La Nación
“La pandemia va para largo” 1 26 noviembre, 2020
Entrevista

“La pandemia va para largo”

El viceministro de Salud Pública, Luis Alexander Moscoso, habla con LA NACIÓN y advierte sobre la alta congestión hospitalaria por la pandemia en el Huila. Pide a los adultos mayores y a los neivanos con comorbilidades evitar salir a la calle. Reitera su llamado de castigar a los establecimientos comerciales que propicien aglomeraciones.

 

Jesús Antonio Rojas Serrano

editorgeneral@lanacion.com.co

 

“Mientras la vacuna llega, entendamos que la pandemia nos va a consumir muchos meses y de pronto, años. La única forma que tenemos de minimizar su impacto, es usar el tapabocas, lavarse las manos y mantener el distanciamiento social”. Así de claro es el viceministro de Salud Pública, Luis Alexander Moscoso, cuando se refiere a lo que viene para el país.

En diálogo con LA NACIÓN, el funcionario advierte sobre la alta congestión hospitalaria por la pandemia en el Huila. En ese sentido, llama a los adultos mayores y a los neivanos con enfermedades preexistentes evitar salir a la calle. “En estos momentos, si sale, la posibilidad de infectarse es alta”.

 

¿Cuál es la radiografía hoy del coronavirus en el país?

Tenemos una enfermedad con diferentes estados en todo el país. Pero, estas realidades locales si las unimos en una sola curva, estamos desde el mes de julio en una fase en descenso en número de casos y de fallecidos. Sin embargo, cada vez descendemos menos rápido, algo que nos preocupa porque significa más casos y más pérdidas de vidas. En septiembre, tuvimos más interacciones producto de la apertura, las marchas y el desorden ciudadano. Hemos perdido la preocupación por la enfermedad, hay muchas fiestas, muchas reuniones; el día del amor y la amistad nos afectó severamente y generó un alto número de casos. Yo creo que tenemos un mensaje muy claro: la pandemia sigue. Tenemos que aprender de lo que vemos en otros lugares del mundo y ver la severidad que se está presentando; hoy gran parte de Europa está con rebrotes gigantescos, con unidades de cuidados intensivos colapsadas y con medidas de restricciones muy severas.

 

Hospitalariamente, ¿Cómo se ha enfrentado la pandemia?

Pasamos de 5.300 camas de cuidados intensivos a cerca de 11 mil. Incrementamos las camas de cuidados intermedios e incrementamos las camas hospitalarias del país. Hoy, Colombia tiene una de las mejores capacidades hospitalarias del mundo. Nos preparamos para ese pico que se ha dado en diferentes momentos en las ciudades y que en el país, se dio a mediados de julio. Neiva está precisamente en ese pico en este momento.

 

¿Qué tantas pruebas se están haciendo?

El jueves, por ejemplo, hicimos en el país cerca de 51.500, algo más de 90 pruebas por millón de habitantes. Y no estamos haciendo pruebas al azar. Estamos haciendo pruebas dirigidas a las personas con síntomas, a las personas cadena de contactos de los sintomáticos y los positivos, a las personas del transporte público y con mayor relacionamiento. También estamos haciendo pruebas a los grupos de riesgo como los adultos mayores. Todo eso refleja en el número estable de casos; buscamos más, encontramos más, pero aislamos más y protegemos mayor cantidad de población.

 

La Organización Mundial de la Salud, OMS, ha insistido mucho en el seguimiento a cada uno de los casos, ¿Han sido rigurosas las autoridades en ese sentido?

Han sido muy rigurosas. En estos momentos estamos reforzando lo que hemos denominado la estrategia “Prass”, que es un plan de pruebas, rastreo y aislamiento selectivo. Tenemos un call center apoyando estas labores, tenemos un trabajo de seguimiento y supervisión de las EPS y con las entidades territoriales. En este momento estamos siguiendo a 2,5 personas por cada caso positivo. Nuestra intención es elevar entre 3 y 3,5 esa cadena de rastreo. El rastreo es muy importante para minimizar el efecto del rebrote. Las ciudades que presentaron en algún momento un alto contagio, tienen aún una cantidad grande de personas susceptibles y si no aislamos los positivos, pero si también los ciudadanos no adoptan las medidas de protección como el tapabocas y el distanciamiento, podemos tener opciones de rebrotes.

