Agro, turismo y vías serán las principales acciones del nuevo gobernador del Huila, Luis Enrique Dussán.

Jesús Antonio Rojas Serrano
editorgeneral@lanacion.com.co

Consciente que tendría una agenda apretada al siguiente día, el gobernador electo del Huila, Luis Enrique Dussán, no celebró mucho la noche del domingo y se fue a dormir temprano. Ayer, madrugó a atender llamadas telefónicas y una serie de compromisos con medios de comunicación y gremios de la producción. Visiblemente agotado producto del trajín propio de una campaña, Dussán habló con LA NACIÓN en un Facebook Live que en cuestión de minutos tuvo cientos de views o reproducciones. Aquí están apartes del diálogo con el mandatario que regirá el destino de los huilenses durante los próximos cuatro años.

¿Qué impresiones le dejó la campaña?

Fue un trabajo muy bonito, un trabajo de recorrer varias veces todos los municipios, visitar muchas zonas rurales, hablar con los campesinos, con los indígenas, con la gente de la ciudad. Nos recibieron siempre con gran receptividad y aprecio. Eso nos hizo muy feliz y nos gozamos esta campaña.

¿Cuáles fueron las claves para ganar?

Fue un reconocimiento a un trabajo de 30 años, pero también fue una campaña bien hecha, intensa, sin parar, trabajando día y noche. Logramos llegarle a la gente y conseguimos que muchos sectores políticos nos apoyaran.

Fue muy importante la recolección de 167 mil firmas de huilenses, de carne y hueso, que firmaron para que Luis Enrique Dussán fuera avalado para la Gobernación del departamento. Eso nos acercó muchísimo a la gente. Y yo creo que el planteamiento que hicimos, la hoja de vida y la seriedad que nos caracteriza. Creo que aquí fue muy fuerte el voto de opinión.

El Centro Nacional de Consultoría hizo tres encuestas para LA NACIÓN. En las dos primeras, usted perdió. ¿Desde qué momento sintió que podía ganar?

Yo sentí que iba a ganar desde que empecé, así estuviera por abajo porque sabía que una campaña es un proceso y que teníamos que hacernos conocer mucho más. La encuesta de LA NACIÓN mostró una realidad, primero, con una buena distancia, luego la acortamos, y finalmente, la pasamos, y yo creo que eso era real.

Siempre creí que teníamos un margen de seguridad en el sentido de que esta encuesta era netamente urbana y no contaba la población rural, que representa el 38%. En la segunda encuesta vimos que estábamos acercándonos y con el margen rural, yo dije: ya estamos empatados. Y en la tercera encuesta, ya estábamos por encima y dije: estamos más que eso. Así fue. Ese fue el resultado final.

¿Cómo asumían las encuestas al interior de la campaña?

Las encuestas serias yo las asumo siempre con toda la responsabilidad, mirando no sólo el resultado sino la imagen, el nivel de reconocimiento. Nosotros veíamos que todavía nos faltaba que nos conocieran, pero lo bueno fue que la imagen positiva nuestra fue siempre mucho más alta y la imagen negativa mucho menor.

Para mí las encuestas, que se hacen con firmas serias, son referentes y nos indican lo que hay que mejorar. Nosotros también hicimos mediciones propias y eso nos permitió estar identificando permanentemente cómo íbamos y dónde teníamos que reforzar.

Tras el triunfo en las urnas, un nutrido grupo de seguidores acompañó en su sede al gobernador electo, Luis Enrique Dussán.

¿En qué falló la campaña de su adversario más fuerte, Carlos Ramiro Chávarro?

No sé porque cada quien tiene su estilo, sus estrategias, su organización, sus equipos. La verdad no me puse a fijarme en las otras campañas porque estaba concentrado en la mía.

¿Qué tanto le molestó que algunos integrantes de la campaña de Chávarro quisieron ligarlo con el comunismo?

Me dolió que llegaran a jugar tan bajo. Eso no fue que a alguno se le ocurrió, eso fue un tema preconcebido, que combinaron con redes sociales. Lo que no estuvo bien es que intentaran ligarme con la guerrilla y con las disidencias de las Farc. Jugaron demasiado bajo y además, poniéndome en riesgo.

Yo les dije: están jugando con candela. Yo entendí que era producto del desespero porque vieron que la tenían perdida, pero no hay derecho a que hagan ese tipo de cosas. De quienes lo hicieron de frente, sufrí una gran decepción, pensé que eran otro tipo de personas.

¿Cómo transcurrió el día de las elecciones?

Salimos temprano, estuvimos en misa con el señor Obispo, encomendándonos a Dios. Yo conté siempre con Él. Luego, un desayuno rápido y nos fuimos para Campoalegre, mi tierra natal. Saludamos a los amigos. Hacia el mediodía estuvimos en Rivera, donde tenemos familia y amigos.

