La Nación
Entrevista

“El presidente Uribe sigue siendo nuestro líder”

“El presidente Uribe sigue siendo nuestro líder” 1 1 octubre, 2020

Además de rechazar con vehemencia la detención de su mentor, el expresidente Álvaro Uribe, la senadora, Paloma Valencia, dice que el uribismo no se va a acabar. Anuncia que el Centro Democrático luchará contra la “politización, la corrupción y la inoperancia” de la Justicia.

 

Jesús Antonio Rojas Serrano

editorgeneral@lanacion.com.co

 

Entregada a una defensa incondicional del expresidente Álvaro Uribe, la senadora del Centro Democrático, Paloma Valencia, ha agitado las aguas políticas del país con su propuesta de una Constituyente para reformar el poder judicial. Además de eso, ha dejado claro que el uribismo no se acabará y que ahora, el Centro Democrático está actuando de manera más enérgica.

Aquí está el diálogo de LA NACIÓN con una de las dirigentes más representativas del uribismo.

 

¿Cómo cayó en el Centro Democrático la detención del expresidente Álvaro Uribe?

La detención nos generó profunda tristeza, profunda consternación y muchísima preocupación por la politización que se percibe en la Justicia.

 

¿Qué tanto a Usted la sorprendió?

Uno espera siempre que la Justicia cuando no hay evidencia en contra del presidente Uribe actuara en conformidad con las normas del derecho. Este es un proceso que ha estado marcado por muchas irregularidades: 21 mil horas de grabaciones ilícitas al presidente Uribe, dizque, por error, pero que después terminan legalizándose; así como también interceptaciones a los teléfonos de los asesores sin orden judicial válida; filtraciones de piezas procesales en contra del presidente Uribe. Y a esto adiciónele la tergiversación de las transcripciones para tratar de incriminarlo porque en todas las horas grabadas no encontraron un solo hecho delictivo.

 

Senadora Paloma, tras la decisión de la Corte, ¿Ha podido hablar con el expresidente Uribe? ¿Qué le ha dicho?

Yo lo llamé en cuanto salió la decisión de la Corte Suprema de Justicia. Estaba muy golpeado, muy triste, muy conmovido. Más que él hablar, hablé yo. Le dije que aquí estamos y aquí seguimos y que nuestro trabajo se concentraría en volver a limpiar su nombre y en seguir trabajando con los principios que él nos enseñó para hacer una mejor Colombia.

 

Usted ha dicho que no sólo cree en la inocencia del expresidente Uribe sino que sabe que es inocente, ¿Cómo entender entonces la detención domiciliaria ordenada por la Corte Suprema de Justicia?

Es absolutamente inentendible. Quienes conocemos, a través de todas las filtraciones de medios de comunicación y hemos estado al lado del presidente Uribe, sabemos que él no ha cometido ningún delito. Se ha comportado de manera siempre ajustado a la Ley. Y me refiero a los testimonios: Juan Guillermo Monsalve es un delincuente común que está en la cárcel por asesinato y secuestro de comerciantes del Putumayo y que dice mentiras con el propósito de obtener rebajas judiciales. No fue paramilitar, como lo prueba el hecho que no se desmovilizara en Justicia y Paz como vinculado a las Autodefensas; tampoco fue aceptado en la JEP. Es un hombre que miente, que anda buscando el mejor postor, viendo a ver que le ofrecen a cambio de decir mentiras. Un hombre que asesina y que secuestra ningún problema le causa decir mentiras. Lo que es increíble es que se ponga a depender la honorabilidad de líderes políticos por cuenta de los testimonios de delincuentes. El otro testimonio es el del paramilitar Carlos Antonio Vélez. Es un hombre del que no se sabe si es paramilitar o no, que también según parece, como gente que está condenada a largos periodos de cárcel deciden buscar los mejores postores para vender su testimonio. Es cierto que el abogado del presidente Uribe le pagó, pero también es cierto que la fundación a la que le dona Cepeda, también le hizo pagos a Monsalve. Y la Corte consideró que hay pagos de carácter humanitario. Uno no entendería porque los pagos de la fundación son humanitarios y los de Cadena no, más aún que cuando ese señor Vélez había declarado siete u ocho meses antes de conocer a Cadena ante la propia Corte Suprema de Justicia, bajo la gravedad del juramento, que Iván Cepeda le había ofrecido beneficios a cambio de enlodar al presidente Uribe. De manera que tampoco hay razón para que estos testimonios o el comportamiento del abogado, incriminen al presidente Uribe. En el acervo probatorio está claro que el presidente Uribe no sabía de los pagos que hizo el abogado y que cuando los conoció, dijo que él no hubiera permitido hacerlos.

