El alcalde electo de Neiva, Gorky Muñoz, volvió a sorprender ayer en la conformación del gabinete que lo acompañará a partir del primero de enero de 2020.

El próximo mandatario de los neivanos decidió darle participación política al partido de la Farc, con la designación de la exguerrillera Smith Duarte Cano como jefe de la Oficina de Paz y Derechos Humanos de la Alcaldía de Neiva.

Duarte Cano estuvo capturada por el frustrado atentado de la columna Teófilo Forero de las Farc contra el entonces presidente Álvaro Uribe Vélez el 21 abril del año 2005 en cercanías al aeropuerto ‘Benito Salas’ de la capital huilense. Ese día, alcanzó a ser disparado contra
el avión presidencial un cohete tipo rocket, sin precisión.

Según se divulgó en su momento, Duarte Cano alcanzó a escapar a Venezuela, en donde consiguió una cédula de ese país a nombre de Aura María Morales Rey. En 2007, finalmente, cayó en poder de las autoridades en San Vicente del Caguán, Caquetá.

Tras la firma del acuerdo de paz en el Gobierno de Juan Manuel Santos, la que será la jefe de la Oficina de Paz de Neiva optó por el camino de la legalidad y se dedicó a apoyar la reintegración de otros excombatientes, al punto que lideró un proyecto de producción piscícola en la zona de reincorporación de Miravalle, Caquetá.

Duarte Cano ha aprovechado además el proceso de paz para convertirse en contadora pública y hacer una especialización en Gerencia de Proyectos.

De su nueva asesora de Paz, el alcalde electo destacó la experiencia de ella en el “trabajo social con personas en proceso de reincorporación”.

Comentarios