Foto: El País de Cali.

Así como en todo el país, miles de caleños salieron a las principales calles de la capital del Valle del Cauca a movilizarse en rechazo del Gobierno de Iván Duque; sin embargo, allí la protesta se salió de control para las autoridades.

En la ciudad de la salsa hubo bloqueos en más de 18 puntos de la ciudad, al igual que saqueos en locales comerciales y atracos durante el recorrido.

Uno de los desmanes que protagonizó un grupo de encapuchados fue el derrumbe de un semáforo ubicado en el sur de la ciudad, además de los enfrentamientos con el Esmad.

Por tal razón, el alcalde de la ciudad, Maurice Armitage, decretó toque de queda en la capital del Valle del Cauca desde as 7 de la noche de hoy, medida que fue aprobada por el Ministerio de Defensa. Además, el mandatario aseguró «que cualquier persona que esté en la calle desde esa hora será detenido por la Fuerza Pública».

Comentarios

comentarios