Los recursos por ingresos al Museo Paleontológicos no ingresaban en su totalidad al municipio.

RICARDO AREIZA
unidadinvestigativa@lanación.com.co

La mayoría de los dineros que se recaudaban por ingreso a los sitios turísticos en el emblemático desierto La Tatacoa, no ingresaban al municipio, para sostenimiento y preservación de estos bienes fiscales.

Los recaudos por entradas al Museo Paleontológico y al Observatorio Astronómico terminaban en los bolsillos de los particulares, encargados de su operación, concluyó la Contraloría Departamental.

Las anomalías fueron denunciadas en febrero pasado por el personero Christian Camilo Lugo Castañeda y por el veedor ciudadano Orlando Sánchez Córdoba. Los cobros, según el Personero, lo realizaban particulares, en condiciones no reguladas y los ingresos se convertían en plata de bolsillo.

“Es más, los recaudadores eran, generalmente, los amigos cercanos o los hombres de confianza de todos los alcaldes”, reportó Sánchez Córdoba. Al concluir la investigación, la Contraloría remitió a la Fiscalía y a la Procuraduría para que investigue las presumibles anomalías en el recaudo de los dineros. Como primer responsable fue señalado el actual alcalde Yordan Aris Pacheco.

Además, la propia Contraloría al determinar un daño patrimonial por el menor valor dejado de recaudar en el último año, también ordenará la apertura de un proceso de responsabilidad fiscal.

Sin control

Los sitios de interés turístico (el observatorio astronómico y el museo paleontológico) declarados como bienes fiscales, son operados directamente por la administración municipal.

Por lo tanto no existen contratos de arrendamiento o de prestación de servicio para su operación y administración. Sin embargo, el recaudo, venían siendo delegados en
contratistas particulares, sin el control, ni la garantía de su manejo transparente.

El organismo fiscalizador solo pudo confirmar graves falencias en los dos últimos años. “Si bien los bienes públicos han estado en la titularidad del municipio también es cierto que no ha existido planeación por parte de la entidad para el control de las actividades que se han
desarrollado en estos bienes públicos”, precisó el reporte final del ente de control.

El propio alcalde Yordan Aris Pacheco confirmó que las anteriores administraciones “por costumbre” ejercían desde hace varios años el cobro por ingresos a estos sitios, sin
ninguna reglamentación.

“Los cobros por ingreso al Museo Paleontológico se efectuaban directamente por la administración municipal. En cambio el ingreso al observatorio astronómico lo cobraban
particulares a quienes de manera verbal se les otorgaba permiso para ello, en contraprestación del mantenimiento y cuidado de dichos bienes”, explicó el alcalde Pacheco
Toncón.

El alcalde Yordan Aris Pacheco.

Durante el 2018, el mandatario decidió organizar la administración y funcionamiento de estos sitios turísticos reglamentando el cobro por el ingreso de visitantes. Además, se autorizó la realización de varios espectáculos. El alcalde pacheco tramitó un acuerdo en el Concejo fijando las tarifas para ponerle freno a estas anomalías.

Cobros indebidos

Sin embargo, las anomalías siguieron ocurriendo con posterioridad a la expedición del Acuerdo 007 de 2018, que fijó las tarifas por ingreso a los sitios turísticos.
Según la norma, sancionada el 26 de diciembre pasado, la entrada al museo costará $4.973; el mismo valor para la entrada al área de El Cuzco y $9.947 al observatorio
astronómico.

El cobro de la tarifa general es menor al establecido. Además incrementó la tarifa adicional, lo que representa, según el organismo fiscalizador, un cobro indebido.

Por estos hechos, la Contraloría determinó la posible configuración de un daño patrimonial que asciende a la suma de 2,19 millones de pesos con ocasión del valor dejado de cobrar por el ingreso al museo paleontológico entre el 11 de enero de 2018 y el 23 de enero de 2019.

A la Fiscalía

“En estas condiciones, esas actuaciones podrían configurar conductas de control disciplinario. Por ello será del caso remitir las copias correspondientes a la Procuraduría para que evalúe la configuración de presuntas conductas disciplinarias por el incumplimiento de los deberes y cuidado para los bienes públicos”, anunció la jefe de Control Fiscal.

Igualmente compulsó copias a la Procuraduría y Fiscalía para que verifique la existencia de hechos que si bien no pueden ser objeto de control por su incidencia disciplinaria y
penal.

