Una nueva denuncia acerca del calvario que padecen los pacientes de la EPS Medimás, se ha conocido en las últimas horas. En esta ocasión, una mujer de 61 años, paciente diagnosticada con cáncer de mama metastásico, presenta un grave deterioro clínico debido a la falta de entrega de los medicamentos por parte de la Entidad Prestadora de Salud, lo cual pone en riesgo su vida.

Desde el pasado mes de febrero, le fue formulado a la paciente María Antonia Sepúlveda Gómez, 126 cápsulas de Palbociclib de 125 mg, un tratamiento que debía durar seis meses, pero nunca ha sido suministrado.

Ante las reiteradas evasivas por parte de Medimás para la entrega del medicamento, los familiares de la paciente instauraron una acción de tutela la cual falló a favor el 27 de marzo del presente año, pero aún así, la EPS no suministró la medicina.

Tras el nuevo incumplimiento fue interpuesto un desacato, en el cual el Juzgado Sexto Penal Municipal con funciones de conocimiento de Neiva, el 26 de abril ordenó a Medimás entregar el medicamento en 48 horas, pero nuevamente la EPS desatendió esta orden.

Como si fuera poco, desde el mes de mayo le fue suspendido el tratamiento de Fulvestrant, lo cual ha deteriorado aún más el estado de salud de la paciente.

De acuerdo con el diagnostico del Oncólogo, la falta de estos medicamentos han ocasionado ascitis, que es una inflamación abdominal causada por la acumulación de líquido, que le ocasiona un fuerte dolor en abdomen y espalda, por esta razón, la paciente debe asistir cada 12 días a una clínica, para que sea extraído este liquido de su cuerpo.

Toda esta situación fue puesta en conocimiento ante la Superintendencia de Salud, la cual de momento no ha tomado cartas en el asunto, mientras tanto, la negligencia de Medimás tiene en peligro la vida de esta paciente.

Comentarios