El presidente Iván Duque, presentaría ante el Congreso una reforma pensional que modificaría dos aspectos claves en el sistema actual. El proyecto sería radicado después de las elecciones regionales del 27 de octubre, e iría con un mensaje de urgencia para que sea aprobado antes de que se acabe el año y pueda empezar a regir en el 2020.

Según la información revelada por Portafolio, el proyecto no modificaría la edad de jubilación (57 años para mujeres y 62 para hombres), ni tampoco las semanas de cotización que exige la ley.

Lo que si aumentaría es el monto de los aportes que hacen los colombianos mensualmente, que pasaría del 16% al 20%. Aún se desconoce como se aplicaría este incremento y como se repartiría la carga entre empleado y empleador.

Actualmente, si un empleado gana $2 millones, debe asumir el 4% ($80.000) y la empresa paga el otro 12% ($240.000) para un total de 16% ($320.000 al mes). Como esta cifra subiría al 20%, los pagos mensuales llegarían a $400.000, es decir, $80.000 más, que serían asumidos por las partes. En el caso de los cotizantes independientes el panorama es peor, pues el costo total lo asumen solos.

Eliminar el régimen de prima media

El otro punto importante de esta reforma es la eliminación del régimen de prima media, el cual es operado por Colpensiones. Con este ajuste se eliminaría el pago de subsidios por parte del Estado, que destina unos $40 billones al año para financiar el rubro pensional.

De este modo, Colpensiones pasaría de ser un fondo común de pensiones a operar en el régimen de ahorro individual con solidaridad (Rais), tal como funcionan los fondos privados.

La Comisión de Protección a la Vejez construyó la reforma con una premisa y fue combatir tres frentes: cobertura, equidad y sostenibilidad. Una idea que buscarán venderle al congreso para que sea aprobada. En los próximos días se conocerán mas detalles de esta polémica reforma pensional.

Comentarios

comentarios