 

¿Cómo funcionará la línea telefónica nacional 1900 en la lucha contra los casos de coronavirus?

Estamos en este momento en fase de pruebas y esperamos para el próximo primero de noviembre que esté funcionando en su totalidad. Es una línea a la que pueden llamar las personas sospechosas y mientras se le va haciendo la prueba, se le va a preguntar su cadena de contactos. De una vez, vamos a hacer seguimiento. Por eso, la invitación a los colombianos para que cuando vean en su teléfono el 1900, es porque nosotros los estamos llamando y probablemente, significa que usted ha sido contacto de una persona positiva. Por favor, conteste la llamada y ofrezca la cadena de contactos. Es una información confidencial, restringida, y lo que pretende es proteger la vida.

 

Señor Viceministro, ¿Qué análisis tiene sobre el panorama de contagios en Neiva y el Huila?

Neiva registró en el mes de septiembre un aumento acelerado de casos de coronavirus. Se trata de un aumento grande. Tenemos ya una tasa alta de contagios y estamos en lo que llamamos el pico máximo. Esperamos que ya empiece la fase de descenso y esto lo veremos en la semana siguiente. Pero, todavía tenemos una congestión hospitalaria alta y esta curva puede bajar o crecer, dependiendo del compromiso de los huilenses. El departamento del Huila todavía tiene muchos susceptibles, Neiva igual. Hemos perdido muchas vidas en Neiva. Necesitamos cuidarnos. Quédese en casa si no tiene que salir. Use siempre el tapabocas, mantenga el lavado de manos, el distanciamiento social. Las personas con gripa o síntomas febriles no deben estar en la calle; deben permanecer aisladas en sus casas, con su familia, mientras la EPS va y los visita. Un mensaje muy especial para las personas adultas mayores y las personas con comorbilidades: doble protección. En estos momentos, si sale, la posibilidad de infectarse es alta. Tenemos que protegernos y minimizar el efecto de la infección.

 

¿La infraestructura hospitalaria de la región está preparada para ese momento máximo de contagios?

Neiva tiene hoy una capacidad hospitalaria importante, una capacidad que se ha reforzado. El hospital universitario ‘Hernando Moncaleano Perdomo’ se ha fortalecido fuertemente con una gran cantidad de unidades de cuidados intensivos. Todavía tenemos 30 camas pendientes de instalar; ya están todos los equipos.

 

¿Cuáles son sus principales recomendaciones para las autoridades regionales y municipales?

Hemos venido trabajando con el departamento del Huila y la ciudad de Neiva en una serie de acciones. La primera, trabajar muy fuerte en que desde las autoridades, formemos a las comunidades. Esto no se trata de un policía, se trata de conciencia colectiva, de tener en nuestra cabeza el coronavirus y adoptemos medidas de protección en todos los ambientes. Hay que continuar trabajando con las EPS en el seguimiento a los pacientes ambulatorios; continuar con el fortalecimiento de la capacidad hospitalaria; trabajar con el comercio, los sectores religiosos. En estos momentos, se avecina la noche de Halloween. Halloween es un riesgo. Está prohibido salir a pedir dulces, las fiestas en conjuntos cerrados y centros comerciales, nada de aglomeraciones.

 

El Alcalde de Neiva ya adoptó medidas restrictivas como el toque de queda nocturno y el confinamiento para el próximo puente festivo, ¿Qué opina?

