La Misión de Observación Electoral MOE difundió ayer el Mapa de Riesgo Electoral, investigación que permite alertar específicamente en qué municipios, hay riesgos latentes para las elecciones del próximo 27 de octubre, en lo relacionado con fraude y violencia electoral.

Según el informe, existen 152 municipios en donde aún confluyen factores de riesgo por violencia y por factores indicativos de fraude electoral, reportando una disminución de 52 municipios, en comparación con las elecciones de 2015.

“Si miramos los datos históricos venimos en una disminución de municipios con factores de riesgo. Sin embargo, la disminución este año es inferior a lo esperado respecto de lo logrado en anteriores elecciones. Por ejemplo, mientras que de las elecciones locales de 2015 a las nacionales de 2018 en 128 municipios desaparecieron riesgos de violencia, de 2018 a 2019 la disminución es solo de cinco municipios”, dijo Alejandra Barrios, directora de la MOE.
Y agregó, “esto mismo ocurre con los factores de fraude y manipulación electoral en donde la disminución de municipios en riesgo es solo de 26 municipios comparados con las anteriores elecciones locales de 2015. Esto quiere decir que no están aumentando los municipios con riesgo, sino que se están concentrando los hechos en zonas muy específicas y con un impacto mucho más localizado.”

Lo que se mide

La MOE mide más de 30 variables que son agrupadas en dos categorías; riesgos indicativos de fraude y riesgos por factores de violencia. Esto permite al observatorio presentar los municipios en donde coinciden ambos factores y en los que, a juicio de la organización, se necesita la intervención urgente de las autoridades.

Adicional a lo anterior, la MOE presentó la lista de 40 municipios en riesgo extremo por coincidencia de factores y en donde se le solicita al Estado, no solo la presencia institucional durante las elecciones con el objetivo de mantener la seguridad, sino una estrategia más compleja de concientización, pedagogía, investigación y sanción de delitos electorales de mediano plazo, de tal manera que se avance en ganar esos territorios críticos para la democracia. Asimismo, el informe también arrojó que otros 66 municipio tienen riesgo alto y 46 riesgo medio para un total de 152 municipios donde confluyen variables de fraude y violencia. Ninguno de los municipios del Huila, aparece en esos listados.

Antioquia, Chocó, Nariño, Cauca y Valle del Cauca son los que tienen mayor número de municipios en riesgo por confluencia de factores.

Los riesgos en el Huila

Aunque el Huila no aparece en riesgo por confluencia de factores, en algunos municipios sí hay riesgo medio y alto ya sea por violencia política o por fraude electoral.

Por ejemplo, en el caso del riesgo por fraude electoral, el departamento tiene tan solo un municipio con riesgo alto, de los 149 que están en ese rango en todo el país. Se trata de Saladoblanco, que ante el antecedente de las elecciones pasadas donde hubo hasta capturas y desordenes públicos por delitos electorales, este aparece con color naranja ante el riesgo de que vuelva a suceder en estas elecciones locales.

Para el caso de violencia política, el Huila aparece con tres municipios en riesgo medio de los 170 que hay en todo el país, Neiva, Gigante y Pitalito, representando un 8,1% en todo el departamento.

Según el equipo técnico de los Mapas de Riesgo, en el país en 305 municipios hay riesgos por factores de violencia, 133 menos que en las pasadas elecciones locales de 2015, y solo cinco menos que en las elecciones de Congreso y Presidencia de 2018. De los 305 municipios, 50 registran riesgo extremo, 85 riesgo alto y 170 riesgo medio.

“Los factores de violencia que generaban una percepción generalizada sobre riesgos de violencia masiva como la presencia visible de grupos armados ilegales, ataques cotidianos entre estos y el Estado, se han mantenido en una misma cantidad de municipios que en 2018. Sin embargo, la violencia política selectiva ha ido en aumento”.

Trashumancia electoral

Uno de los temas que más afecta al Huila, tiene que ver con la trashumancia electoral, aquí la MOE reporta que hay 9 municipios afectados, 5 en riesgo medio (Saladoblanco, Teruel, Nátaga, Paicol y Oporapa) de los 182 que hay en todo el país y 4 en riesgo alto (Altamira, Villavieja, Yaguará y Hobo) de los 187 que hay en todo Colombia.

Esto quedó en evidencia recientemente cuando culminó el proceso de inscripción de cédulas, y el Consejo Nacional Electoral terminó anulando en el Huila, la inscripción de cerca de 52 mil cédulas de las 71 mil que se inscribieron en total.

Comentarios