Con el objetivo de disminuir la tala de los bosques, reducir el consumo de leña y conservar los recursos naturales del Huila, la Corporación Autónoma Regional del Alto Magdalena-CAM le ha apostado a la construcción de hornillas ecoeficientes.

En los últimos seis años, la autoridad ambiental del Huila ha construido cerca de 12 mil hornillas de este tipo, beneficiando a la población rural de los 37 municipios del Huila, al igual que a 14 comunidades indígenas que hoy gozan de este beneficio.

Poner en marcha esta iniciativa contribuye a la mitigación del cambio climático mediante la reducción de las emisiones de gases efecto invernadero, generados por la población rural mediante la cocción de sus alimentos en hornillas tradicionales.

“Por cada hornilla ecoeficiente que construimos se reduce alrededor de 1.800 toneladas de dióxido de carbono al año. Además, se disminuye la contaminación de las viviendas y no afectan los pulmones de las familias que viven en la zona rural del Huila”, explicó Carlos Alberto Cuéllar Medina, director de la CAM.

Las hornillas

Estas hornillas están construidas en ladrillo y herrajes, tienen un horno, cuatro fogones, un caldero, una chimenea, compartimiento para leña, cenizas y ventilación, las cuales ofrecen otras ventajas como aumentar la eficiencia calórica, requiriendo menor cantidad de leña y optimiza la cocción de los alimentos.

Marta Cecilia Paredes, habitante de la vereda Bajo Mirador del municipio de Yaguará agradeció a la Cam por la construcción de las hornillas en su comunidad, “nos hemos beneficiado mucho con estas hornillas porque somos personas de bajos recursos. Antes nosotros cocinábamos en el suelo peligrando nuestra vida y la de los niños; y contaminábamos el medio ambiente, ahora las cosas han cambiado para bien”.

Beneficios ambientales

Entre los beneficios ambientales que trae consigo estas hornillas está la reducción en promedio del consumo de leña en un 30.8% comparado con las hornillas tradicionales, logrando una disminución de consumo de leña de 17.7 toneladas al día.

Así mismo, reducen las emisiones de Dióxido de Carbono en promedio de 30.82%, comparado con las hornillas tradicionales; es decir que con la utilización de las hornillas ecoeficientes, se logra una disminución de 32,4 toneladas de Dióxido de Carbono al día.

Estas hornillas se han construido gracias a las alianzas que ha liderado la Cam con instituciones como Prosperidad Social, Ecopetrol y el Departamento de Planeación Nacional.

Beneficios sociales

Las hornillas ecoeficientes evitan el contacto directo de las personas con el humo generado por la cocción de los alimentos, previniendo problemas respiratorios en la población rural.

De igual forma, se reduce en 10 minutos promedio el tiempo de la cocción de los alimentos y se mantiene el agua potabiliza, pues la hornilla cuenta con una caldera que permite tener agua hervida constantemente.

Huertos

El proyecto de la construcción de las hornillas va de la mano con la siembra de huertos abastecedores de leña, en los cuales se plantan especies como eucalipto, urapán, acacias, ocobos, cedro, roble e ígua.

Estos huertos leñeros cumplen doble función. Una, consumen el Dióxido de Carbono que emiten las estufas y dos, generan la leña que consume las hornillas, con lo que se evita la tala del bosque natural y se amplían las zonas boscosas del departamento.

“Esta iniciativa con enfoque ambiental y social, contribuyen a la generación de una nueva alternativa de vida para los habitantes de la zona rural del Huila, apostándole al cuidado y conservación de los recursos naturales y la dignificación de la calidad de vida de los campesinos”, expresó el Director de la CAM.

Comentarios

comentarios