La Nación
JUDICIAL

A la cárcel hombre que apuñaló a su expareja sentimental

A la cárcel hombre que apuñaló a su expareja sentimental 1 3 abril, 2020

José Hober Parra Arias fue cobijado con medida de aseguramiento intramural por feminicidio tentado agravado luego de atacar a cuchillo a su expareja sentimental en un billar del centro de Neiva.

 

Anoche luego de la audiencia realizada por el Juzgado Segundo Penal Municipal con funciones de Garantías, José Hober Parra Arias fue enviado a la cárcel de Neiva por el delito de feminicidio tentado agravado.

El juez señaló que con los elementos materiales probatorios se podía colegir una premeditación y que para él no cabía ninguna duda en que la intención de Parra Arias era matar a su expareja sentimental, Andry Calderón Fierro. Además, aseguró que la detención domiciliaria no era adecuada ni razonable por la manera conforme actuó.

“La intención y la decisión que él ya tomó es matarla, por tanto sin supervisión con detención domiciliaria, es posible que salga a buscarla y no va a descansar hasta lograrlo”.

De igual manera, el juez determinó que este hombre es un peligro tanto para la víctima como para la comunidad en general por el número de anotaciones que posee.

Entre tanto, el abogado representante de la víctima, Juan Carlos Cardenas, argumentó ante el juez que “el hecho fue premeditado, que no existe ninguna constancia de que el hombre haya cogido el arma cortopunzante en el establecimiento, de hecho los testigos dicen que se la sacó del lado izquierdo de la pretina del pantalón, lo que significa que cuando él entró ya iba armado, es decir, que desde que salió de la casa y se fue hacia donde ella, iba armado, él ya la había amenazado y dicho que la iba a matar, ya la había apuñalado, le había puesto cuchillo en la garganta, es decir, el tipo iba a matarla. Fue tal la indefensión, que en el mismo video se ve que Parra Arias de casi 1.80 metros de estatura y que pesa por lo menos 20 kilos más que la víctima, espera hasta que esté descuidada y dé la vuelta para meterle la primera puñalada y luego de eso ni se va, ni se esconde sino que busca cómo atacarla de nuevo; si no lo hubieran detenido se hubiera cumplido la amenaza. Tan decidido estaba de cumplir su cometido que apenas llegó la Policía, él se fue a atacarla para buscar acabarla rápido, eso demuestra su intención y que ese señor es un peligro”.

Comenta!