La Nación
ACTUALIDAD

Adiós a Carlos Sánchez Jaramillo

Adiós a Carlos Sánchez Jaramillo 1 15 agosto, 2020

Juan Valdez nació como una estrategia publicitaria en 1959 con el fin de representar de manera fidedigna la filosofía y compromiso de las familias productoras de café en Colombia. Los primeros años, el papel lo hizo el actor cubano, José Duval y más tarde lo reemplazó Carlos Sánchez, un verdadero caficultor de Fredonia, Antioquia.

Los que tuvieron el privilegio de conocerlo, podía ver un hombre sereno, vestido con el típico sombrero, poncho, carriel y acompañado de la inseparable ‘Conchita’, su mula. Por décadas fue el embajador del café colombiano en el mundo pero su mirada se apagó ayer a los 83 años, luego de presentar complicaciones asociadas a una infección respiratoria que lo venía aquejando.

Figura mundial

Junto a su mula ‘Conchita’, llegó a Estados Unidos, Japón y Europa, presentando lo mejor de la caficultura colombiana, su éxito fue tan grande que logró aparecer en la película “Todopoderoso”, en la que Jim Carrey, haciendo de Dios, pide una taza de café servida por Juan Valdez.

Asimismo, ganó varios premios e infundio el deseo de consumir café en mucha gente. Después de un periodo de ausencia, en 2002 volvió con las pilas puestas para inaugurar la primera tienda Juan Valdez. En junio de 2006 se eligió como nuevo Juan Valdez a Carlos Castañeda Ceballos, cafetero nacido en el municipio de Andes, Antioquia y desde ese entonces es el encargado de promocionar el Café de Colombia.

Los últimos años

Luego de su retiro, Carlos Sánchez, se radicó junto a su esposa Alma Cataño, dos hijos y dos nietos en la ciudad de Medellín y se dedicó a la pintura.

Durante las últimas entrevistas que brindó a los medios, aseguró estar orgulloso de su trabajo. “Me siento satisfecho de todo lo que hice y me siento alegre porque todos están contentos con esa labor, ¿Qué más quiere uno en la vida?”, dijo en 2010 en el marco de la celebración de los 50 años de Juan Valdez.

En la memoria de todos quedará por siempre ese primera audición en agosto de 1969, cuando una comitiva de la Federación de Cafeteros, vio la fotografía de Carlos Sánchez, con un bigote postizo parecido al de Juan Valdez, en el cartel de la Zapatera Prodigiosa, una obra de teatro de García Lorca, que se estaba presentando en el Teatro Pablo Tobón de Medellín, allí lo entrevistaron.

Aunque el casting fue un fracaso, la Federación le pareció que tenía la personalidad necesaria para ser un buen vendedor de café. Casi 50 años después, no se arrepienten de esta decisión y  le dan un sentido adiós al icónico Carlos Sánchez.

En redes

Las reacciones en las redes sociales no dieron espera y no era para menos, pues este hombre logró que Colombia fuera conocida cuando sólo el 4% de los estadounidenses identificaban al país como productor de café.

Roberto Vélez Vallejo, gerente general de la Federación Nacional de Cafeteros de Colombia informó la triste noticia en sus redes sociales

Por su parte Café de Colombia lamentó el fallecimiento de Carlos Sánchez y con unas fotos de los inicios de Juan Valdez, le rindió un homenaje a este gran hombre.

La cuenta de Juan Valdez, publicó un mensaje en memoria de Carlos Sánchez.

Jorge Bedoya, presidente de la Sociedad de Agricultores agradeció el excelente trabajo que realizó Carlos Sánchez.