Información comercial
En cumplimiento del cronograma de sectorización para la capital del Huila, la Empresa de Servicios Públicos Las Ceibas anunció este sábado que en las próximas semanas los cortes en el suministro del servicio disminuirán paulatinamente.

“Aunque ya tenemos un avance del 75% en la sectorización de Neiva, aún nos faltan por realizar los enmalles y cierres de 35 metros de tubería en el barrio Pastrana el lunes 18 de noviembre y 330 metros en la comuna 6, cuya fecha está por definir”, explicó Olga Lucía Acosta Guzmán, subgerente Técnica y Operativa de Las Ceibas al referirse a los cierres programados para esta semana.

El proceso de restitución de tuberías tiene un avance del 94% y solo faltaría un 6% para terminarlo, lo que quiere decir que una de las etapas más críticas ya pasó, sin embargo, a la ciudad aún le quedan algunos cierres por delante.

“Lo que estamos haciendo es trabajar lo más rápido que podemos para que en diciembre no tengamos cierres tan traumáticos. Por ejemplo, ya se realizó una de las actividades más complejas, que es la identificación de tuberías y que nos obligó a suspender el servicio en toda la ciudad por 24 horas”, manifestó la funcionaria, quien proyecta que para el primer trimestre del próximo año las actividades de la parte operativa ya habrán finalizado y solo quedará pendiente el análisis de ingeniería para medir las fluctuaciones en el servicio y poner en funcionamiento el sistema.

Una de las acciones emprendidas por la empresa de los neivanos ha sido informar semanalmente los avances del proceso, para que los ciudadanos tengan la información de primera mano y puedan tomar las medidas necesarias mientras la empresa culmina los trabajos de sectorización que le permitirán a la capital tener una red de acueducto más moderna con menos daños en la red, reducir los índices de agua no contabilizada y tener menos cortes en el servicio de acueducto.
Esta semana se instalaron 4 Válvulas de Cierre Permanente más y ya están construidas las cajas subterráneas de las Válvulas Reguladoras de Presión, que también ya se empezaron a conectar a la red. Este componente es el más complejo, pues requiere excavar y hacer 33 cajas de 5.30 metros por 2.80 metros para conectar las tuberías y controlar el sistema. Estas válvulas utilizarán tecnología de punta que facilitará la detección de anomalías en el consumo habitual de cada sector, conexiones ilegales, conexiones erradas y cruces de un subsector a otro, con lo que se podrán monitorear en tiempo real caudales, consumo, sobrepresiones, detectar daños y saber cuánta agua se está consumiendo.

“En pocos meses, cuando entre en funcionamiento la sectorización -explicó Acosta- los neivanos contarán con mayor continuidad en el servicio al tener menos cortes en el suministro de agua y menos fugas internas o externas. Nuestra ciudad será otra”.

Comentarios

comentarios