El destituido subgerente financiero del Hospital San Carlos se entregará a la Fiscalía de un momento a otro.

RICARDO AREIZA

unidadinvestigativa@lanación.com.co

El relevado subgerente financiero del Hospital San CarlEdilberto Macías Villarraga, el cerebro de una millonaria defraudación al Hospital San Carlos de Aipe, se entregará a la Fiscalía de un momento a otro.

El ex funcionario, al parecer, el ‘cerebro’ de la operación fraudulenta, explora un principio de oportunidad con la Fiscalía, según lo confirmaron fuentes cercanas a la investigación.

Macías Villarraga, quien aseguró que parte de esos recursos iban destinados a la campaña del candidato a la Alcaldía de Neiva, Gorki Muñoz, anunció su intención de lograr un preacuerdo a cambio de beneficios. No obstante, la Fiscalía estudia actualmente los términos de la cooperación, para determinar si tramita o rechaza este recurso jurídico.

La matriz de colaboración contemplaría además de aceptar los cargos, la posibilidad de delatar a otros de sus cómplices, partícipes o beneficiarios de la desviación de los recursos públicos.  Entre ellos, contratistas, servidores públicos y particulares, que recibieron

En las irregularidades habrían participado, la jefe de facturación y cartera, Eliana Medina, vinculada por prestación de servicios y el almacenista, Héctor Favían Díaz, también relevados de sus cargos. Estos últimos aparecen también como beneficiarios finales de numerosos giros irregulares, hechos a nombre de supuestos contratistas o proveedores.

La defraudación continuada se perpetró durante seis años a través de la cuenta oficial destinada para el pago de nómina. El subgerente administrativo y financiero, Edilberto Macías Villarraga, y otros funcionarios de la entidad se apropiaron ilícitamente de los recursos que ascienden a 1.621 millones de pesos, según el último dictamen realizado por la Contraloría Departamental del Huila.

La Fiscalía adelanta por su cuenta una rigurosa investigación no solo sobre el monto de la defraudación sino sobre los demás participantes. “Esas diligencias se encuentran bien avanzadas y se preparan acciones contundentes”, explicó un funcionario judicial.

Polémico audio

Las irregularidades, como lo registró LA NACIÓN, se destaparon en enero pasado. Sin embargo, el escándalo estalló cuando la Oficina de Control Interno de la entidad reveló los primeros hallazgos.

El documento fue analizado el 24 de enero de 2019, en una junta directiva extraordinaria, a la que concurrió el subgerente Macías Villarraga. El funcionario aceptó en esa reunión su responsabilidad y anunció que devolvería parte del dinero.

En esa reunión, a la que asistían todos los directivos del centro asistencial, sin ruborizarse, señaló que parte de esos recursos iban destinados a la campaña del candidato a la Alcaldía de Neiva, Gorki Muñoz Calderón, como se conoció en un audio revelado el fin de semana por Noticias Uno.

“Ese audio existe, es real y corresponde a la voz del subgerente Macías Villarraga. Es una parte de una reunión extensa, debidamente grabada, como ocurre en todas las juntas directivas”, explicó el abogado Sebastián González, apoderado de la entidad.

“Esa grabación de la junta directiva fue entregada a la Fiscalía el mismo día de la denuncia y copia de ella se remitió a la Contraloría y a la Procuraduría, donde deben reposar, afirmó el jurista.

“La supuesta desviación a la campaña la hizo Macías en medio de las fuertes reclamaciones que le hacía el gerente. Seguramente lo hizo para justificar su conducta, pero no existe ninguna evidencia que así lo demuestre”, precisó.

Primeros soportes

El informe de auditoría financiera fue entregado el 18 de enero de 2019. En el documento “se deducen presuntas conductas, penales, fiscales y disciplinarias en que incurrió Edilberto Macías Villarraga, subgerente de la entidad”. El mismo documento fue remitido  a la Fiscalía el 21 de enero de 2019 con la denuncia penal que se formuló ese mismo día el gerente del hospital San Carlos Jorge Alonso Charry.

El reporte contemplaba solamente pagos dobles de nómina, Solo en el 2018 se detectaron pagos por valor de 260.74 millones de pesos que favorecían a diez funcionarios encabezados por el propio Macías Villarraga con 78,35 millones de pesos y al almacenista Héctor Avían Díaz.

