La Policía ha propinado un duro golpe a las disidencias de las Farc que han venido sembrando la zozobra en el centro y oriente del Huila, con la captura de alias ‘James’, señalado de liderar esa estructura delictiva.

Se trata de un exguerrillero de la columna Teófilo Forero de las Farc, que en el pasado fue capturado en posesión de explosivos. Estuvo detenido, pero permanecía en libertad luego que se acogiera a los acuerdos de paz firmados entre el Gobierno Nacional y esa agrupación.

De acuerdo con la Policía, ‘James’ o ‘Manguera’ estaba al mando de un grupo de disidentes que desde hace rato han querido apoderarse de regiones como Algeciras, Gigante, Hobo y Campoalegre. En Gigante, especialmente, estas disidencias han sembrado el terror a punta de asesinatos selectivos, extorsiones y desplazamientos. Los recientes crímenes de líderes comunales habrían sido obra de esta estructura criminal.

Ayer, en su visita a Neiva, el presidente de la República, Iván Duque, destacó este golpe a esta estructura criminal.

El Estado está en el deber de proteger a la comunidad y de neutralizar cualquier amenaza a la seguridad ciudadana. Estas estructuras delincuenciales deben ser combatidas sin ambages.

La Policía, ni el Ejército, ni la Fiscalía pueden permitir que unos pocos individuos a los que el país generosamente les tendió la mano bajo un acuerdo de paz, se conviertan ahora en el terror de la ciudadanía.

Tras la captura de ‘James’ o ‘Manguera’, las autoridades no deben bajar la guardia y garantizarles a los pobladores de Gigante, Algeciras, entre otros, su tranquilidad. Muy seguramente, esta estructura criminal buscará en otros sujetos mantener su intención de copar estas regiones que otrora fueron dominadas por la columna Teófilo Forero al mando de ‘El Paisa’.

 

“Tras la captura de ‘James’ o ‘Manguera’, las autoridades no deben bajar la guardia y garantizarles a los pobladores de Gigante, Algeciras, entre otros, su tranquilidad”

 

Comentarios