La Nación
Aciertos y verdades rodolfistas que contrincantes ignoran, pero… 1 1 julio, 2022
COLUMNISTAS OPINIÓN

Aciertos y verdades rodolfistas que contrincantes ignoran, pero…

Rodolfo Valderrama

Ciertas situaciones grotescas o censurables que deberían ser objeto del repudio, contrariamente han promovido a sus autores es decir, “se han caído hacia arriba”, es el caso de Antanas Mockus, siendo Rector de la Universidad Nacional, en el auditorio se bajó los pantalones y enseñó el trasero a los asistentes, esto fue noticia nacional, su trayectoria es suficientemente conocida; la tal EPA Colombia por destrozos a trasmilenio se hizo famosa y hasta potentada. Guardando proporciones, a nivel sindical o político con marchas pacíficas o respetuosas cartas, habitualmente el Estado o el patrón no responden, pero si se producen hechos violentos tenemos consecuencias, aceptan el reclamo o habrá más represión. El caso Rodolfo, ex-alcalde de Bucaramanga tiene cierta similitud porque las bofetadas a un funcionario, se constituyeron en noticia destacada que en cierta medida impulsaron su carrera política, ahora es candidato presidencial.

Este personaje inspira mucha polémica, pero debemos reconocer que pese a su condición económica privilegiada y que además financia con recursos propios su campaña, tiene gran sensibilidad social según planteamientos en contra de los opulentos y a favor de los pobres. Revisando su programa encontramos algunas propuestas pertinentes que sus contrincantes eluden, veamos: Hace referencia a reducir los inmensos gastos del congreso y de la administración producto de sus privilegios; propone reforma carcelaria para reubicar los centros de reclusión, que los presos trabajen, haya bienestar y el sistema se autofinancie, coherente con su expresión, “las cárceles están llenas de pobres”;  para mejorar la educación infantil expresó, “dar empleo a sus padres”,  pues no vale reforma alguna sin ingresos en muchos hogares; tratando sobre la inseguridad manifestó, “no basta la policía, es necesario dar oportunidades, con hambre no habrá seguridad”; sobre tributos, “los ricos deben pagar los impuestos que le hacen pagar a los pobres”, (esto implica una reforma fiscal progresiva); cuestionó al DANE (aunque exageró), acorde con las mayorías que no creen en estadísticas oficiales; al taimado de César Gaviria, complementando a Francia lo puso en su sitio por su actitud rastrera.

Entendible que el candidato del continuismo uribista ignore o no mencione una reforma radical al órgano más corrupto y odiado por la población, el congreso; que priorice reformas represivas, que no reconozca al desempleo como el principal problema social o que no cuestione al DANE, pero que Petro, Fajardo o los precandidatos no hayan planteado cambios profundos al legislativo o reformas sustanciales al modelo de desarrollo no tiene explicación, pues entre otros asuntos esto daría muchos votos. Interesante que Hernández perfilara aspectos claves ignorados por adversarios, el inconveniente está en que no profundiza ni hace planteamientos coherentes y sistemáticos, se distrae demasiado en el discurso anticorrupción que si bien es muy importante, no le permite elaborar un plan  integral, incorporando sus valiosos aciertos.  rovaldi.5319@yahoo.com