El alcalde de Palermo Víctor Polanía, suspendido por indebida participación en política en favor de una de las candidatas a sucederlo.

RICARDO AREIZA

unidadinvestigativa@lanación.com.co

El esperado retorno del suspendido alcalde de Palermo, Víctor Ernesto Polanía Vanegas, quedó definitivamente descartado.

El funcionario conservador no regresará al cargo para terminar su polémico mandato. El juez Sexto Administrativo de Neiva, Miguel  Augusto Medina Ramírez,  rechazó por improcedente la acción de tutela, el mecanismo que utilizó para desmontar la separación temporal del cargo.

La suspensión se produjo el 15 de octubre pasado, dos semanas antes de las elecciones acogiendo la denuncia que formuló la alcaldesa electa Natalia Caviedes Chinchilla.

La joven dirigente reveló un audio grabado a escondidas por uno de los asistentes a una cumbre secreta donde el alcalde Víctor Polanía, explicaba la estrategia financiera para apoyar con recursos públicos a su candidata Silvia Alexandra Castañeda, quien finalmente “se quemó” con 5.008 votos (el 32,82%).

“Los audios evidencian que se van a utilizar 22 mil millones de pesos del presupuesto de Palermo para ganar las elecciones. Esto no es justo ni transparente que se desvíen los recursos públicos hacia una campaña”, expresó la entonces candidata Natalia Caviedes, quien resultó ganadora con 9.757 votos y con un alto reconocimiento ciudadano (63,95%).

La procuradora Provincial de Neiva Yulieth Cristina Cortés Fierro, como medida preventiva, ordenó  la suspensión provisional del cargo por tres meses e inició el proceso disciplinario por indebida participación en política.

 

La tutela

Polanía, conocido popularmente como ‘Pujacho’,  argumentó que con la separación temporal del cargo, la Procuraduría Provincial de Neiva le vulneró derechos a la presunción de inocencia, contradicción, imparcialidad y defensa como corolario del debido proceso”.

En  su criterio, la funcionaria “se precipitó a prejuzgar su conducta sin tener la certeza de que el accionante era el que aparece una grabación (error de identidad); sin tener certeza de que la misma ha sido o no manipulado para ser entregada (inducción el error).
“La fecha, el lugar y las condiciones específicas que enmarcan la prueba indican que la Procuradora a través del mencionado auto incurrió en desconocimiento de la imposibilidad de atender la prueba allegada;  presuntamente hubo falta de imparcialidad desplegada y en la apreciación de la prueba llegó a conclusiones equivocadas y descontextualizadas respecto del procedimiento y  de las garantías procesales”, argumentó el ex procurador César Augusto Murcia, apoderado del suspendido alcalde.

Natalia Caviedes, alcaldesa electa, reclamó garantías.

La contraparte

“El fin que persigue es asegurar que el proceso se adelante en correcta forma evitando que quien es investigado pueda llegar a interferir en él valiéndose de su cargo, función o servicio, pero además que el disciplinado continúe o se repita la falta que originó el proceso, aseguró la Procuraduría al contestar la tutela.

“Estas causales salvaguardan aquellos bienes jurídicamente tutelados que hubieren sido posiblemente lesionados en forma gravísima o grave mediante la eliminación de la posibilidad de que siga siendo el bien más afectado por la conducta del servidor investigado”, precisó.

Esa posición fue respaldada por el juez de tutela, según el cual, ese acto administrativo no es enjuiciable por tratarse de una medida provisional mientras concluye el proceso disciplinario.  El funcionario consideró que en este caso no se ha vulnerado el derecho al debido proceso al ordenar la orden de suspensión provisional.

Según la denunciante, la reunión se realizó el 30 de septiembre del 2019 en su finca ‘El Chorrillo’, en la vereda Nazaret del municipio de Palermo.

En este encuentro, Polanía Vanegas, con su estilo campechano explicaba ante los asistentes, incluyendo a servidores públicos y candidatos al concejo local, la estrategia electoral para direccionar con fines proselitistas los subsidios y recursos públicos y de esta manera favorecer a la candidata Silva Alexandra Castañeda.

“Si nosotros trabajamos bien el tema, en la pelea salimos ganando… los vamos a volver mierda, pues nosotros tenemos 22 mil millones de pesos en estas vainas que faltan todavía…22 mil millones que estamos invirtiendo en este momento”, explicaba Polanía ante su condescendiente concurrencia.

Entre los asistentes estaban, según la misma denunciante, el personero Kleiver Oviedo Farfán, los miembros de su equipo de gobierno y los concejales de la coalición.

