Piter Bonilla Diaz

Cómo empezar pues, ante la variedad de sucesos presentados recientemente y que ameritan por lo menos una tangencial mención.

Comienzo entonces, tal vez por el más comentado a nivel nacional, como es el paro contra el Gobierno. Anuncio que por suerte se hizo hace algunas semanas; que ha tenido toda clase de reacciones, y que ha servido para que el Ejército y la Policía tomen drásticas medidas para que no se repita aquí el bárbaro  pretexto de  los  alienados protestantes  en Ecuador y Chile. Y para que el pueblo conserve la tranquilidad, se provea lo suficiente para varios días en previsión de lo que pueda ocurrir, y, desde luego, estar del lado de nuestras Fuerzas Armadas.

Sigo con el anuncio hecho por el alcalde entrante de Neiva Gorky Muñoz Calderón, de gran parte de su gabinete. Debo resaltar la designación en la  Secretaría de Gobierno de la excelente profesional Olga Lucía Monje Álvarez, aunque hubiera sido mejor en la gerencia de las Empresas Publicas, por la necesidad de que la entidad sea dirigida con la comprobada rectitud, seriedad, idoneidad y genuino talante, virtudes que posee excepcionalmente la doctora Monje.

Otro anuncio de destacar es el de “Pachela” Bobadilla. Ejecutiva que a no dudarlo dará relevancia y proyección a la cultura de nuestra capital. Su madre y su tío, en su orden, Clara y Orlando Mosquera, serán celosos asesores para su óptimo desempeño.

Acerca de las demás asignaciones se han escuchado comentarios de café. Por ello  no me atrevo a opinar por  no conocer a las personas seleccionadas. Caso diferente es el anticipado nombramiento de dos féminas, más conocida la primera, y que  ha causado inusitado revuelo… hasta considerarse que el nuevo burgomaestre debe revisar bien  tales designaciones.

De otro lado, aunque no me disgusta el nombramiento del nuevo ministro de Defensa, Carlos Holmes Trujillo, hubiera preferido a Rafael Nieto Loaiza, quien fuera vice ministro de esa cartera, y como es obvio conoce perfectamente el ejercicio castrense, aparte  de que es un hombre de singular carácter.

Finalmente, la caída de Evo Morales precipitada por el comprobado fraude electoral para su cuarta elección, y ante la actitud de las Fuerzas Armadas Bolivianas, que enaltecieron el honor militar al hacerse del lado del pueblo, es un pregón  para los países que sufren la satrapía comunista con la complicidad de un Ejercito narcotraficante como el de Venezuela.

Comentarios

comentarios