Claudia Marcela Medina García

gerenciageneral@lanacion.com.co

 

Logré hablar con el presidente Iván Duque de cómo se percibe y se siente el paro en la regiones del país. El encuentro tuvo lugar el sábado pasado en la Casa de Nariño. Le manifesté de entrada la preocupación de muchos huilenses de buscar una salida rápida a las marchas, pues afectan a la ciudadanía en general. No sin antes solicitarle escuchar las inquietudes más sentidas como la inseguridad urbana, los altos índices de desempleo y el diálogo con las universidades, en especial con la pública, para el apoyo a una calidad de la educación y el acceso de más jóvenes a estudiar.

También le pedí revisar el control de la fuerza pública a la hora de intervenir en las movilizaciones para evitar más hechos violentos.

Como gerente del Diario LA NACIÓN de Neiva, pude decirle que no todos los manifestantes están siendo manipulados u obedecen a vándalos, sino que están motivados por una realidad de grandes problemáticas sociales en las que todos los ciudadanos estamos siendo afectados.

Enfaticé en que entendemos que todo no es culpa de este Gobierno porque los problemas vienen desde hace décadas y son múltiples los responsables de lo que hoy atraviesa Colombia. Sin embargo, es urgente la salida firme y contundente de este paro y el rumbo que tendrá el país con las políticas de Gobierno, y la solución a temas estructurales que son de mayor atención.

Tras escucharme, el presidente Iván Duque, soltó sus preocupaciones e hizo las siguientes reflexiones:

 

  1. La manera en que se está manejando la información de que es un Presidente que no escucha, que no da la cara, que se enclaustró. Lo que negó rotundamente, afirmando que sí hay un diálogo con los diferentes sectores y con las regiones desde su posesión. Asegura que ha visitado en su gobierno más de dos veces cada departamento y ha escuchado las peticiones que desde cada región le han hecho y en muchas de ellas se ha avanzado, como en el Huila, destaca los anuncios frente al paso por Pericongo que era un problema vial de bastante tiempo.

 

  1. El primer mandatario entiende que las manifestaciones son un derecho en un país democrático, pero asegura que no se puede tolerar la violencia, el daño a la propiedad privada y la paralización de las actividades. Según las cuentas del Gobierno, se ha perdido más de 1 billón de pesos.
  2. Para Duque, es indispensable mantener la institucionalidad y rodear los estamentos del Estado.
  3. Rechaza que se esté diciendo que no está abierto al diálogo, y considera que de los 13 puntos que está solicitando el comité del paro, siete ya vienen siendo abordados desde el Gobierno. Con las centrales obreras, se ha sentado en muchas oportunidades en la Comisión Permanente de Concertación de Políticas Salariales y Laborales en mesas de concertación, donde firmó un acuerdo por el trabajo decente. Los estudiantes lograron la mayor inversión en educación y más de 80 mil cupos de acceso gratuito a la educación pública.
  4. El Presidente no acepta que los estudiantes protesten, cuando hay un documento firmado donde se comprometieron recursos históricos para financiar las universidades y existen unas mesas de diálogo y concertación de cada punto que pidieron los rectores y los mismos estudiantes, que ya se están cumpliendo.  Han existido más de 60 reuniones con este sector.
  5. Afirma que la desinformación frente a supuestas políticas laborales, pensionales, de medio ambiente, quieren mostrar a un Gobierno que lesiona a los colombianos con decisiones que viola sus derechos, como bajar salarios, subir la edad, afectar a los pensionados, cuando realmente se trabaja pensando desde cerrar las brechas de la inequidad a través de inversiones en lo social, como la salud, la educación y la vivienda.

 

Comentarios

comentarios