También habló sobre los subsidios que se cambiarían por votos representados en otorgamiento de lotes y mejoramientos de vivienda especialmente en la zona urbana y en los centros poblados de Betania y El Juncal.

“Igualmente entrega de mercados y subsidios a la tercera edad, financiados con  recursos públicos con la condición de favorecer a  su candidata”, explicó Caviedes.

En ese orden de ideas concluyó la Procuradora Provincial que “hubo una actividad sustancialmente política la que está restringida constitucional y legalmente a los servidores públicos en corriendo posiblemente el alcalde en una conducta disciplinariamente reprochable”.

Adicionalmente, la grabación contenida en un disco compacto allegado por la denunciante se incorporó al proceso, debidamente notificado el 16 de octubre al apoderado del suspendido alcalde,  César Augusto Murcia, ex procurador Regional del Huila.

El agente del Ministerio Público,  quien actúa en esa diligencia, consideró que la conducta presuntamente cometida por el funcionario encartado “es una falta gravísima”.

Igualmente, reiteró que la Procuraduría General de la Nación tiene la competencia para suspender provisionalmente a servidores públicos de elección popular en el marco de una investigación disciplinaria.

“Dicho acto administrativo no es enjuiciable por tratarse de una medida provisional mientras concluye el proceso disciplinario”. En ese análisis, no hubo improvisación ni precipitud. Por el contrario, se coligió la probable participación del funcionario.

De acuerdo con el audio que motivó la apertura de la investigación,  era previsible que la continuidad del ejercicio del cargo podría generar interferencias en el trámite del proceso disciplinario en lo atinente al recaudo probatorio y alto riesgo de la consumación de la conducta presuntamente andina del actor afectando las garantías electorales

La Procuraduría Provincial de Neiva motivó suficientemente la decisión de imponer la medida de suspensión provisional contando con elementos de juicio suficientes, más la grabación aportada, divulgada por los medios de comunicación, incluida LA NACIÓN.

Naufragó tutela

El juez descartó la tutela argumentando que los actos administrativos  de trámite no son susceptibles de recurso judicial autónomo. “Debe esperarse a que culmine el proceso disciplinario”, afirmó.

Según lo acreditado en el expediente la Procuraduría Regional no se ha pronunciado aún en el escenario del grado de consulta en el que el sujeto disciplinario por medio de apoderado presentó alegatos a fin de controvertir los fundamentos de la accionada para la imposición de la suspensión provisional en especial frente a lo que concierne como prueba ilícita esto es la grabación en la que fundó única y exclusivamente a su decisión.

Sobre el particular la Corte Constitucional sostiene que de ninguna manera se trata de extender la tutela a los actos de trámite o preparatorios hasta el extremo de que haga un uso abusivo de ella con el propósito de impedir que la administración cumpla con la obligación legal que tiene de adelantar los trámites y actuaciones administrativas que el ordenamiento jurídico ha dispuesto para la ejecución de los diferentes cometidos que le han sido asignadas.

Es claro, dijo,  que con los actos de trámite o preparatorios no está expresándose una voluntad definitiva sino que se constituyen como un conjunto de actuaciones intermedias previas a la formación de la decisión que se plasmará en el acto final. “Bajo estos derroteros este despacho negará el amparo constitucional solicitado teniendo en cuenta que no se encuentra configurado el requisito de subsidiariedad a efectos de que el asunto sea analizado a través de la acción de tutela lo que de suyo la torna improcedente”, precisó el juez  Miguel Augusto Medina Ramírez al declarar improcedente el recurso.

La alcaldesa electa, Natalia Caviedes, afirmó que la medida le da tranquilidad. “No me alegra la suspensión pero me da tranquilidad porque la decisión es consecuente con la lucha que dimos en defensa del patrimonio público”.

El fallo de tutela.

Fallido retorno

En estas condiciones, Polanía Vanegas no regresará a la Alcaldía de Palermo.  La suspensión por tres meses terminaría el 16 de enero de 2020, cuando el periodo legal ha terminado.

Ahora, quedando en firme la medida provisional,  el gobernador entrará a designar un alcalde encargado para terminar el mandato.

“Estamos esperando que la Registraduría corrija la certificación sobre el movimiento político que avaló al alcalde suspendido para solicitarle la terna de posibles sucesores”, explicó el jefe jurídico Ricardo Moncaleano  Perdomo, quien ejerce el cargo en provisionalidad.

La ley contempla que en caso de ausencia temporal por suspensión provisional en el desempeño de sus funciones dentro de un proceso disciplinario, el gobernador encargará a una persona del mismo partido o movimiento político del titular para terminar el periodo, acorde con el programa.

 

Comentarios