El resto de la tarde, estuvimos en Neiva mirando los resultados. Cuando vimos que era contundente el triunfo, nos fuimos a la sede. Allá, nos estaba esperando una buena cantidad de amigos y celebramos.

Los votos con los que ganó, ¿Era los que esperaba?

Del número de votos logrados, está muy cerca a lo esperado, tal vez un poquito más. Nosotros habíamos pensado 220 o 230 mil votos. La distancia también fue un poco más. Nosotros habíamos pensado que la distancia iba a ser de unos 50 mil votos y fue un poco más. Desde el primer día dijimos que teníamos que llegar a ese número de votos para ganar. Y trabajamos para eso. Sólo en las dos últimas semanas, sentí que sí íbamos a lograr la meta.

¿Le generó algún tipo de satisfacción personal haberle ganado a Chávarro en Garzón, la cuna conservadora por excelencia?

Me da una gran satisfacción haber ganado en 32 de los 37 municipios y haber ganado las elecciones, independiente del contendor.

¿Cuál será su agenda de los próximos días como gobernador electo?

La agenda apenas la vamos a establecer porque estábamos concentrados en el día de las elecciones. Voy a reunirme con el gobernador, Carlos Julio González. Ya me envió el mensaje, aunque él está incapacitado. Vamos a hablar con la gobernadora encargada.

Voy a terminar de organizar algunas cosas de la campaña. Vamos a descansar unos días. Terminé muy agotado, con un cúmulo de cansancio y de sueño. Tengo la celebración de un matrimonio, una reunión familiar.

Voy a aprovechar para descansar varios días. Y regresaremos a definir la agenda del empalme. Viene la pensada del equipo. No es un tema fácil porque hay gente buena con grandes perfiles. Vamos a buscar a acertar en todo orden. Vamos a mirar que el gabinete tenga representatividad regional y el tema de género. Lo central: la idoneidad de cada uno de los que serán nuestros colaboradores, personas en las que uno tenga la absoluta confianza.

Pero, ¿Ya tiene algunos nombres en la cabeza? ¿Ya tiene definido quién será su secretario de Vías, por ejemplo?

Ni idea, ni idea. Yo creo que primero hay que hacer un mapa completo de nombres y luego, ir organizando. Hasta ahora, vamos a empezar a pensar en el tema.

¿Cuáles serán sus acciones de gobierno?

Nosotros hicimos un planteamiento en varias direcciones, uno de ellos, el desarrollo productivo, la generación de empleo y de ingresos económicos, que es donde está el principal problema del departamento.

Y es un tema del que poco se ocupa el Estado. Se dan condiciones como infraestructura y servicios, pero nosotros pretendemos ir más allá que eso. Vamos a hacer una transformación del agro. Vamos a hacer agendas municipales, donde vamos a trabajar el ordenamiento productivo del territorio. La idea es identificar con la mayor precisión técnica las vocaciones de los territorios y de los mercados.

Todavía hay mucho más por desarrollar en el agro en el Huila. Vamos a trabajar muy fuerte en las plantas de mezclas de fertilizantes. Vamos a mejorar productividad con tecnología.

Usted habló mucho en campaña de turismo, ¿Qué hará?

Tengo la convicción de que el Huila es un departamento absolutamente rico en destinos turísticos, pero tenemos que crear todas las condiciones para generar una oferta de productos y servicios turísticos.

En eso estamos muy cortos. Hay que tener buenas agencias, buenas empresas de servicios especializados: transporte, gastronomía, hotelería, las tenemos, pero que hay que reforzar mucho más.

Tanto para el agro como para el turismo, tenemos que trabajar de la mano de la academia para que sea pertinente la formación. En eso, creo que estamos muy distantes. Tenemos que formar talento humano para el desarrollo agropecuario y turístico.

¿Cuáles son sus compromisos en materia vial?

Tenemos que hacer un trabajo muy fuerte en torno a la infraestructura vial. Tenemos un atraso de décadas en la malla vial y en eso, tenemos que hacer un trabajo muy agresivo. En vías secundarias, vamos a privilegiar el acceso a cascos urbanos, a destinos turísticos y
despensas agrícolas.

En vías terciarias, vamos a trabajar de la mano con los municipios. Hay que reactivar las fuentes de material.

¿Cómo gobernará políticamente hablando?

Vamos a convocar a todas las fuerzas vivas, a todos los sectores políticos sin distingo alguno. Ya la campaña pasó. Aquí no hay rencores ni odios. Vamos a mirar para adelante.

Así ha sido el comportamiento en mío en toda mi vida tanto en lo público como en lo
personal. Vamos a construir en todos. Vamos a invitar a que nos ayuden a todos los congresistas del departamento y a aquellos que no son huilenses pero que sacaron votos aquí en el Huila.

Vamos a buscar el liderazgo de la región surcolombiana para que entre todos tengamos mucho más peso ante el Gobierno Nacional.

Comentarios