Como presunto responsable fue señalado el alcalde Yordan Aris Pacheco en calidad de ordenador del presupuesto municipal y quién tiene el deber de prever la protección y cuidado de los bienes públicos como el cumplimiento de los presupuestos normativos se olvida la falta de planeación y control por el acceso a los bienes públicos con destinación
turística presentándose una disminución de dineros que debieron ingresar al municipio de igual forma se procederá al traslado a la actuación administrativa la oficina de responsabilidad fiscal de la contraloría vacaciones correspondientes al ámbito de su competencia.

Menores recaudos

Los ingresos recaudados por la Secretaría de Hacienda por concepto de la entrada al Museo Paleontológico durante el período comprendido desde el 2016 hasta el 20 de junio de
2018 asciende a la suma de 64, 60 millones de pesos y por el Observatorio Astronómico el ingreso alcanzó la suma de 133,58 millones con recaudos para este último tributo sólo a
partir del 10 de mayo del 2016 para un gran total de lo recaudado 198,19 millones de pesos.

Sobre la boletería que la administración municipal ha implementado para el cobro de los tributos no es consistente (boletas o manillas) debido a que si bien se encontraron
algunos registros de control sobre las series entregadas no existe ningún control y seguimiento.

“Esta situación denota una falta de claridad para el recaudo por el uso de los sitios turísticos del municipio pues no existe un control por parte de la entidad dejando los ingresos y conservación de los bienes públicos en condiciones que controvierten los principios del Estado y los intereses de la administración”, concluyó la jefe de Control Fiscal, Carolina Trujillo Casanova.

Los dineros por las entradas al Museo Paleontológico y al Observatorio Astronómico lo recauda diariamente personal vinculado a través de contratos de prestación de servicios.

Los dineros no son entregados de manera oportuna la tesorería para su correspondiente ingreso con recibo de caja registro y consignación, tardando varias semanas para su
entrega, como lo denunció el veedor Orlando Sánchez.

Asimismo se han causado ingresos por la entrada al observatorio astronómico registrados como ingreso de estampillas Procultura.

A pesar de la afluencia de turistas a zonas como ‘Cuzco’ los
dineros eran insignificantes.

Embolatados

Según la información entregada por el veedor ciudadano a muchos turistas les entregaron boletas y manillas de seguridad con numeración que sobrepasan los 12 mil personas.

Estas manillas, según la denuncia, fueron adquiridas por particulares a la administración municipal o adquiridas a través de las personas encargadas del cobro por la entrada al Observatorio Astronómico y al Museo Paleontológico.

Sin embargo, el equipo auditor no encontró evidencias que pudieran soportar o por lo menos cuantificar esos ingresos.

“No fue posible hacer un cotejo entre las boletas y las manillas entregadas con las que posee actualmente la administración municipal debido al desorden, falta de registro de entrega de estas y al deficiente seguimiento y control que existen sobre la entrega y venta” explicaron los investigadores.

Tampoco se encontraron evidencias que indiquen la venta de manillas y por ende el ingreso de recursos municipio por concepto de entrada al observatorio y museo en temporadas
especiales y otros eventos como el festival ‘lluvia de estrellas”.

“La administración municipal no ejerce un control adecuado en el recaudo de estas rentas. Pues delega este recaudo en cabeza del personal vinculado a través de contratos de
prestación de servicios.

Lo anterior como consecuencia de la falta de reglamentación y control efectivo sobre el cobro por ingreso a estos sitios turísticos, lo que trae como consecuencia que el municipio deje de percibir recursos”.

“Es un hecho cierto de que los cobros por el ingreso tanto el museo como el observatorio en el período evaluado han operado con serias falencias de seguimiento y control por
parte de la Administración municipal”, remarcó el reporte fiscal.

“Las cifras de recaudo confrontadas y plasmadas en el informe son insignificantes frente a las denuncias hechas por el veedor ciudadano quien aportó datos y algunas evidencias
de boletería y manillas sobre recursos que no se reportaron y nunca ingresaron al municipio”, confirmó la jefe de Responsabilidad Fiscal, Carolina Trujillo Casanova.

“Sin embargo,-dijo- estas evidencias resultaron insuficientes para determinar un presunto faltante. Además, porque no estaba regulado el cobro ni establecido legalmente en el estatuto de rentas, como el mismo alcalde lo reconoció y aportando evidencias.

Comentarios