La Nación
COLUMNISTAS OPINIÓN

Fue una legislatura atípica, pero con logros para el campo, la mujer y la niñez

Fue una legislatura atípica, pero con logros para el campo, la mujer y la niñez 1 5 agosto, 2020

Flora Perdomo Andrade

La legislatura que terminó resultó ser un periodo con muchas lecciones que para el caso de quienes tenemos la tarea de representar a las regiones constituyó un reto dadas las circunstancias que hoy vive el país por cuenta de la pandemia del Coronavirus.

Dentro de las enseñanzas hay que señalar que exigió un claro compromiso de la directiva congresional garantizar el desarrollo de las sesiones virtuales y posibilitar que se pudiera hacer el control político entendiendo la complejidad del uso de las tecnologías, lo que requirió un rápido proceso de ajuste que al final deja réditos importantes.

La llegada del Covid-19, alteró totalmente la agenda legislativa y obligó a concentrar los esfuerzos en permitir que sectores como el de la salud y el agropecuario fueran mirados con prioridad, entendiendo que se hacía necesario mejorar las condiciones de atención de las instituciones médicas y garantías laborales para médicos, enfermeras y auxiliares; y en el caso del campo, comprendiendo que se debía garantizar el abastecimiento de alimentos para evitar la escasez y por ende el hambre; pero también mirando al campesino, al trabajador de la tierra con el interés debido, dado su papel protagónico y trascendental para producir comida y trabajar la tierra.

La atipicidad de este periodo desnudó el estado del país, dio la razón a quienes hemos venido insistiendo en el cambio de modelo de desarrollo y nos plantea retos de gran envergadura de cara a lo que se nos viene. No es una época fácil, por el contrario, ya empezamos a librar una lucha para lograr que las decisiones del Gobierno Nacional no tarden tanto en aplicarse. Hay anuncios que se están quedando en eso y mientras tanto los sectores más vulnerables resultan mayoritariamente golpeados. El impacto sobre el empleo es demoledor, la capital del Huila según el Dane alcanza una taza del 31.8, la más alta del país, muy por encima de la media nacional, que llega al 22 por ciento; la pequeña y mediana empresa sufre como nunca y mientras tanto el sector financiero se ha comportado indolente ante un país que históricamente ha legislado para fortalecerlo. En ese escenario nos ha correspondido llamar la atención por las altas tarifas de los servicios públicos de energía y gas, le hemos solicitado al Ministerio de Educación desarrollar estrategias para evitar a toda costa la deserción escolar y universitaria para este segundo semestre. También reclamado con vehemencia a Finagro porque la mayoría de los recursos para apoyar a los campesinos pequeños y medianos han sido adjudicados a las grandes empresas y productores decisiones que van en contravía de lo que se necesita para hacerle frente a la crisis. Llamamos la atención para que se produzcan decisiones contundentes que permita la disminución en los costos de los insumos agropecuarios, fungicidas, pesticidas y demás que requieren tarifas más cercanas a la realidad financiera y económica de los trabajadores del agro.

Debo resaltar de igual manera que nuestro trabajo legislativo nos permitió llevar a feliz término la aprobación de la Ley que establece las compras públicas locales de alimentos, para muchos y desde luego para esta servidora como su ponente, una de las iniciativas más importantes y que estoy segura tendrá un impacto en la economía, familiar, campesina y comunitaria. Defendimos y apoyamos la Ley que ordena la cadena perpetua para violadores de niños, era un paso más que necesario en procura de poner freno a quienes sin pudor causan un daño irreparable; de igual manera rechazamos todo tipo de violencia contra la mujer y la niñez colombiana, tarea que continuaremos adelantando. Dedicamos buena parte de nuestros esfuerzos en llamar la atención de las autoridades nacionales para la solución de los problemas regionales. Nuestro departamento es hoy cenicienta, no se avanza con un serio problema de vías que impide la competitividad y la conectividad con otras regiones del país y eso lo hemos expuesto, al igual que los incumplimientos de Emgesa a las comunidades, como al departamento. Acompañamos al Gobierno regional en sus justas reclamaciones que se hacen prioritarias en la actual coyuntura.

Varias iniciativas de nuestra autoría ya hacen tránsito en la Corporación, como el de Renta Vida que consiste en establecer una renta monetaria mensual otorgada por el Gobierno Nacional, que será de carácter individual, incondicional, inalienable, imprescriptible e inembargable, determinado una política de gasto social para los sectores más vulnerables. También acompañamos una norma para lograr que exista equidad en la asignación de recursos estatales con destino a promover el deporte femenino. De igual manera acompañamos un proyecto que tiene por objeto regular el pago de las nóminas de los servidores públicos, que prestan sus servicios en las Empresas Sociales del Estado ESE. Una ley para proteger a los campesinos y la actividad de labrado de la tierra, una más para promover y apoyar la lactancia materna, entre otras iniciativas que esperamos en el futuro cercano se conviertan en leyes para el beneficio del país y las comunidades.

Seguimos trabajando con compromiso y dedicación, además con la firme convicción que el nubarrón que hoy observamos, pronto pasará.

 

floraperdomo1@hotmail.com