La Nación
No va el IVA al café y chocolate, pero sí a las maquinarias e insumos 1 21 abril, 2021
ECONOMÍA

No va el IVA al café y chocolate, pero sí a las maquinarias e insumos

Ayer los gremios cafetero y cacaotero aplaudieron el reversazo del Gobierno. Sin embargo, no se refirieron a la otra medida anunciada para la reforma tributaria referente a gravar las maquinarias e insumos propios del sector agropecuario del país.

huila@lanacion.com.co

Ayer el presidente Iván Duque dijo que ya no se propondría gravar con IVA del 19% al chocolate, café, azúcar y sal, los tres primeros permanecerán con el porcentaje del 5% y el último con el 0%. La medida fue aplaudida desde los gremios cafetero y cacaotero, que en días pasados protagonizaron una férrea oposición a la propuesta enmarcada en la reforma tributaria.

“Con gran complacencia registramos las declaraciones del presidente Iván Duque en las que afirma contundentemente que no habrá incremento al gravamen del IVA del café. Nos parece que se hace justicia al querer de los cafeteros y del pueblo colombiano”, expresó la Federación Nacional de Cafeteros (FNC).

Así mismo, la Federación Nacional de Cacaoteros (Fedecacao), dijo que “en representación del gremio cacaocultor de Colombia celebra dicho pronunciamiento”, y anotó que “se debe tener en cuenta que aunque en otras partes del mundo el chocolate es un lujo, en Colombia no lo es, ya que se ha convertido en un producto de consumo básico de los hogares, además es el sustento de 52.000 familias que lo producen en 422 municipios de 29 departamentos del país”.

Lo que no se vio por ningún lado fue un pronunciamiento frente a la propuesta de gravar las maquinarias e insumos propios del sector agropecuario del país.

Insumos

Es importante recordar que el Gobierno también ha anunciado la creación del impuesto al consumo de plaguicidas, insumos que son demandados desde el sector agropecuario, al ser necesarios para garantizar la salud de los diferentes cultivos.

Es menester anotar que ya expertos como el economista y presidente de la Sociedad Huilense de Economistas, Oscar Rujana, han venido advirtiendo que gravar los insumos y maquinaria se traduce en un retroceso para el país, porque las marchas históricas desde el campesinado han propendido principalmente porque el costo de la producción sea menor, como sí sucede en otros países que tienen subsidios en esta materia.

“Sería un golpe muy grande para los agricultores. Somos un país agropecuario, este es el sector alternativo que tiene Colombia para su desarrollo. Así como queremos que salga de Colombia la explotación extractiva, porque la competitividad está verdaderamente en el desarrollo productivo, debemos es apoyar la cadena productiva”.

El movimiento Dignidad Agropecuaria también ha rechazado las propuestas argumentando que se incrementarán los costos de producción para el campesinado del país.

El Ministerio de Hacienda acogerá una de las recomendaciones de la Comisión de Expertos relacionada con incrementar la tarifa del IVA reducida del 5%, si el Congreso lo aprueba, en adelante todos los productos que estaban con esta tasa llevarían la plena del 19%.

Y algunos de estos relacionados propiamente con el sector agropecuario son:

– Máquinas, aparatos y artefactos agrícolas, hortícolas o silvícolas, para la preparación o el trabajo del suelo o para el cultivo.

– Incubadoras y criadoras.

– Máquinas y aparatos para la avicultura.

– Descascarilladoras y despulpadoras de café.

-Fumigadoras para uso agrícola.

-Secadores para productos agrícolas.

-Layas, palas, azadas, picos, binaderas, horcas de labranza, rastrillos y raederas, hachas, hocinos y herramientas similares con filo, tijeras de podar de cualquier tipo, hoces y guadañas, cuchillos para heno o para paja, cizallas para setos, cuñas y demás.

El llamado de la SAC

La Sociedad de Agricultores de Colombia (SAC) advirtió que ante la posibilidad de gravar con IVA cualquier insumo utilizado en la producción, se estaría encareciendo por la puerta de atrás la comida de todos los colombianos.

Explicó que “los mayores costos de producción, vía IVA en insumos, naturalmente terminarían ocasionando un mayor costo para los consumidores (ya bien sea porque hoy no lo tienen y lo tendrían con esta reforma, o porque hoy sí lo tienen y se pueden descontar para los procesos de producción de bienes exentos, cuyo régimen se eliminaría), y obviamente terminaría afectando el consumo de productos nacionales con su respectivo efecto dominó para nuestros productores”.

También deja claro que para terminar de agravar la situación, bajo este escenario, “los productos importados no pagarían IVA, y sus productores no sufrirían el viacrucis de este impuesto en sus insumos, lo cual llevaría a que el producto importado tenga una clara ventaja (menor precio) sobre el producto nacional, con un desplazamiento del consumo nacional hacia el bien importado, y terminaría en una irreparable e inaceptable pérdida de empleo de un sector que, como ha quedado demostrado durante esta pandemia, le ha cumplido a Colombia, garantizando su seguridad alimentaria”.

De otro lado, el ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla, también reveló ayer que el Gobierno tiene caja para máximo seis o siete semanas más. Al mismo tiempo el presidente Iván Duque reiteró que la reforma busca “extender programas sociales para atender a los más vulnerables”.

Aún no se presenta la reforma ante el Congreso de la República.