plazos de dichos permisos, y el pago no debido conforme al plan de manejo del anticipo por la no ejecución total del ítem evidentemente cobrado, son razones de peso para la configuración de un hallazgo administrativo con incidencia fiscal por valor de $3.450 millones de pesos”, señala la Contraloría.

No obstante, la CGR resaltó que la Gobernación del Huila dio respuesta oportuna y eficaz en atención a dos de las observaciones encontradas en la supervisión de los contratos, logrando realizar las reparaciones detectadas en las visitas de obra, desvirtuando las incidencias de las mismas, lo que resultó en dos (2) beneficios de control fiscal por valor de $166 millones de pesos.

 

Análisis por sectores

El 89 % (16), de los 18 proyectos de regalías revisados en esta auditoría que realizó la CGR están relacionados con la construcción o mantenimiento de vías secundarias y terciarias, el 5.5% corresponde a un proyecto de infraestructura educativa y el 5.5% a un proyecto de ordenamiento territorial y desarrollo urbano.

En 6 de los 16 proyectos de vías secundarias y terciarias analizados, se encontraron debilidades relacionadas con planeación, calidad de obra y mantenimiento. En el proyecto de infraestructura educativa se encontraron debilidades en mantenimiento y calidad de obra. Y en el proyecto de ordenamiento territorial y desarrollo urbano, se encontró la obra suspendida y en estado abandono.

 

Comentarios