Las capturas de los cabecillas de ‘La Constru’ pusieron al descubierto una riqueza ilícita que, desde finales de la década de los noventa hasta la fecha, habría estado a nombre de algunas de sus esposas, hijos, padres, hermanos y primos.

Los análisis contables, comerciales y tributarios permitieron identificar casas lujosas, cabezas de ganado, estaciones de servicio y acciones, entre otros activos, que 13 familiares de los distintos jefes de la estructura criminal, supuestamente, adquirieron, ocultaron y explotaron económicamente.

La Fiscalía General de la Nación y la Policía Nacional, a través de la Dijin, establecieron que el millonario patrimonio detectado sería producto del narcotráfico, los homicidios, las extorsiones y secuestros, entre otras actividades que el aparato criminal de ‘La Constru’ desplegó en Putumayo, Amazonas, Caquetá, Huila, Valle del Cauca y Nariño.

Adicionalmente, constataron que los presuntos dueños no tenían actividades económicas estables o créditos bancarios que justificaran la compra y titularidad sobre las propiedades.

Con suficientes elementos de prueba sobre el origen ilícito, un fiscal de la Dirección Especializada de Extinción del Derecho de dominio impuso medidas cautelares de embargo, secuestro y suspensión del poder dispositivo a 11 predios rurales, 24 inmuebles urbanos, 36 vehículos, 8 establecimientos de comercio, 1 sociedad, 250 semovientes y dos paquetes con 1.045 acciones de la estatal petrolera Ecopetrol.

Los 1.396 bienes, avaluados en algo más de 70 mil millones de pesos, fueron ocupados en diligencias simultáneas realizadas en Bogotá y municipios de los departamentos de Quindío, Valle del Cauca, Tolima, Risaralda, Huila, Caquetá, Putumayo, Nariño y Cundinamarca.

 

Comentarios