La Nación
COLUMNISTAS OPINIÓN

75 años de Hiroshima

75 años de Hiroshima 1 1 octubre, 2020

 

Fermín Beltrán Barragán

El 6 de agosto se cumplieron 75 años del lanzamiento de la primera bomba atómica sobre Hiroshima, bautizada con el nombre de “Little Boy”, que traduce “Niñito”, causando la muerte de 140.000 personas y dejando a muchas otras afectadas. No fue suficiente, tres días después, el Presidente Truman de Estados Unidos, ordenó lanzar la segunda bomba nuclear llamada “Fat Man” – “Hombre Gordo”, esta vez sobre Nagasaki, eliminando a 77.000 personas y dejando miles de damnificados. El emperador japonés Hirohito por fin se rindió, no era para menos.

Dicen que Albert Einstein, el gran científico del siglo XX, se arrepintió al final de sus días de haber firmado la carta a Estados Unidos en 1939, en la cual advertía del peligro de que Alemania pudiera desarrollar armas atómicas y le sugería que iniciara un programa nuclear. Fue “sin querer queriendo”. El piloto del Enola Gay, avión que transportó la primera bomba, no se arrepintió, dijo no haber perdido una noche de sueño por Hiroshima, toda vez que con esa bomba se había parado la guerra.

El actual alcalde de Hiroshima, el señor Matsui, invita al reacio Japón a firmar el tratado de la ONU para abolir el armamento nuclear e invita a la cooperación internacional a hacer frente común para abolir estas armas, dice, además: “Con lo que hemos aprendido de las tragedias del pasado deberíamos poder superar esta amenaza”. Es impresionante, casi surrealista, ver a los japoneses con mascarillas conmemorando la historia de su tragedia nuclear.

Durante estos 75 años hemos progresado mucho en armas nucleares, tenemos tantas y tan precisas que podemos acabar con la vida humana en el planeta en tan solo minutos, solo falta el demente que dé inicio a los juegos pirotécnicos. A pesar de los avances en tratados no creo que se pueda detener el desarrollo de estas armas, nadie quiere quedar en desventaja, 9 países ya las fabrican y ninguno de ellos va a ceder, aún tenemos 13.865 ojivas nucleares, menos que antes pero mucho más potentes, modernas y letales, 3.750 de ellas listas para el ataque.

Iba a decir que me aterra el ser humano, la verdad ya no me asombra ni me aterra, es capaz de todo, aplica la ciencia y la tecnología para la vida y para la muerte, así ha sido siempre. Por eso cuando se reclama que se sea más humano, me quedo pensando si es lo conveniente. Quisiera que pudiéramos contener la amenaza de las armas nucleares, pero no lo vamos a lograr todavía, las lecciones del “niñito “y del “hombre gordo” parecen insuficientes. Hace 13.800 millones de años se creó este universo por una explosión llamada big bang, eso es mucho tiempo, se dice que el hombre lleva a lo sumo 200.000 años en el planeta y en tampoco tiempo ya fue capaz de crear sus instrumentos para su propio big bang, sería una gran explosión, aunque con muchos nubarrones y oscuridad.

 

es_COEspañol de Colombia
es_COEspañol de Colombia