Desde que el secretario de Movilidad de Neiva, Jimmy Puentes, le dio un plazo especifico a los vehículos de servicio público para retirar la publicidad electoral, que colocaron en sus vidrios traseros, se ha generado toda una polémica.

Y es que se ha presentado una mala interpretación de la norma, pues para el caso de los taxis, que es donde más se ha visto publicidad electoral, la regla específica, “El decreto municipal 928 del año 2009 en su artículo 36 es muy claro, dice prohíbase pegar o adherir en los vidrios de vehículos de servicio público, taxis, propaganda, publicidad, porque eso mitiga lo que es la visibilidad del conductor cuando se está movilizando en las vías, entonces está prohibido”, afirmó el secretario de Gobierno Jimmy Puentes.

No obstante, la polémica se ha dado porque hay muchas personas que asocian que esta prohibición también se da para los vehículos particulares. Pero no es así, la norma es distinta para ellos.

Para los vehículos particulares no está totalmente prohibida la publicidad, en este caso, lo que se prohíbe es que la publicidad, en este caso lo que son microperforados, cubra todo el vidrio trasero o lateral del vehículo. Es decir, que se puede colocar este tipo de empapelado en un vehículo particular, siempre y cuando no cubra la totalidad del vidrio y le de visibilidad al conductor.

Es pertinente, aclarar lo de los vehículos particulares, pues muchas personas estaban quitando los microperforados de sus vehículos por temor a ser multados. Sin embargo, para el caso de los taxis, sí pueden ser sancionados si no retirar la publicidad electoral, y ganarse multas hasta de 8 millones de pesos.

 

Comentarios