Julián Guerrero Orozco es el viceministro de Turismo.

Claudia Marcela Medina García

gerenciageneral@lanacion.com.co

 

Tal como ocurre en otros países, las plataformas digitales que ofrecen servicios de hospedaje serán sometidas a una profunda regulación. El anuncio lo hace en este diálogo con LA NACIÓN el viceministro de Turismo, Julián Guerrero.

La importancia del sector turístico en la economía nacional, la escasez de guías turísticos, la certificación de destino sostenible del desierto de La Tatacoa, fueron los otros temas abordados por el alto funcionario.

 

¿Cuál es la importancia hoy del sector turístico?

Según la Organización Mundial del Turismo, este sector representa el 10% del Producto Interno Bruto mundial, solamente superado por la industria de los hidrocarburos y la farmacéutica y contribuye además con uno de cada 10 empleos en el mundo. En Colombia, en el último año, tuvimos un crecimiento de alrededor del 7% en la llegada de visitantes no residentes al país. Esta es una cifra por encima del promedio mundial del 2018 que fue del 6%, y del promedio regional de América Latina que fue del 3%. Nosotros apenas estamos arrancando en turismo cuando nos comparamos con otros países del mundo, pero hoy el sector es el segundo de la economía colombiana en términos de generación de divisas, solamente superado por el petróleo y el gas y sus derivados. Lo que hemos visto en los últimos años es un crecimiento muy poderoso del sector. El año pasado llegamos a la cifra de 4.3 millones de visitantes no residentes al país, que es un indicador muy importante.

 

¿Qué ha influido en estos indicadores?

Los incentivos tributarios han sido importantes para aportar a esta dinámica, por ejemplo, la tasa preferencial del 9% en las inversiones en hoteles ha generado un crecimiento enorme del número de habitaciones y de camas disponibles en el país. El tema de las frecuencias y rutas internacionales; el año pasado inauguramos 17 rutas y 29 frecuencias, y este año tenemos anunciadas 13 rutas de las cuales han sido inauguradas 11 y 39 frecuencias internacionales nuevas. El turismo va disparado, solamente este año tuvimos un incremento en 9 mil inscritos en el Registro Nacional de Turismo; toda esa demanda nueva de gente está esperando que le ayuden en capacitación, formación, promoción y en infraestructura; asistir esa demanda es un desafío muy grande.

 

¿Ese 7% de visitantes no residentes que llegan a Colombia vienen de qué países?

El mercado más importante de Colombia es el norteamericano; está primero Estados Unidos y después los países de la región: Argentina, Brasil, Chile, México; luego países europeos y por último asiáticos; el año pasado llegaron cerca de 15 mil turistas chinos. Estos visitantes vienen principalmente a los destinos más tradicionales, dependiendo del mercado, a Bogotá, Medellín, el paisaje cultural cafetero y Cartagena, pero cada vez hay un mayor interés principalmente de los europeos en destinos emergentes, bien sea como el Huila, los Llanos Orientales, el Chocó, donde empieza a haber un crecimiento del turismo. Pero, cuando uno lo compara con las cifras globales, por supuesto, aportan un porcentaje mucho menor que lo que puede contribuir una ciudad como Cartagena.

 

¿Cuánto aportó este año el sector turismo al crecimiento de la economía?

La cifra que tenemos calculada es del 2%, es importante, pero es por debajo del promedio de la región, el cual es del 3%. El Foro Económico Mundial publica cada dos años un informe de competitividad turística, el más reciente indica que Colombia mejoró 7 posiciones en el ranking, en el 2017 estábamos en el puesto 62 de 136 países y este año en el puesto 55 de 140 países, un avance muy significativo. Este informe tiene cuatro sub índices, 14 pilares y 90 indicadores individuales, que están asociados con el entorno habilitador de negocios en el país, de manera macro el tema de las políticas de turismo, el ambiente competitivo del turismo, infraestructura y riqueza natural y cultural de los destinos. Colombia tuvo el incremento más significativo en la competitividad en precios, que es un tema importante, somos el primero en la región en ese punto. De otro lado, éramos el último país en temas de seguridad y protección, tuvimos el mejoramiento más significativo en la región en ese último indicador, en ese punto analizan temas como la tasa de homicidios, el costo de seguridad para el sector de turismo, entre otros.

 

¿El rearme de un grupo de exguerrilleros de las Farc podría impactar en algo el sector turístico?

