La Nación
COLUMNISTAS OPINIÓN

Pobreza vergonzante

Pobreza vergonzante 1 27 mayo, 2020

Jorge Fernando Perdomo

 

El covid 19 está provocando el mayor incremento de la pobreza en el mundo. En todo el planeta, incluido los países industrializados y más aun las naciones en vía de desarrollo, el cierre de las economías, destruye todo a su paso y particularmente sus clases medias, conduciendo a un empobrecimiento generalizado.

Naciones unidas informaba que 34.3 millones de personas “caerán probablemente por debajo del nivel de pobreza extremo” y concluye que en 2030 vivirán en situación de extrema pobreza 130 millones de personas más que los que hubiera habido de no haberse producido la covid 19.

Todos coinciden, ONU, FMI, Reserva Federal, que la contracción de la economía reflejada en la caída del PIB generaran un estado de postración nunca visto, ni imaginado y por eso la nueva gerente del FMI recomendaba con desesperación a los gobiernos “gasten todo lo que puedan, gasten un poco más en sus médicos y en la gente vulnerable de su sociedad”.

Gastar en la gente vulnerable, es vital para evitar la hambruna que se avecina. El Programa Mundial de Alimentos de la ONU, estima que para final de 2020 unos 265 millones de personas podrían morir de hambre. No son estadísticas frías. Son cifras escalofriantes. Cuantas de esas personas estarán muriendo en el Huila, en Neiva.

No lo duden Sr. Gobernador y señores Alcaldes, inviertan más recursos en la gente, a pesar de que se cuestione la medida como ineficaz. Eso no es demagogia ni populismo. Es actuar con responsabilidad social. La situación para todas las personas que están en esta condición es desesperada.

Pero la crisis también golpea con inclemencia, a la clase media, que ha sido considerada como el pilar más sólido para la cohesión social y la estabilidad política.

Familias que han construido toda la vida un sueño de progreso económico y ascenso social, para superar las limitaciones heredadas, brindar posibilidades a su descendencia, han visto, la destrucción de sus emprendimientos, como sus ahorros se han agotado y se les niega la posibilidad de acceder al crédito.

Esa franja, que está en la brecha entre ricos y pobres y que la pandemia arrastrará inevitablemente a la pobreza, una pobreza vergonzante, pues padeciendo todas sus consecuencias, están sin posibilidad de hacerse a los beneficios de subsistencia que el gobierno entrega. Hacia allí también debe dirigir la mirada el estado.

 

Comenta!