La Nación
"Apuesta por la gestión integral del recurso hídrico para el desarrollo sostenible de la ciudad" 1 21 enero, 2021
COLUMNISTAS OPINIÓN

“Apuesta por la gestión integral del recurso hídrico para el desarrollo sostenible de la ciudad”

Reflexiones del Pluriverso Sur

 

 Angiela Cristina Romero Varón

Administradora de Empresas, Especialista en Gobierno y Políticas Públicas.

 

En los últimos años, en las agendas de los gobiernos una de las grandes preocupaciones es el manejo y conservación del medio ambiente y los recursos naturales, en especial del recurso hídrico,  por ello, uno de los términos que se viene apropiando en Colombia con base en la Política Nacional de Medio Ambiente (Ley 99 de 1993) es la Gestión del Recurso Hídrico entendido como aquel proceso que promueve el manejo y desarrollo del agua, la tierra y demás recursos con el fin de maximizar el bienestar social y económico de manera equitativa a favor del desarrollo sostenible.

La ciudad de Neiva cuenta una riqueza hídrica, pues es bordeada por la principal corriente del país, el río Magdalena y sus afluentes, el río Las Ceibas, Río del Oro, río Arenoso, quebrada La Toma y quebrada El Venado (Alcaldía municipal de Neiva, 2011), además de los 263 afluentes identificados desde el Plan de Ordenamiento Territorial tanto para el área rural como urbana, sin embargo, se puede apreciar la grave afectación y deterioro de muchas fuentes hídricas en la ciudad, debido principalmente al crecimiento urbano y es aún más preocupante la situación cuando se sabe que la prioridad del uso del agua se centra principalmente en satisfacer la demanda del consumo humano. Con esta situación ambiental latente, las instituciones gubernamentales buscan adelantar acciones que contribuyan a la protección y cuidado de las zonas, pero es claro que dichas acciones deben ser emprendidas en conjunto con la comunidad.

Aunque en los últimos años se han presentado algunas manifestaciones sociales que evidencian la preocupación de la comunidad por el futuro de los recursos hídricos, tales como la oposición a la concesión de exploración petrolera en la cuenca del Río las Ceibas, la lucha por la conservación de las microcuencas como quebradas y la búsqueda del reconocimiento de los ecosistemas de humedales dentro de la ciudad, es evidente  que aún es imprescindible propender por re-definir la “relación hombre- naturaleza” y en ello, el estado debe enfocarse en superar los retos, tales como, cambiar la concepción del compromiso con el crecimiento económico y eficiencia de la administración;  las fallas en el ejercicio de control social y legislativo como un mecanismo de control a la gestión pública del estado ante la falta de una política de gestión del recurso hídrico en la ciudad que contribuya a la conservación de los recursos naturales como elemento central para el desarrollo de la sociedad.

Nuestro compromiso como actores sociales desde la academia es aportar a través del estudio de estas situaciones problemáticas que permitan brindar opciones concretas y certeras en materia de Política Pública a las instituciones gubernamentales para la toma de decisiones que lleven a lograr el bienestar social de su comunidad, tarea que desde CESPOSUR y sus líneas de investigación se vienen desarrollando en los últimos años.