Es muy reciente para medir qué tanto puede impactar en el turismo esa noticia. Tenemos una base de datos que nos permite ver las reservas hacia el futuro, es preventiva, más no histórica, además nos deja mirar el número de reservas de los principales mercados hacia Colombia y la competencia. Tengo un ejemplo importante: la bomba en la Escuela General Santander, ahí podemos medir cómo inmediatamente después del hecho, hubo una caída en las reservas, pero que por fortuna en un plazo muy corto de un mes y medio se recuperó. Estamos haciendo la medición para ver cuál fue el impacto, pero, sin duda, estos sucesos tienen una repercusión directa en la reputación. El rearme de las Farc es una mala noticia pues el turismo es el sector más sensible en el tema de seguridad.

 

¿Cómo está el tema de la legalidad en el sector turístico en Colombia?

Ese es un tema principal al que me estoy dedicando desde hace dos meses que llegué al cargo. Tenemos unos indicadores del nivel de formalidad en los 8 departamentos principales de destino de turismo, del 42.35%, (Antioquia, Bolívar, Caldas, Magdalena, Quindío, Risaralda, Santander y Valle del Cauca), por eso vamos a trabajar fuertemente en este tema, en cuatro áreas principales. El primero el tema de regulación y reglamentación normativa de la formalización, segundo en gobernanza de la formalización, en este último a pesar de que las normas son claras no hay suficiente conciencia de la responsabilidad que en materia de formalización, le competen al gobierno nacional y a las entidades territoriales. Tercero, el tema de inspección, vigilancia y control, que es la parte punitiva y sancionatoria, y finalmente, un tema de capacitación, comunicación y sensibilización. Estoy hablando de las plataformas digitales donde las personas pueden ofrecer su habitación o su casa en alquiler, que obviamente, no están sujetas a impuestos, registro y cumplimiento de todas esas normas. Vamos a regular lo anterior para generar una competencia equitativa entre los prestadores formales de servicios turísticos, como los hoteles y estas plataformas. Tenemos una base de datos que nos permite ver exactamente donde están teniendo presencia alrededor del país esas plataformas, que generan cerca de 35.000 millones de pesos mensuales, cuál es la tarifa y ocupación promedio, en ese caso es el 12.69%, estamos buscando las mejores prácticas de otros países que regulan de diferente manera este tema.

 

El viceministro de Turismo, Julián Guerrero, en la entrevista con la gerente general del Grupo Informativo LA NACIÓN, Claudia Marcela Medina García.

¿Y la flexibilidad laboral qué importancia tiene en temas de legalidad?

La flexibilidad laboral en el tema de turismo es muy sensible porque tiene como característica la estacionalidad. Durante el Reinado Nacional del Bambuco, seguramente, la ocupación es de más de 100%, pero después hay unas caídas donde es difícil la ocupación, entonces, muchas veces los prestadores de servicios turísticos contratan personal por periodos inferiores a un mes y tienen la obligación de pagar la salud, la pensión, por el periodo de un mes entero; estamos trabajando con el Ministerio del Trabajo para buscar una flexibilidad laboral en términos que se permita el pago de esos aportes por el tiempo que la persona labora, o en proporción a los ingresos devengados por parte de la contribución que van a hacer los empleadores.

 

¿En qué más trabajan?

Estamos trabajando también en temas de guianza turística donde tenemos un déficit de guías profesionales certificados con tarjeta profesional en el país. Hay cerca de 1.500 guías con tarjeta profesional y existen en Colombia más de 3.500 agencias de viajes, es decir, no tenemos ni medio guía para cada agencia de viaje, suponiendo que tuvieran medio tours diarios, pero una empresa que puede tener 20, 50, 100 o hasta tours diarios necesita un guía y no hay oferta. Es decir, hoy en día se requiere ser tecnólogo, lo que supone una formación de dos años para poder ser guía certificado y tener derecho a solicitar una tarjeta profesional, entonces, estamos primero haciendo una revisión de la mano del Sena en la formación del tecnólogo para que la formación que se da, sea de la mejor calidad posible, y por otro lado, trabajando en el tema de homologación para que otras personas no tengan que prepararse dos años, sino que con un curso también impartido por el Sena en un plazo menor puedan tener la posibilidad de tener la tarjeta profesional. Acabamos de conseguir recursos adicionales por cerca de 800 millones de pesos para poder fortalecer el trabajo de las jornadas de formalización en otras regiones del país.

 

Señor Viceministro, ¿cómo ve el turismo en el Huila? ¿Qué tan legales somos?