 

El expresidente Uribe ha pedido que su expediente en la Corte sea público, ¿Cuáles son los alcances de esa propuesta?

Nosotros notamos con preocupación que el auto de medida de aseguramiento ya es una sentencia condenatoria, en donde ha habido, incluso, una valoración de las pruebas y asegura que son concluyentes y que muestran la culpabilidad del presidente Uribe. Eso que significa: los magistrados prejuzgaron. No ha habido juicio y ya el presidente Uribe prácticamente está condenado. No ha habido tiempo de controvertir las pruebas. ¿Qué es lo que estamos pidiendo? No que se levante toda la reserva del sumario sino apenas el pedazo que no ha sido filtrado porque el proceso ha estado marcado por filtraciones adversas al presidente Uribe y dado que la Corte ha permitido esas filtraciones para sectores adversos, lo que estamos pidiendo es que todos los colombianos podamos conocer el expediente, de manera que haya una veeduría ciudadana sobre lo que está pasando y si son tan claras las pruebas, que el país las conozca.

 

Senadora Paloma, ¿Qué opina de la ‘tormenta’ que desató la detención del expresidente Uribe y los apoyos de la gente en las ciudades?

La gente está manifestándose a favor de quien ha sido un líder, un hombre trabajador, honesto, comprometido. A Colombia parece que se le hubiera olvidado cuál era la Colombia que había antes de que llegara Álvaro Uribe. Este era un país con más de 1.600 atentados terroristas al año y el presidente Uribe logró una reducción del 70%. El presidente Uribe logró que el homicidio bajara en un 46%, que el secuestro disminuyera en un 90%. Esas son las cifras ciertas que hablan de las conquistas en seguridad del presidente Uribe. Tampoco podemos dejar de lado que las personas en la línea de pobreza se redujeron en un 30% y el PIB per cápita aumentó en más de un 100%. El presidente Uribe logró una transformación radical de Colombia, que parece que a algunos se les hubiese olvidado. Desde esa época, los enemigos vienen trabajando en doblegarlo porque ha sido inderrotable electoralmente. La izquierda radical de este país, cuyo sueño ha sido traer el socialismo del siglo XXI a Colombia, ha encontrado una puerta que les ha impedido la entrada a Colombia y esa puerta es el presidente Álvaro Uribe. Recordemos cómo fue Chávez el que trataba de vincularlo con el paramilitarismo y cómo han sido todos esos gobiernos del socialismo del siglo XXI los que han tratado de atacar al presidente Uribe. Pareciera que hoy quienes defienden ese modelo que llevó a la ruina a Venezuela, estuvieran logrando, lo que no lograron con votos, a través de la Justicia.

 

El presidente de la República Iván Duque ha salido a defender al expresidente Uribe y ha recibido críticas por eso, incluso el senador Iván Cepeda considera que lo que está haciendo el jefe de Estado son ataques a la independencia del poder judicial, ¿Qué piensa?

El poder judicial, como todos los poderes, es susceptible a la crítica ciudadana. En el Estado de derecho y en las democracias, ningún servidor público puede estar por fuera del escrutinio de la opinión público. Las decisiones que tomamos, el Presidente, jueces y congresistas, son susceptibles de la crítica. Yo no creo que el presidente Duque esté extralimitándose o interfiriendo. Está haciendo unos comentarios, a propósito de lo que él como ciudadano, como líder de una colectividad política, siente sobre el presidente Uribe y es la certidumbre de que es inocente.

 

Senadora Paloma, algunos la han cuestionado por salir a hablar de una asamblea constituyente para reformar la Rama Judicial, ¿Considera válidas esas críticas?

