Nairo Quintana brilló en la etapa 17 de la Vuelta a España y quedó segundo en la general.

El ciclista esloveno Primoz Roglic mantuvo ayer miércoles el liderato de la Vuelta a España, tras una larga etapa 17 que ganó el belga Philippe Gilbert. La jornada del día de ayer tuvo el sorpresivo ataque del pedalista colombiano Nairo Quintana, quien voló en el recorrido y escaló hasta el segundo puesto de la general.

El colombiano se arriesgó en el recorrido más largo de la carrera con 219 kilómetros  y aprovechó una fuga masiva con 37 escapados y se alejó de los demás favoritos como Primoz Roglic, Alejandro Valverde, Miguel Ángel López y Tadej Pogacar, que se quedaron en un grupo secundario.

El movimiento fue propiciado por el Movistar desde el inicio de la carrera. La escuadra española mandó en el grupo de punta y logró sacar una diferencia impensada para Nairo, que ahora es el mejor colombiano en la clasificación general, «Ha sido una grandiosa etapa. El equipo siempre estuvo ahí apoyándome, tirando con toda. La estrategia muy bien, con Alejandro a la rueda del líder y finalmente hemos aprovechado. Esperamos que la salud vaya mejorando. Sacamos provecho cuando menos lo que esperábamos y cualquier cosa puede pasar», dijo el colombiano.

Previamente, Nairo había sufrido en las etapas de montaña del domingo y el lunes por un virus que lo ha venido afectando en los últimos días. Sin embargo, el boyacense no se ha rendido y pese a sus problemas de salud se ha vuelto a meter en la pelea del título. Quedó a 2 minutos y 24 segundos y está en el segundo lugar de la vuelta a España, «Una alegría hacer una etapa de estas, llana y con mucho viento, siempre he dicho darlo todo hasta el final», agregó Nairo tras finalizar la jornada de ayer.

Por su parte, el colombiano Miguel Ángel “Superman” López llegó con el grupo del favoritos y se mantiene en el top 5 de la general a 4:09 del líder Primoz Roglic. Sin embargo, por ahora el objetivo principal de López es llegar al podio de la vuelta.

Hoy jueves volverá la montaña con cuatro puertos de primera categoría en donde puede haber más ataques de lejos, aprovechando el mal momento del equipo del líder.

Comentarios