Creo que el Huila es un destino con unos atractivos turísticos muy importantes en términos de riqueza natural y cultural, es decir, ustedes tienen lugares como el Desierto de la Tatacoa, la Cueva de los Guácharos, la represa de Betania, el Nevado del Huila y San Agustín ni se diga, o sea que el potencial de productos y atractivos es enorme. Asociado a la cultura, tienen festivales importantísimos en el país, varios museos de arqueología, inclusive, de paleontología, buena gastronomía y música. En el departamento ha habido un incremento importante si comparamos el primer semestre de 2019 con el mismo periodo de 2018, en el número de visitantes, en el turismo nacional el alza es de alrededor del 15% y en el internacional del 6%. En el Huila hay una oferta significativa de prestadores turísticos inscritos en el Registro Nacional de Turismo de 413, 6.700 habitaciones aproximadamente, 10.500 camas de oferta y 162 agencias de viajes con Registro Nacional de Turismo, es un número importante. Creo que el Huila se ha venido posicionando y se va a seguir posicionando como un destino turístico importante.

 

Pero, ¿Qué está haciendo falta?

Tuvimos la mala suerte de no haber sido un destino turístico por razones que todos conocemos, pero hoy en día es una oportunidad enorme; podemos copiar las mejores experiencias de otros países, el tema de sostenibilidad es crítico, no sólo por un tema de responsabilidad con las futuras generaciones sino por un tema comercial. Una tendencia clarísima del turismo a nivel mundial es que los viajeros tienen más conciencia acerca de la necesidad de proteger el territorio natural y cultural y están dispuestos a tener un mayor nivel de gasto por unos destinos que sean sostenibles, cultural y ambientalmente. Entonces, tenemos la responsabilidad de desarrollar un destino de tal manera que los promocionemos como un destino de calidad y sostenibilidad, no como un destino cualquiera. Somos uno de los 17 países mega diversos del mundo. El turismo al mismo tiempo que puede ser un riesgo para la conservación de ese patrimonio, también es una oportunidad para que sea utilizado como un vehículo para la conservación de ese patrimonio ambiental y cultural.

 

El desierto de la Tatacoa es hoy motivo de preocupación porque no hay quien lo proteja, ¿Qué hacer?

Nosotros no somos los únicos que tenemos responsabilidad en estos temas, también la tienen el Ministerio del Medio Ambiente, no otorgar licencias ambientales si no se cumple con ciertos requisitos, también el tema que tiene que ver con las licencias de construcción, las corporaciones autónomas regionales, las autoridades locales. Pero, un esfuerzo que estamos haciendo también en el espíritu de promover la calidad, cuando hablo de calidad no me refiero a lujo, hay turismo mochilero de buena y mala calidad, hay turismo de cinco estrellas de buena y mala calidad… aquí hay espacio para crecer en diferentes ámbitos del turismo. Nosotros tenemos un programa muy importante de certificación de destinos sostenibles y de hecho estamos trabajando en la certificación de destino sostenible del desierto de La Tatacoa, más que eso es un proceso estricto con unas normas que hay que cumplir. Estuve en La Macarena, Meta, un destino importante conocido por Caño Cristales, y estuvimos entregando el certificado de calidad turística, es el primer municipio del Meta que tiene una certificación y entra a formar parte de uno de los 21 destinos en el país que tiene esa certificación, creo que a ese tipo de iniciativas es que hay que apostarle; en esto tienen el acompañamiento del Viceministerio para facilitar que destinos como el desierto de La Tatacoa se pueda certificar.

 

¿Cuál es el objetivo de la campaña Yo Voy?

Colombia ha tenido siempre dos campañas, una nacional y otra internacional, hay quienes dicen que tengamos una sola, pero realmente los mercados son muy distintos, no es lo mismo promoverle Colombia a un japonés que promover el Huila en el departamento de Antioquia; esta campaña lo que busca es que cada vez más colombianos puedan viajar, que los viajes se conviertan en algo de la canasta familiar, que no se piense que viajar es el privilegio de unos pocos con recursos sino que la mayoría pueda viajar alrededor del país y conocerlo, lo que va ayudar a posicionar mucho los destinos, porque para todos los países el turismo doméstico es un elemento muy importante.

 

¿Qué anuncios hay para el Huila?

Hay un tema muy importante de infraestructura; hay un proyecto de inversión muy importante con recursos del Ministerio por 7.600 millones de pesos para la mejora de la infraestructura en el Parque Arqueológico de San Agustín, donde se está haciendo un auditorio, senderos, los cobertizos de las figuras, baterías sanitarias, una cocina, espero que al final del año pueda estar terminada esta infraestructura que se ejecuta a través de Fontur. Tenemos otro proyecto de trabajo que no sólo es en el Huila, sino que también vincula al Tolima, Putumayo, Caquetá, en la ruta de aviturismo, el cual se ha vuelto que es una puerta de entrada al turismo natural. Estamos trabajando en la certificación de destino de calidad de la Tatacoa, pero también una certificación que tiene que ver con todo el tema de la observación de estrellas; el tiempo depende de la voluntad, el esfuerzo y compromiso tanto de las autoridades como del sector privado de cada región.

Comentarios

comentarios