La banda de traficantes de marihuana ‘Los Papujos’, fue desarticulada por la Policía Metropolitana de Neiva.

A juicio fueron llamados los integrantes de la banda delincuencial ‘Los Papujos’, dedicada a comercializar marihuana en pequeñas cantidades en cercanías a instituciones educativas y parques en Neiva y otras ciudades del país.

La acusación contra los microtraficantes fue hecha por el Fiscal 108 Especializado de la Dirección Especializada Contra el Crimen Organizado,  ante el Juzgado Primero Penal Especializado de Neiva con Funciones de Conocimiento.

El fiscal señaló que los detenidos deben responder ante la justicia por los delitos de concierto para delinquir y tráfico y porte de estupefacientes.

Se trata de Luz Helena Oviedo Luna, ‘Doctora;  José Walter Hernández Muñoz, ‘Walter’; Jhon Jarol Medida Toledo, alias ‘Papujo’; Harold Fernando Moje Mahecha, alias ‘Harold’; Esmeralda Trejos Franco, alias ‘Esmeralda’; Maritzabel Soto Estrada, alias ‘Isabel’; José Miguel Hernández Muñoz, alias ‘Chepe’; Juan Carlos Monje Mahecha, alias ‘Juancho’ y Fabián Camilo Almonacin Becerra, alias ‘Camilo’.

Según las investigaciones de ocho meses de trabajo y que permitieron la desarticulación de la banda, la mujer al parecer utilizaba su automóvil Renault Sandero para campanear, “’La Doctora’, era inversionista y campanera”, dijo el fiscal que lideró la investigación.

La entonces precandidata al Concejo de Palermo, Luz Helena no era la única política que estaría comprometida con la banda, también estaba Hernández Muñoz, alias ‘Walter’, quien fue candidato a la Asamblea del Departamento del Putumayo hace varios años atrás. “Hay personas que se postularon en años anteriores. Hay personas que tienen un nivel universitario, hay profesionales…”, manifestó el coronel Livio Castillo, comandante de la Policía Metropolitana de Neiva.

Alias ‘Walter’, es considerado como el jefe de la organización delictiva. “Como líder cumple los roles que son organizar el grupo, invierte dinero para la compra de la sustancia, busca clientes, comercializa, utiliza su residencia para ocultarla”, indicó el fiscal.

 

La comunidad

La investigación adelantada por efectivos de la Sijin de la Policía Metropolitana de Neiva, inició con las denuncias de la comunidad cansada del consumo y tráfico de estupefacientes cerca a sus residencias. “La ciudadanía y red de participación cívica dan a conocer de un grupo delincuencial que se está dedicando a la comercialización de sustancias estupefacientes”, señaló el coronel Castillo.

La identidad de los integrantes de la banda, la modalidad de transporte del estupefaciente, los vehículos utilizados y números de teléfonos celulares utilizados para comunicarse entre ellos,  quedaron evidencias con los trabajos de inteligencia adelantados. “Se inicia el proceso investigativo con interceptaciones, seguimientos y hombres encubiertos”, sostuvo el oficial.

Indicó el coronel Castillo que con la desarticulación de la banda se evita la afectación de los entornos educativos de las instituciones y colegios La Normal, Juan de Cabrera, Mega Colegio Rodrigo Lara Bonilla, Gabriel García Márquez, Oliverio Lara Bonilla, Enrique Olaya Herrera, Promoción Social, La Ulloa, Los Parques y la Universidad UNAD.

Además de los parques y polideportivos de los barrios Santa Rosa, Villa Magdalena, San Martín, El Obrero, Siglo XXI, Barrio Bogotá y Altos del Mirador de la ciudad de Neiva. “Pusieron en peligro la seguridad pública y la salud pública”, dijo el fiscal.

La actividad delictiva la extendieron a los municipios huilenses de La Plata, Yaguará, Hobo, Tesalia, Campoalegre, Rivera, y los corregimientos del Caguán y La Ulloa; al igual que a las poblaciones caucanas de Santander de Quilichao, Cajibio, Totoro,  Inzá y Silvia y las ciudades de  Cali, Popayán, Medellín, Bogotá y Villavicencio.

 

Los roles

Agregó que Jhon Jarol Medina Toledo, alias ‘Papujo’, compañero de María Isabel Soto Estrada; era transportador, distribuidor, comercializador, almacenista. “Es la mano derecha de Walter, tiene contactos en el Cauca donde los llama constantemente para preguntarles el precio, utiliza menores de edad y utiliza la residencia para ocultar sustancias y distribuyen allí”.

Sobre Jarol Fernando Monje Mahecha, el fiscal manifestó que era campanero, distribuidor y compañero de Luz Helena Oviedo, alias la ‘Doctora’, quien era “inversionista y campanera”.

Sostuvo el funcionario judicial que María Isabel Soto Estrada, era distribuidora, campanera, “utiliza a su hijo menor para actividades de microtrafico de estupefaciente”.

Mientras que Fabián Camilo A. Becerra, era transportador, distribuidor. María Esmeralda Trejos Franco, coordinaba y distribuía estupefacientes, “se evidencia que realizaba brujería o hechicería”.

Señaló el fiscal que Juan Carlos Monje Mahecha, es inversionista y logístico, “aportaba su camioneta para transportar sustancia estupefaciente, desde el Cauca a otras partes del país de la cual recibía una remuneración económica pactada con ‘Papujo’, Jarol. Él presta el vehículo, él sabe y conoce que se está transportando estupefaciente”.

José Miguel Hernández Muñoz, almacenista y distribuidor e Isabel Soto Estrada, campanera y distribuidora.

Comentarios

comentarios