“Si hubo ocultamiento de la menor, ya que para ese momento la menor aún se encontraba con vida, llevaba siete días desaparecida…encontrándola muerta varios días después de haber sido asesinada…”, dijo el juez de conocimiento al anunciar que Pavel Camilo Barbosa Vargas, tío político de la niña Sara Valentina Triviño, será condenado por la muerte de ella.

El sentido del fallo fue revelado por el Juez Segundo Penal del Circuito de Neiva con Funciones de Conocimiento luego de que el Fiscal Quinto Seccional de la Unidad de Vida, con 54 testigos y 73 elementos materiales probatorios, entre ellos informes científicos, lograra demostrar la responsabilidad del hombre en la muerte de la niña en mayo de 2012.

Barbosa Vargas, quien se encuentra recluido en la cárcel de La Picota en Bogotá, será condenado por secuestro y homicidio, y se enfrenta a una de prisión entre 21 años y 4 meses mínimo a 45 años máximo.

 

‘Garante de la niña’ 

El hombre fue acusado de la muerte de Sara Valentina, de 4 años de edad y sobrina de su compañera sentimental Camila González, en la finca Corinto de la vereda El Vergel en el municipio de Tello, en mayo de 2012.

La menor fue dejada al cuidado de Pavel Camilo por parte de su tía, quien debía viajar a Neiva a exámenes médicos debido a su estado de embarazo, el primero de mayo.

“Usted tenía una doble condición de garante sobre la menor, ya que la menor había sido dejada a disposición por parte de su compañera permanente Camila González, pero usted tenía una relación cercana a la menor toda vez que era sobrina de su esposa e hija de Lina Mercedes Trujillo, pero además Lina manifestó que tenía una relación sentimental con Pavel Camilo”, manifestó el juez de conocimiento.

Barbosa Vargas sostuvo en desarrollo de la investigación que la niña murió por problemas respiratorios que padecía y que se incrementaron por las lluvias que se registraban en esa zona y por miedo a que lo inculparan, botó el cuerpo en un lugar enmontado.

“Pavel Camilo sin ningún remordimiento, sin ningún escrúpulo, quiso demostrar que la menor se le había fallecido y que él del susto había desaparecido el cuerpo…”, sostuvo el operador judicial.

 

Ocultó el cuerpo

El dos de mayo Barbosa Vargas le manifestó a su compañera sentimental que la niña se había desaparecido. “Sara Valentina está perdida. Se extravío de la casa”, reportó Pavel.

El acusado dijo que buscaría a la menor, pero desapareció por un tiempo y diez días después, el hombre se entregó a la Policía en Baraya y suministró informaciones erradas sobre lo sucedido y luego dio pistas del lugar donde reposaba el cadáver. En el sitio las autoridades hallaron pocos restos del cadáver, ya que había quedado a la intemperie y las aves carroñeras hicieron lo suyo.

Medicina Legal establecieron que la menor habría muerto entre el 4 y 5 de mayo. “Las larvas encontradas en los restos de la menor permitieron determinar que ella murió entre el 4 y 5 de mayo…”, indicó el togado.

Señaló el juez que Pavel Camilo al momento de anunciar la desaparición de la menor aún, ella podía estar con vida. “Él informó la desaparición de la menor entre el 30 de abril y 1 de mayo que pasó desde esa fecha y el día 4 o 5 de mayo que es la fecha probable del fallecimiento de la menor…eso quiere decir que él aún la tenía y esta estaba con vida”, manifestó el juez.

Aseguró que el silencio de Barbosa Vargas para dar a conocer donde estaba la menor, comprueba que “si hubo ocultamiento de la menor, ya que para ese momento la menor aún se encontraba con vida, llevaba siete días desaparecida…”.

El medio ambiente donde fue ocultado el cuerpo, permitió su rápida descomposición y que los animales de rapiña lo destrozaran. “Medicina Legal afirma que la niña se había descompuesto con mayor rapidez, desaparecido ya en su totalidad…en los restos óseos fueron encontradas partes de sus prendas personales, su ropa tenía ciertos orificios que para Medicina Legal no descartaba que la menor haya sido objeto de ataque por aves de carroña y por los animales que podrían haber terminado de devorar el cuerpo”, explicó el juez.

 

Maltrató a la niña

La Fiscalía demostró además que Barbosa Vargas maltrató físicamente a la menor. “La evidencia que se ha recolectado apunta a determinar que Pavel Camilo ejercía violencia en contra de la menor. Uno de los tíos de la menor manifestó que vio que la menor estaba golpeada y que posteriormente se enteró que era Pavel Camilo quien la agredía físicamente…”, indicó el operador de justicia.

Sostuvo el juez que las pesquisas que adelantó la Fiscalía apuntan a que el procesado tiene que responder no solamente por el secuestro y posterior fallecimiento de la menor. “Queda claro que Pavel Camilo es responsable, más allá de toda duda, que tenga que responder por la desaparición de la menor Sara Valentina, secuestro y posterior asesinato…usted teniendo esa posición de garante no solamente la oculta si no que después se encuentra a la menor sin vida en el mismo lugar en el que usted había botado el cuerpo ya sin vida”.

Precisó el togado que si bien es cierto “no se logró establecer la causa probable de la muerte o que otro tipo de agresión física pudo haber tenido la menor”, si conlleva a determinar para el momento de que la menor desapareció ella se encontraba en su poder.

Comentarios

comentarios