Me parece que son medidas razonables. El pico epidemiológico de Neiva lleva a tomar algunas acciones. El decreto nacional sugiere que se puede restringir la circulación de menores desde las cinco de la tarde, pero hay que esperar el comportamiento epidemiológico de este fin de semana y cuando tengamos información, hay que revisar. Nosotros tenemos una plena confianza en que las autoridades locales, incluyendo las de Neiva, van a proponer las mejores medidas para los ciudadanos.

 

Usted en una evaluación a la pandemia en Neiva reclamaba castigos contra las aglomeraciones, ¿Cuál es el alcance de ese llamado?

Estamos en una nueva normalidad. Hemos abierto la economía para mejorar el empleo y las condiciones sociales, pero todos tenemos que actuar responsablemente. Si un establecimiento comercial permite la entrada de más personas y se genera una aglomeración, es un riesgo para todos. Con ese establecimiento hay que tomar medidas. Si un restaurante incumple y decide colocar más mesas y más sillas, hay que tomar medidas. El sector productivo tiene que comprometerse. Y cuando el sector productivo no lo haga, hay que tomar medidas. Una invitación: seamos muy responsables, entendamos el momento en que estamos y no por vender un poco más, arriesguemos a tener que cerrar las actividades y a arriesgar la vida de las personas.

 

¿Cuál ha sido la labor del Ministerio de Salud para hacer que las EPS cumplan con pruebas y resultados rápidos?

Estamos trabajando fuertemente. El problema es que en los momentos de pico esta situación se torna más compleja porque se generan congestiones. Hemos tenido reuniones con las EPS, se han capacitado personas. Estamos trabajando en el día a día con ellas, con las autoridades, con las IPS, la red prestadora. Esto no es tirar de un solo lado. La única forma de minimizar los efectos del coronavirus es si todos colocamos nuestro interés y nuestro recurso. El resultado es lograr atender rápidamente a los ciudadanos. El llamado también es a los ciudadanos: si usted cree que es susceptible porque tuvo contacto o tiene gripe y todavía no le toman la prueba, debe quedarse en casa por 14 días con toda su familia.

 

Señor Viceministro, ¿Cómo ve Colombia lo que está pasando hoy en Europa con los nuevos rebrotes? ¿Para allá vamos?

El país ha tenido un modelo distinto, un modelo que a medida que ha tenido capacidades hospitalarias y de atención, ha venido liberando sectores para proveer mejores condiciones sociales y la recuperación de la economía. Tenemos hoy un agotamiento importante de personas que ya han presentado la enfermedad, generando menos riesgo, cosa que no ocurrió en Europa. En Europa hicieron un cierre drástico y luego, una apertura en tres o cuatro meses, habiendo una cantidad grande de susceptibles. Sin embargo, no significa que no tengamos riesgos. Todavía tenemos una cantidad de personas muy alta susceptibles de infección. Si no nos cuidamos, la posibilidad de lo que está pasando en Europa se puede presentar. En conclusión, el diciembre que queremos con una mejor calidad de vida, en el que podamos compartir más tranquilos, sin quitarnos el tapaboca, dependerá de todos los colombianos. Nosotros vamos a determinar la línea de cómo sigue el país.

 

En varias regiones del país, entre ellas el Huila, la gente sigue tomando mucha Ivermectina, ¿Es aconsejable este medicamento?

La Organización Mundial de la Salud y la misma Colombia han participado en muchos estudios clínicos. La conclusión de esos estudios es que no hay evidencia de que sirva. Lo que sí tenemos evidencia de las reacciones adversas. Hay que abstenerse del uso de este medicamento.

 

¿Cuándo desaparecerá la pandemia?

La pandemia va para largo. Esperamos que la vacuna esté el año entrante, ojalá, en el segundo trimestre. Eso es lo que deseamos y queremos. Las personas más razonables hablan del segundo semestre del año entrante y las pesimistas hablan del 2022 y 2023. Mientras eso llega, entendamos que la pandemia nos va a consumir muchos meses y de pronto, años. La única forma que tenemos de minimizar su impacto, es usar el tapabocas, lavarse las manos y mantener el distanciamiento social.

 

es_COEspañol de Colombia