Carolina Argüello Cruz

comunidad@lanacion.com.co

¿Se ha imaginado alguna vez una torta de 1,70 metro de alta? si la respuesta es no; quiero decirles que un grupo de 4 pasteleros, incluida una opita; incursionaron en esta obra de arte que es un proyecto totalmente innovador en el tardan más de una semana elaborándolo.

Se trata de Luisa Fernanda Peñaranda de Ponqués La Granadina de Neiva, Gretel Artesana de Cali, Tartamania de Tuluá y How Sweet de Cartagena con el acompañamiento de Sugarcraft de Cúcuta quienes luego de varios años de amistad decidieron innovar en la pastelería a través del proyecto ‘Eterno Romance’.

“Somos un equipo de 4 pasteleras a nivel nacional, decidimos hacer por primera vez el vestido de novia en la feria de Sweet Fair en Medellín. Queríamos mostrarles a todas las personas que podemos hacer arte comestible, así que quisimos demostrar que en tiempo real podíamos hacer un vestido a escala real”, explicó Luisa Fernanda Peñaranda.

El fin de semana pasado, todo el grupo se reunió en Neiva para participar de la Feria de Novias que organizó el centro comercial San Pedro Plaza y nuevamente ‘salió a flote’ su imaginación.

Realizaron un diseño de 1 metro 70 centímetros que alcanza para repartir entre 900 porciones; utilizando en una torta de 30 libras 45 kilos de fondant.

“Hicimos las planchas para empezar a tallar, las ganachamos con ganache de chocolate, empezamos a vestirlas para que el fondant comenzará a quedar listo; cuando ya las tuvimos terminadas comenzamos a decorar, pero antes de eso habíamos hecho un proceso de elaboración de flores, de encajes, perlas y diamantes comestibles. Las zapatillas, el bouquet y el cojín de las argollas son en fondant”; relató Peñaranda.

Cada uno de los diseños nacen de un boceto que realizan dos de las pasteleras, profesionales también en diseño de modas, que lo pintan y adicionan uno a uno los detalles.

“La respuesta ha sido muy gratificante porque nadie cree que el traje pueda ser completamente comestible, ver la cara de emoción y asombro de las personas cuando partimos la torta fue magnífico”, añadió Luisa Peñaranda, ganadora del premio de gastronomía La Barra.

Comentarios