La Nación
A juicio por asesinato de ingeniero de El Quimbo 1 4 marzo, 2021
INVESTIGACIÓN

A juicio por asesinato de ingeniero de El Quimbo

La Fiscalía acusó a dos de los presuntos asesinos del ingeniero Carlos Felipe Forero Muñoz. Por el crimen del profesional ya hay cinco implicados tras las rejas. Dos fueron condenados.

 

Rafael Rodríguez C.

rafael@lanacion.com.co

 

A juicio fueron llamados dos de los hombres que habrían participado en el asesinato del ingeniero del proyecto hidroeléctrico El Quimbo, Carlos Felipe Forero Muñoz, ocurrido en zona rural del municipio de Gigante.

Se trata de Mario Sebastián Espinosa Motta y el expatrullero de la Policía Jorge Andrés Tello Aguilar, a quienes la Fiscalía acusó ante el Juez Penal del Circuito de Garzón con Funciones de Conocimiento.

Los dos presuntos asesinos, afrontarán el juicio oral por los delitos de homicidio agravado y hurto calificado y agravado, cargos que le endilgó la fiscal del caso en la audiencia virtual de acusación.

 

El asesinato del ingeniero

El asesinato del ingeniero contratista del proyecto hidroeléctrico El Quimbo, Carlos Felipe Forero, de 26 años de edad, ocurrió en la noche del 4 de octubre de 2011.

Ese día, el profesional fue visto por última vez con vida, acompañado de Leiby Alejandra y Libia Yiceth, en la camioneta Mazda de color blanco y placa SXZ-082, que le había asignado la empresa contratista de la hidroeléctrica.

Según las investigaciones y pruebas en poder de la Fiscalía, Libia y Leiby “sacaron” de su apartamento al ingeniero Forero Muñoz, se dirigieron hacia el municipio de Garzón a departir, cuando llegaron al sitio llamado Río Loro fueron abordados por Eider Andrés, Mario Sebastián y Jorge Andrés, quienes se desplazaban en motocicletas. “Los sacaron del rumbo y los llevaron hacia la vereda Bengalas…”, señaló la Fiscalía.

Allí, bajaron de la camioneta a Forero Muñoz y lo asesinaron a golpes en la cabeza. “Lo lesionaron en múltiples ocasiones con objetos cortantes y contundentes en su cabeza…aprovecharon la situación de indefensión e inferioridad en que se hallaba la víctima”, manifestó el ente acusador.

Según declaraciones de las dos mujeres a las autoridades, al cuerpo sin vida del ingeniero le amarraron una piedra con un lazo y lo lanzaron al agua. “La muerte se debió a trauma craneoencefálico severo…”, señala la necropsia realizada al cuerpo del profesional.

 

“Se lo llevó la guerrilla”

El día siguiente, el padre del ingeniero, preocupado porque no había llegado a la casa, salió en busca de información y se dirigió al parque principal del municipio de Gigante, donde fue abordado por Tello Aguilar.

El ex policía le manifestó al angustiado hombre que no buscara a su hijo en el municipio. “Al ingeniero Carlos Felipe se lo había llevado la guerrilla…”, le dijo el ex uniformado al padre del ingeniero.

Le manifestó que se lo habían llevado para Acevedo dos milicianos y que si quería él lo llevaba hasta donde lo tenían “pero que llevara plata”.

 

En San Agustín

Mientras que Tello Aguilar, le mentía al papá del ingeniero Forero Muñoz sobre su paradero, sus cómplices del asesinato se encontraban en el municipio de San Agustín vendiendo la camioneta Mazda.

El vehículo fue ofrecido por Libia y Leiby a un soldado profesional, “le decían que era robada y que pertenecía a El Quimbo, pero que no había problema pues al chofer lo habían matado y lo habían tirado al río con una piedra amarrada para que se hundiera”, indicó la Fiscalía.

Agregó el ente acusador, que Leiby le vendió el celular BlackBerry del ingeniero Forero Muñoz, a un soldado campesino por 100 mil pesos. El militar lo entregó a un efectivo del Cuerpo Técnico de Investigación-Gaula, al enterarse del origen del equipo de comunicación.

La Fiscalía señaló que el cinco de octubre las dos mujeres, además de Espinosa Motta y Acevedo Rubio, fueron conducidas por unidades del Ejército hasta la estación de Policía en San Agustín donde quedaron registradas en el libro de población. “Fueron dejadas en libertad no sin antes haberles hecho firmar e imponer sus respectivas huellas dactilares en el libro…”, sostuvo el ente investigador.

La camioneta fue recuperada el siete de octubre en la Capital Arqueológica del Huila.

 

Otros implicados

Espinosa Motta y Tello Aguilar, al parecer habrían participado en el crimen del ingeniero Forero Muñoz, junto con y Eidar Andrés Acevedo Rubio, también capturados y no se logró hacer la audiencia de acusación junto a sus presuntos cómplices por problemas en la conexión de internet para la audiencia virtual.

La vinculación de los tres hombres a la investigación se originó con el preacuerdo que suscribió Leiby Alejandra Contreras Castaño con la Fiscalía 21 Seccional de Garzón.

La joven había sido capturada por efectivos del Cuerpo Técnico de Investigación (CTI), en el vecino departamento del Putumayo en septiembre de 2018, sector a donde llegó portando una cédula de ciudadanía ecuatoriana a nombre de Claudia Valeria Estupiñán Guerrero.

La primera condena que se dictó por el asesinato del ingeniero, fue la de Libia Liceth Polanía Durán, quien se encuentra en la cárcel Las Mercedes en la Capital Diocesana del Huila.

 

 

Foto: Suministrada