Diego Omar Peña Navia era un joven huilense que ingresó en 2016 a hacer parte del seminario del municipio de Garzón. Su vocación religiosa y su amor a Jesús le permitieron sobrellevar el largo sufrimiento que padeció debido a una enfermedad terminal que lo martirizó por tanto tiempo.

El pasado mes de agosto, por una orden directa del Vaticano, recibió del obispo de la Diócedis de Garzón, Fray Fabio Duque Jaramillo, su ordenación sacerdotal.

Peña Navia con la fe y la esperanza de salir de este difícil momento supo cómo enfrentar la enfermedad. Sin embargo, esta madrugada los sueños e ilusiones de Diego Omar y su familia se apagaron para siempre con su deceso en su vivienda ubicada en el municipio de Saladoblanco.

La Diócesis de Garzón ha solicitado a sus familiares que el cuerpo sea trasladado hasta el municipio de Garzón para rendirle un homenaje póstumo.

Comentarios

comentarios