Una ‘tormenta’ enfrenta el Gobierno Nacional por cuenta de ocultarle al país de que en el operativo militar contra las disidencias de las Farc en el municipio de San Vicente del Caguán, Caquetá, llevado a cabo en septiembre pasado, murieron siete menores de edad, entre ellos una niña de 12 años de edad.

Si bien el operativo fue legítimo –en razón a que el ‘blanco’ era ‘Gildardo Cucho’, una amenaza para la seguridad nacional–, no está bien que una información tan delicada haya sido mantenida en secreto y que los colombianos se hayan enterado de la muerte de los menores en medio de un debate de moción de censura contra el ministro de Defensa, Guillermo Botero, dos meses después de ocurridos los hechos.

El hecho que el Gobierno Nacional no hubiese reportado las muertes de los menores tras el bombardeo genera múltiples suspicacias y dudas, como las que han surgido como espuma desde que el senador Roy Barreras hizo la denuncia.

Se trata ciertamente de una falla protuberante que impacta el ‘corazón’ del Gobierno Nacional y de las mismas Fuerzas Militares, que vienen combatiendo por todo el país las disidencias de las Farc y otras bandas criminales.

El Gobierno debió no sólo reportarle al país lo ocurrido en ese operativo militar y abrirse a investigaciones posibles sino elevar una denuncia internacional sobre una problemática que está tomando fuerza en varias zonas del país: el reclutamiento de menores de edad por parte de grupos ilegalmente armados.

Las Farc, cuando existieron como guerrilla, volvieron a cientos de niños unas verdaderas máquinas de guerra. Fue un episodio doloroso, que se está reeditando y que el presidente de la República, Iván Duque, debe comprometerse a enfrentar integralmente.

El jefe de Estado debe además evaluar si es conveniente que siga sosteniendo contra ‘viento y marea’ a Guillermo Botero como ministro de Defensa.

 

“No está bien que una información tan delicada haya sido mantenida en secreto y que los colombianos se hayan enterado de la muerte de los menores dos meses después de ocurridos los hechos”

Comentarios