No puede pasar desapercibido el angustioso llamado que están haciendo los transportadores del occidente del Huila sobre el mal estado en que se encuentra la vía que comunica a los municipios de La Plata y El Pital.

“¿Qué pasó? Arreglaron allá y nos dejaron la carretera La Plata – El Pital dañada, las alcantarillas rajadas”, dicen los líderes de la región, al recordar que la vía La Plata-El Pital fue utilizada como paso alterno durante la emergencia suscitada por la socavación de las aguas de la represa de El Quimbo de un tramo de la carretera entre Gigante y Garzón.

Y no es la única queja de los transportadores. “La carretera que nosotros utilizamos siempre para el comercio con el Valle o con Nariño, o con Popayán, que es la de Inzá, a eso no le han vuelto a meter mano, está empantanada siendo muy poquito lo que falta para terminarla, pero es muy peligrosa para los transportadores”, ha denunciado Martha Lucía Medina, representante de la Asociación de Camioneros de Colombia para el Huila y el suroccidente del país. Esta dirigente gremial se refiere a la pavimentación de la vía La Plata – Inzá – Totoró – Popayán, que tuvo un costo de 20.000 millones de pesos cofinanciados entre la Gobernación del Huila y el Gobierno Nacional a través del Invías, obra adjudicada en agosto de 2018 pero que a la fecha no se ha terminado.

Los transportadores han dicho que no acudirán a las vías de hecho, pero que quieren ser escuchados y sus necesidades atendidas.

Ojalá, los nuevos gobiernos tomen atenta nota y la bancada parlamentaria del Huila reclame ante el Gobierno del presidente Iván Duque la materialización de las obras de desarrollo vial con las que se ha comprometido con esta región del país.

“No puede pasar desapercibido el llamado que están haciendo los transportadores del occidente del Huila sobre el mal estado en que se encuentra la vía que comunica a los municipios de La Plata y El Pital”

 

 

Comentarios

comentarios