Ante una injusticia, uno tiene solamente dos opciones: verla suceder ante sus ojos y no hacer nada y otra, tomar la determinación de actuar. En este país, las injusticias han provocado todo tipo de reacciones de vías de hecho, de violencias. Nosotros somos un partido absolutamente cívico y constructivo con Colombia y repudiamos de manera categórica cualquier vía de hecho contra la institucionalidad, pero la Constitución establece mecanismos para modificar las cosas que no funcionan en la estructura del Estado. Y cuando las injusticias ocurren y uno está llamado a actuar, debe hacerlo de manera que propenda por ayudarle a nuestro país. El problema de la Justicia, de su politización, de su corrupción, de su inoperancia, no es un diagnóstico que esté saliendo ahora por la detención del presidente Uribe. Es un diagnóstico largo, que tiene la historia de 16 reformas a la Justicia fallidas, que la propia Corte Constitucional, en el gobierno del presidente Santos, impidió cualquier reforma de fondo a la Justicia. Miles de personas, sectores políticos y académicos han hablado sobre la necesidad de reformar a la Justicia. Cuando uno enfrenta la situación de injusticia que vive el presidente Uribe debe ponerse a trabajar en solucionar ese problema que tiene Colombia para que ningún otro inocente pueda ser condenado.

 

Tras la detención domiciliaria del expresidente Uribe, algunos creen que el Centro Democrático se debilitará, ¿Podría pasar eso?

Absolutamente no. El presidente Uribe sigue siendo nuestro líder, sigue siendo inspiración para todos nosotros. Todo lo contrario. Este punto de inflexión que ha significado la detención del presidente Uribe, siento que el partido está actuando mucho más cohesionadamente, mucho más enérgicamente. Hay deseo de sacar adelante las propuestas porque el dolor edifica, porque el dolor mueve, nos vamos a mover para transformar a Colombia.

 

¿Qué va a pasar con la agenda legislativa del uribismo?

Sigue en pie. Nosotros tenemos una importante agenda para la reactivación económica que tiene varios elementos fundamentales como, por ejemplo, que Ingreso Solidario se mantenga y se extienda a nuevas familias que lo necesiten; un agresivo programa para la pequeñas empresa colombiana, con una escalera de formalización que les permita acceder al crédito. También vamos a impulsar un proyecto para que haya crédito para el sector agropecuario. Tenemos una agenda muy larga, más de 140 proyectos que hemos presentado en esta legislatura.

 

Un par de preguntas finales. El presidente Duque acaba de cumplir dos años de gobierno, ¿Qué balance tiene?

Yo creo que ha sido fundamental en este Gobierno su manejo de la pandemia. Ha sido un manejo organizado, tendiente a equilibrar los problemas de la economía con los problemas sociales. Yo creo que hay dos cosas que brillan que son: la devolución del Iva a los más vulnerables como la creación del programa Ingreso Solidario que llegó a dos millones 800 mil familias. Yo creo que son cosas sobresalientes que ha logrado este Gobierno.

 

¿Cuáles deben ser las prioridades del jefe de Estado para los próximos dos años?

Yo creo que el Presidente tiene que enfocarse en la reactivación económica. La pérdida de empleo ha sido el lunar más terrible que nos ha dejado esta pandemia y yo creo que el Presidente debe abocarse por la Constituyente porque tiene que dejar solucionado para Colombia –hoy que los uribistas lo hemos vivido—el hecho de que ningún colombiano tenga que sufrir injusticias por la Justicia.

 

Senadora Paloma, ¿Cuál es su mensaje para los huilenses?

A los uribistas del Huila que han sido los más comprometidos de Colombia, decirles que aquí estamos y que aquí seguiremos. Los necesitamos de manera permanente, defendiendo al presidente Uribe. Esta batalla por limpiar el nombre del presidente Uribe la vamos a dar con toda la contundencia, con hechos y a favor de que Colombia no vuelva a sufrir injusticias. Decirles que el partido se fortalece ante este dolor y que el dolor debe servirnos como combustible para impulsarnos a actuar y convertir a Colombia en un mejor país.

 

es_COEspañol de Colombia
es_COEspañol de Colombia