Cuando todo parecía oscuridad, la etapa 17 de la Vuelta España que se desarrolló desde Aranda de Duero hasta Guadalajara fue el recorrido para que el ciclista Nairo Quintana resucitara como el Ave Fénix.

Luego de estar relegado en un sexto lugar a una diferencia de 7 minutos 43 segundos del gran líder de la carrera Primoz Roglic; en algo heroico para muchos, Nairo Quintana quedó en la segunda posición de la clasificación general, recortándole más de 5 minutos al esloveno y quedando ahora a 2 minutos 24 segundos y ubicándose segundo.

Nairo ha confirmado que ha sufrido, que el tiempo y la brisa no han estado a su favor pero que hoy ha contado con el apoyo de su equipo Movistar.

Mañana será una etapa de alta montaña con un recorrido de 177. 5 kilómetros desde Colmenar Viejo hasta Becerril de la Sierra comprendido por tres premios de montaña de primera categoría. Sin embargo, la llegada no será en ascenso.

Comentarios