La Nación
Adiós al padre Alejandro, una vida consagrada a la comunidad 1 15 junio, 2021
HUILA

Adiós al padre Alejandro, una vida consagrada a la comunidad

El sacerdote Alejandro Sánchez Valencia de 55 años de edad llevaba un mes en una cama de cuidados intensivos en la clínica Med de la ciudad de Cali luchando contra las secuelas del COVID-19. El pasado sábado se apagó su vida pero su legado permanecerá intacto.

 

Un gran vacío ha dejado la sensible partida del sacerdote Alejandro Sánchez Valencia quien se desempeñaba como párroco de la iglesia Nuestra Señora del Carmen, ubicada en el barrio Timanco de Neiva. El presbítero de 55 años de edad falleció en la noche del sábado en la ciudad de Cali luego de permanecer un mes en una Unidad de Cuidados Intensivos luchando contra las secuelas del COVID-19.

Su sobrina, Dolly Sánchez, recuerda que la vocación del padre originario de Guapi (Cauca) nació desde que él era muy joven. “Desde muy pequeña vi su compromiso con el trabajo por las comunidades. A los 16 años salió de Guapi y entró al seminario en Medellín, siempre se caracterizaba por ser líder, dirigir y organizar”, resaltó.

La mujer recordó los últimos días que compartió con su tío. “Él llegó a Cali el 28 de febrero de un retiro espiritual con sacerdotes en Guapi, estaba indispuesto, estuvo en mi casa 6 días, compartimos como familia… pero el día 4 de marzo se puso muy malito y lo internaron, después pasó a UCI”, expresó al tiempo que destacó recordará al padre como un hombre generoso.

El sacerdote era reconocido por su corazón solidario y servicio a la comunidad, además de su poder de predicación. Así lo recuerda Katherine Bustos, feligresa de la iglesia Nuestra Señora del Carmen y amiga del padre Alejandro. “Él siempre fue un amigo, un guía espiritual, con mucho amor por la comunidad, en medio de la pandemia su labor fue muy importante”, expresó la mujer.

Recordó que estuvo en contacto con el sacerdote hasta que ingresó a UCI el pasado 15 de marzo. “Él ya no tenía COVID-19, pero era diabético, a raíz del virus tuvo un problema en los pulmones, fibrosis, entonces las secuelas finalmente se lo llevaron… sus últimas palabras fueron, oren mucho por mí”, lamentó.

Katherine dio a conocer que el día miércoles en Guapi serán las exequias del padre Alejandro, “la sepultura será al lado de su mamá, ella falleció hace cuatro años…” reveló.

El presbítero de 55 años de edad hacía parte de la comunidad de los Misioneros de la Divina Redención y había llegado desde hace 6 años a la capital del Huila donde se había ganado el respeto y aprecio de los fieles católicos.

Por su parte, monseñor Froilán Casas Ortiz, obispo de la Diócesis de Neiva, lamentó este sensible fallecimiento calificando de excelente su labor sacerdotal.

“Le haremos una gran ceremonia para despedirlo en Nuestra Señora del Carmen, es una pérdida muy grande y estoy seguro que la comunidad de la parroquia lo está llorando mucho”, señaló monseñor Froilán Casas.

Con este mensaje la parroquia Nuestra Señora del Carmen se despidió del presbítero Alejandro Sánchez: “Muchos hoy diremos, perdimos a un amigo… otros se nos fue un gran predicador con un don inigualable de llegar a las personas; pero de eso se trata la vida de perder y ganar. Hoy te perdimos, pero tenemos la certeza que estás en el cielo en tu casa; junto a tu madre y hermana, al lado del Dios que tan devotamente compartías con tus fíeles… Descansa en Paz Pbro. Alejandro Sánchez Valencia”.