Los errores más comunes que se cometen a la hora de tener una mascota.

María Camila Manrique T.

paginasocial@lanacion.com.co

 

En Colombia, cada vez son más los hogares que poseen mascotas. De acuerdo con las cifras reveladas por la consultora Brandstrat, seis de cada diez hogares en el país tienen una mascota, y de estos, más del 60% son perros.

Las cifras de adopción siguen aumentando vertiginosamente. Según datos de la Universidad de la Salle, en Colombia hay más de un millón de perros abandonados. Esto quiere decir que, por cada 100 perros con vivienda, hay 38 en las calles, lo que ha hecho que las jornadas de adopción sean cada vez más frecuentes.

Parte del problema de abandono radica en el desconocimiento del proceso de adopción y de cómo las características de las diferentes razas actúan frente al mismo. “En el momento en que se va a incluir a un perro en la familia es necesario asesorarse de alguien que tenga conocimiento sobre las razas y las peculiaridades del perro para que su llegada a casa sea armoniosa”, asegura Felipe Ramírez, experto en adiestramiento canino de Laika.

La falta de tiempo y compartir poco con las mascotas puede llevar a los perros a sufrir de ansiedad y abandono emocional.

De acuerdo con Laika, la plataforma líder en servicios para mascotas, los cinco errores más comunes que se cometen a la hora de adquirir una mascota son:

1. No saber elegir la raza

Usualmente, los perros que tienen mayor actividad en los lugares de adopción o en las tiendas de mascotas suelen requerir de mayor atención.

Por eso Felipe Ramírez, experto en adiestramiento, aconseja, “ir con alguien que tenga conocimiento sobre los diferentes tipos de razas y buscar siempre, entre la camada, aquel que esté más tranquilo y no sobresalga sobre los demás porque es el que sabe canalizar su energía”.

2. No saber reconocer las cualidades del perro en adopción

Usualmente, los perros que se encuentran en jornadas de adopción son perros que se han visto expuestos a una serie constante de abandonos por lo que tienen características emocionales particulares.

De acuerdo con el experto, “tienen una necesidad de apego mayor, se acercan más a los humanos, necesitan contacto, tendrá que existir más tiempo de calidad con ellos dado que no pueden enfrentarse a otro abandono, así sea por corto tiempo”.

3. Humanizar a las mascotas

Es común escuchar el término, humanización de la mascota; en la cotidianidad, las personas aseguran que quien viste a su perro, lo baña o quizás le personaliza algunos objetos lo está humanizando.

Sin embargo, el experto asegura que el verdadero problema radica en no establecer una conexión clara con la mascota y entender sus necesidades para tener un relacionamiento claro.

4. Corrección a golpes y dominancia

Nuevamente, en este punto, se trata de un tema de comunicación, la mascota necesita ser corregida evitando los golpes y partiendo de la premisa de que, si se habla con firmeza, el perro entenderá quién manda en el hogar y no actuará de forma inadecuada.

5.Perros y niños no congenian

Cuando llega un niño a casa o cuando el niño tiene por primera vez una mascota se debe aclarar el tipo de relación que van a tener. “Un menor no debe jugar de manera agresiva con su perro porque él le va a responder de la misma manera y entonces las dinámicas serán violentas y el perro podrá atacarlo como una presa”, afirma el experto.

 

Comentarios