Con una mañana desolada inicio el día en la ciudad de Neiva, locales comerciales cerrados, poco flujo vehicular y transporte público casi nulo; era el panorama que se vivía desde muy temprano por las calles.

Mientras tanto, en los puntos previstos para la concentración comenzaban a llegar cientos de personas dispuestas a lanzar cantos y arengas en contra de las decisiones gubernamentales. En diferentes sitios de Neiva se escuchaba a una sola voz “Duque chao” y “fuera Uribe”.

La movilización inició cerca de las 9 de la mañana y todas llevaban a un solo destino, el emblemático parque Santander; lugar donde se realizaría un acto simbólico y cultural.

Por la avenida Circunvalar, la carrera Quinta, la carrera Quince y la calle Octava de Neiva cientos de personas marchaban al mismo ritmo demostrando que la protesta se puede hacer con respeto y sin vandalismo, a pesar de lo que se había dicho y pensado ocurriría en las diferentes ciudades del país.

A las 11:15 de la mañana comenzaron a llegar los manifestantes al parque Santander, un solo pueblo, un solo sentimiento y un solo grito se escuchaba en el microcentro de Neiva. En este lugar no pararon los cantos ni las sátiras; todas dirigidas al Gobierno de Iván Duque y su partido Centro Democrático.

Fue a las 1:30 p.m. el momento en que terminó una jornada en la que los neivanos dieron cátedra de civismo.

 

Comentarios

comentarios