En el Ministerio de Trabajo se realizó ayer una reunión en el que estuvo Asociación Colombiana de Futbolistas Profesionales, Acolfutpro, tocando el tema del posible paro en la Liga Aguila y las peticiones de los futbolistas con las que buscan mejorar sus condiciones laborales. Dimayor y la Federación Colombiana de Fútbol se excusaron y no fueron.
Todo terminó en una nueva reunión que será el primero de noviembre a las diez de la mañana, en donde se espera contar con todas las partes para llegar a un común acuerdo que beneficie a todos.

La ausencia de los directivos del fútbol colombiano generó polémica y sobre todo después de que la Dimayor le respondió tajantemente al Viceministro de Trabajo, Carlos Baena, quién había confirmado la presencia de los dirigentes en la próxima reunión.
Minutos más tarde Dimayor respondió en Twitter: «Señor Viceministro @baena, en ningún momento el Presidente de la @Dimayor ha tenido comunicación con usted ni ha confirmado asistencia a esta nueva reunión. La decisión se tomará en Asamblea el 30 y 31 de octubre. #NoEngañeAlPaís».

Finalmente, el facilitador de la Comisión Especial de Tratamiento de Conflictos, ante la Organización Internacional del Trabajo, Cetcoit, José Noé Ríos, confirmó a través de un comunicado que “el presidente de la Dimayor, Jorge Enrique Vélez, manifestó que atendería la citación de Cetcoit con la autorización que le expida la Asamblea de Clubes”.
De momento, el fútbol colombiano queda a la espera del anuncio que haga Acolfutpro respecto a la ‘hora cero’ para el inicio del cese de actividades. Igualmente, Carlos González Puche, de Acolfutpro, afirmó que los jugadores se reunirán y decidirán si al fin van a paro en la fecha 19 o esperarán a la próxima reunión.

Comentarios