Posteriormente, la contralora Adriana Escobar ordenó una auditoría exprés que profundizó los hallazgos.

Así robaban

Macías Villarraga utilizaba habilidosamente el aplicativo contable Sihos-web para modificar la información contenida en cada uno de los registros con el objetivo no generar alertas que pudieran evidenciar su torcido proceder.

Al revisar los pagos efectuados por concepto de nómina y demás prestaciones laborales correspondientes a las vigencias 2017 y 2018, la contraloría  detectó pagos dobles, o montos superiores a los devengados por los funcionarios de planta.

La mayoría de los pagos estaban asociados a la nómina, otros se desviaron camuflados por pagos de servicios personales a contratistas y en otros casos por pago a proveedores.

Durante los cuatro años anteriores (2013-2014-2015 y 2016) se registraron las mismas irregularidades (pagos superiores a los devengados) por un monto de 209,39 millones de pesos.

Los pagos irregulares ascendieron a 1.621 millones de pesos. Los dineros fueron girados mediante cheques, transferencias bancarias o autorizaciones de pago a través de la Cooperativa Coopeaipe.

La cooperativa realizaba las transferencias electrónicas a las cuentas de ahorro de los funcionarios  ilegalmente beneficiarios, según oficio de dispersión emitido por Macías Villarraga, previa consignación o giro de los recursos a la entidad cooperativa.

Un convenio suscrito en el 2012 permitía esa intermediación. Macías Villarraga era el administrador del convenio con la cooperativa.}

A través de esta modalidad se realizaron pagos superiores o en mayor valor a los que tenían que devengar mensualmente diferentes funcionarios del hospital de primer nivel concepto de nómina u otros conceptos laborales (primas, vacaciones).

También se realizaron pagos espurios a través de cheques. Según  se giraba valores superiores a los que realmente debía devengar, causando de esta manera un cuantioso detrimento patrimonial.

Todos los cheques girados a nombre del Edilberto Macías fueron cobrados por el mismo, según los certificó Bancolombia. Las transferencias realizadas por la Cooperaipe fueron abonadas a la  cuenta del funcionario.

Lo mismo ocurrió con el almacenista, Héctor Favian Díaz. El funcionario recibió a través de cheques y ordenes de giro por medio de la cooperativa Coopeaipe, pagos en mayor valor, y/o adicionales, superando el valor que debía devengar por concepto de nómina.

De acuerdo con las certificaciones emitidas por Bancolombia los cheques girados fueron cobrados por el mismo beneficiario y las transferencias realizadas por Coopeaipe y la realizada por la ESE directamente se abonaron a su cuenta de ahorros.

La misma situación se registró con Zulay Magally Arcos Sosa funcionaria de la ESE, quien recibió transferencias realizadas por Coopeaipe y tres realizadas por la ESE directamente las cuales fueron abonadas a su cuenta de ahorros.

Además, la cooperativa giraba cheques irregularmente a favor de otra funcionaria, sin restricción de páguese al primer beneficiario. Los cheques eran endosados irregularmente, y el dinero era cobrado o recibido por terceras personas. En numerosos casos los beneficiarios finales eran el destituido ex gerente Macías Villarraga y el almacenista  Héctor Favían Díaz.

En otros casos, el cobrador final de los cheques girados irregularmente era Eliana del Roció Medina Rubiano, quien estuvo vinculada como jefe de cartera.  Los cheques también eran girados a particulares sin ningún vínculo con la entidad oficial. En cinco oportunidades aparecen cheques girados a nombre de su hermano Camilo Medina Rubiano, pero aparece cobrándolos la señora Eliana, jefe de cartera. Los cheques sumaban 21,99 millones de pesos.

Igual ocurrió con otros cheques cuyo beneficiario final fue Daniela Del Pilar Medina Rubiano, quien no ha tenido ningún vínculo con  la entidad. Solo en el 2018 por esta modalidad se giraron recursos irregularmente por 260,74 millones de pesos para beneficiar a diez funcionarios. (Ver gráfico)

rsos iban destinados a la campaña del candidato a la Alcaldía de Neiva, Gorki Muñoz, anunció su intención de lograr un preacuerdo a cambio de beneficios. No obstante, la Fiscalía estudia actualmente los términos de la cooperación, para determinar si tramita o rechaza este recurso jurídico.

 

Comentarios